Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

29 nov. 2011

Una década sin el 'beatle' más callado Se cumplen 10 años de la muerte de George Harrison.- Canal Plus retransmite desde ayer 'George Harrison, Living in the Material World', el documental de Martín Scorsese sobre el músico

George Harrison moría el 29 de noviembre de 2001 en Los Ángeles víctima de un cáncer de laringe. Justo hoy hace una década. Tenía 58 años y había sobrevivido 21 años a su compañero de banda John Lennon, asesinado frente a su casa de Nueva York en diciembre de 1980.
Con Lennon y Harrison muertos, la historia del grupo ya solo podía ser contada a través de sus dos supervivientes, Paul McCartney y Ringo Starr.
Nada más lejos de la verdad. George Harrison. Living In The Material World, documental de Martin Scorsese (que Canal Plus retransmite desde ayer y durante el mes de diciembre) sobre el llamado tercer beatle demuestra que la historia se puede seguir contando, aunque sea dulcificada en boca de la viuda del músico (Olivia Harrison, productora del filme) y sin aclarar demasiado los puntos oscuros de una personalidad extrema.
A Harrison le interesaba con igual pasión el mundo espiritual hindú (a él le debemos la introducción del sitar en el grupo) que la Fórmula 1.
El autor de Here comes the sun o While my guitar gently weeps era compositor de hermosas melodías que sin embargo vio su talento aplacado por el de dos genios radicales, McCartney y Lennon.
No era fácil sacar la cabeza entre dos figuras cuya sombra resultó aplastante. Una vez separados, el resentimiento hacia el grupo no hizo sino crecer.
De todos los beatles fue Harrison el que más dificultades puso no solo para una hipotética reunión, sino también a la hora de aportar material para ediciones del grupo.
Nacido el 25 de febrero de 1943 en Liverpool, su primera guitarra se la compró a un compañero de clase en 1956. Creció como un chico tímido que presumía de una hermosa melena que hacía especialmente atractivo; pese a esa timidez, tenía un carácter fuerte y sus propias ideas musicales.
Cuando el grupo se separó, su carrera en solitario era la que más prometía. Pero la suerte no le acompañó y pese a sus canciones su figura no logró superar a la que formaban juntos del cuarteto que le hizo famoso.
En sus últimos años, además de productor de cine, actuó junto a Bob Dylan, Tom Petty, Jeff Lynne y Roy Orbison bajo el nombre de Traveling Wilburys. También sufrió en la Navidad de 1999 el violento ataque de un loco que entró en su casa.
El miedo a un nuevo incidente (la sombra de la muerte de Lennon era inevitable) afectó severamente su apacible vida campestre, refugio de sus pasiones. Esas que le convirtieron en el beatle más callado y, a la vez, el más atormentado.

No hay comentarios: