Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

15 jun. 2011

La Generalitat destituyó a Semprún del MNAC días antes de morir

El exministro aceptó ser vocal del patronato del museo en abril de 2004 .
El 9 de junio muchas de las necrológicas que se publicaron en la prensa barcelonesa se hacían eco de la muerte del exministro de Cultura Jorge Semprún dos días antes en París, a los 87 años de edad.
En una se recordaba que el escritor y político era miembro del patronato del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), el principal museo catalán.
Pero no era del todo verdad. El Departamento de Cultura de la Generalitat, a cuya cabeza está el exmilitante del PSC Ferran Mascarell, lo había destituido del cargo días antes cuando renovó a sus ocho representantes en el máximo órgano de gobierno del MNAC.







París le dice adiós a Jorge Semprún


Patrick Leigh Fermor, el viajero eterno a Bizancio


La infancia que golpea en el rostro


Semprún reposa ya para siempre en Garentreville


La eternidad, patria de Semprún


Adiós a Semprún






Semprún aceptó ser vocal del patronato del museo en abril de 2004 tras ser nombrado por el primer Gobierno tripartito de la Generalitat de Pasqual Maragall. Caterina Mieras, consejera de Cultura socialista, aseguró que el nombramiento se produjo en reconocimiento por su impulso, cuando fue ministro de Cultura entre 1988 y 1991, a infraestructuras como el Auditorio y el propio MNAC.
 La etapa de Semprún a la cabeza del ministerio se recuerda como una de las de mejor sintonía entre la Administración catalana y la central en materia cultural.



Recuerdo de Mascarell




Mascarell, tras conocer el fallecimiento del político aseguró que tenía "una de las miradas más interesantes sobre Cataluña en términos culturales para alguien que no es de aquí". De hecho, Semprún contaba con dos de los máximos reconocimientos que concede la Generalitat: la Creu de Sant Jordi y el Premio Blanquerna que le entregó Jordi Pujol en 2003.






Con la renovación de los vocales del MNAC, la consejería de Mascarell completa el relevo de cargos en los consorcios de los centros culturales en los que participa. Tras las autonómicas cambió sus representantes en el Liceo, Museo de Arte Contemporáneo y Teatre Lliure, pero no en el MNAC, asegurando que posponía el recambio a después de las municipales. Ahora ha cumplido a medias, porque ha mantenido a dos de etapas anteriores: Francesc Xavier Boya, nombrado en el patronato como responsable de política cultural del PSC, y el arquitecto Josep Maria Montaner, propuesto por Iniciativa per Catalunya. Los destituidos no han recibido notificación alguna."Se ha primado en el relevo el que los vocales pudieran asistir a las reuniones.
En el caso de Semprún sus múltiples actividades se lo impedían", fue la respuesta del departamento al cese del escritor fallecido.
El patronato del MNAC se reúne dos veces al año.






Cinco de los seis nuevos vocales nombrados por la Generalitat son personas vinculadas a la Administración catalana: Vicenç Villatoro, director del Instituto Ramon Llull; Maria Josefa Moya, directora de Servicios del Departamento de Cultura; Marian Muro, directora general de Turismo, Joan Pluma, director general de Patrimonio, y Francesc Xavier Solà, secretario general de Cultura.
El sexto es el diseñador de moda Lluís Juste de Nin. "Su nombramiento responde al hecho de que son personas que pueden ayudar a que el MNAC sea un museo nacional que aporte a la sociedad algo más que cultura y turismo", aseguran en el departamento.






Tras los últimos cambios, el patronato está compuesto, aparte del presidente (Narcís Serra) y tres vicepresidentes (Ferran Mascarell, por la Generalitat; Mercedes Elvira de Palacio, por el Estado, y Jordi Carulla, por el Ayuntamiento) por 17 de los 21 vocales posibles -tres del Ministerio (Maria Ángeles Albert, Santos Castro, Enrique Varela), tres del Ayuntamiento (Jordi Martí, Marta Clarí y Maria Eugenia Sánchez), los ocho de la Generalitat, uno de los patrocinadores (Salvador Gabarró), uno de los Amigos del Museo (Miquel Roca) y el vocal nombrado por Serra (Josep Maria Ribot).






Reunión del patronato



Con esta renovación también ha desaparecido la representación que tenía Andorra desde 2008. En diciembre pasado el Ejecutivo de este país acordó abandonar el gobierno del MNAC y replantearse su relación.
A nadie se le escapa la incongruencia que representaba estar a la cabeza de un museo que expone parte del patrimonio de este país.



La próxima reunión del patronato era en julio, pero al coincidir con la constitución del nuevo gobierno de Xavier Trias, es probable que se posponga a septiembre.
 Para entonces, CiU habrá sustituido a los representantes municipales socialistas y copará casi todos los puestos de responsabilidad.
 Tampoco estará Maite Ocaña, la directora del MNAC desde 2006, ya que su contrato (prorrogado) finaliza el 31 de agosto.
 La Generalitat no ha convocado el concurso para sustituirla. La incógnita es saber si, tras los cambios políticos, continuará Narcís Serra como presidente del patronato.

No hay comentarios: