Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

31 may. 2019

El ‘huracán Pantoja’ es un fenómeno de audiencia imbatible

La edición de 'Supervivientes' con la tonadillera regala a la cadena su mejor mayo en años.

Isabel Pantoja, en la isla de 'Supervivientes'
Isabel Pantoja, en la isla de 'Supervivientes'

Para cuando acabó el año, Supervivientes seguía entre los temas más buscados en Google en España en todo 2018. Estaba en la mitad superior de la lista.

 Fue un fenómeno en toda regla en una época en la que la televisión generalista debíá estar renqueando ante las plataformas.

 Se analizó, juzgó y, casi si excepción, se le encontró el mismo problema: qué milagro hacía falta para repetir la jugada en 2019. Mediaset lo obró el pasado 9 de abril, cuando anunció que Isabel Pantoja, la legendaria tonadillera e inaccesible superestrella del corazón, participaría en el concurso (para hacer frente a sus deudas). 

Dos semanas después, Pantoja saltaba en directo del helicóptero al mar de Cayo Cochinos (Honduras), para llegar a nado a la isla en la que se desarrolla el concurso.

 Empezaba la nueva edición. Y una nueva era en los informes de audiencias de Telecinco.

 

Aquel fue el mejor estreno de la historia del programa: más de cuatro millones de espectadores lo vieron.
 Un mes después, el mismo canal que cerró abril con una media de cuota de pantalla del 14,1% lo hace ahora con un 15,3%. 
Su viejo rival, Antena 3, sin sufrir ningún bajón reseñable (de un 11,7% ha pasado a un 11,5%) ahora se encuentra a prácticamente cuatro puntos de distancia.
 Es la posición más favorable en la que se ha visto Telecinco desde 2011 (descontando los eventos deportivos).
También Cuatro, la otra cadena de Mediaset que emite Supervivientes, ha disfrutado el empujón del huracán Pantoja: ha experimentado su mayor subida de todo el año, de un 5,1% de cuota de pantalla al 5,4%.
 El pasado martes, esta cadena tuvo su mejor noche de 2019: un 22% de cuota y 2.440.000 espectadores (3.611.00 durante su minuto de oro, a las 22.45 peninsulares). ¿El programa que estaban emitiendo? Supervivientes.
El reality que parecía condenado a ser hermano pequeño de 2018 es, por ahora, una bomba atómica. 
Es el formato más visto en Telecinco: atrae a diario a unos 3.292.000 espectadores (una media de 30,9% de cuota de pantalla, diez puntos más que el año pasado). 
El arranque de las galas de los jueves —lo que Telecinco llama Supervivientes Express— va más allá: lo ven 3.509.000 espectadores (la cuota de pantalla es, eso sí menor, un 20,2%). Incluso cuando, el pasado domingo, Telecinco emitió el programa de forma normal en lugar de dejar hueco a los resultados electorales, también superó en número de espectadores a los especiales de la competencia durante el prime time.
La buena salud de Telecinco no solo proviene del reality. Los dos estrenos de ficción del mes también han salido bien: la decimotercera temporada de La que se avecina ha logrado un 19% de cuota (2.616.000 espectadores) de media y Brigada Costa del Sol (11,7% y 1.619.000). 
Y en este sentido, Antena 3 ha estado compitiendo desde el extremo opuesto: estuvo emitiendo 45 revoluciones, una serie cuyos últimos dos capítulos arañaron un 2,6% y 2% de cuota de pantalla respectivamente. 
La cadena de Atresmedia mantiene el tipo, sin embargo, por a tener el programa diario más visto, El hormiguero, y porque su actual secuela de La Voz, La Voz Senior, ha arañado un robusto 15,2% de cuota (2.200.000 espectadores)
Salvo en verano y algunas navidades, cuando afloja su oferta estratégicamente, Telecinco es líder de audiencia en la televisión generalista española ininterrumpidamente desde marzo de 2012 (antes de eso, llevaba alternándose en el el puesto la La 1 desde mayo de 2004). Su fórmula —tener siempre un gran reality en emisión que vertebra su parrilla y usar su lógica interna para crear eventos que atraigan al espectador— lleva ya décadas de rodaje. En ese sentido, su liderazgo no es noticia. 
Sí lo es, sin embargo, la capacidad que tiene esa fórmula de seguir dando resultados; la manera en la que la cadena sabe ajustarse a los tiempos de plataformas, ficciones y streaming; y la resistencia del público a otros modelos.

No hay comentarios: