Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

1 oct. 2017

Javier Gomá Lanzón: "Soy un iluso sin fronteras"


El filósofo, autor de 'Tetralogía de la ejemplaridad' sale del armario y confiesa que es poco ejemplar y ve 'Gran Hermano VIP'.

 


Javier Goma Lanzón.
Esta es una entrevista manipulada. 
La primera versión tenía 20 folios. 
Y eso que se le pidió al entrevistado que fuera breve, porque bueno ya se suponía que sería un autor cuya Tetralogía de la Ejemplaridad figura entre los libros más vendidos y citados en tiempos poco ejemplares. 
Después de meterle la motosierra al original y de llamar al orden al incontinente, este es el destilado de una charla de una hora. El texto primigenio tiene otro precio.
Dice que, tras acabar su obra, por primera vez no tiene un plan en su vida ¿se siente vacío?
Al revés. Me he quedado tan a gusto. 
Me preocupa más cómo se sienten los demás: hartos, saturados, olímpicamente indiferentes.
Sintió la vocación literaria a los 16 años. ¿Se le apareció la virgen en el instituto?

Sí, y me dio tres mensajes que no puedo revelar hasta 2050.
 Uno de ellos habla del futuro de los medios de comunicación escritos. No va bien.
 No puedo decir más.
Oído, cocina. Una vocación salvaje y precoz. ¿Eso a los 16 cómo se doma? Tendría otras urgencias, ¿o fue puro desde joven?
Ni pastorcito, ni monje, ni malote. 
Mi adolescencia fue una medianía que una vocación literaria brutal hizo más compleja.
 Me costó mucho lograr la normalidad.

¿Qué es un filósofo hoy día?
Todos somos nativamente filósofos porque tenemos una interpretación del mundo. 
Luego una minoría extravagante escribe libros de filosofía, que es literatura conceptual. 
Nace de una vocación literaria. Elegir el concepto, el verso o la novela es sólo una cuestión de estrategia comunicativa.
Pero los filósofos nos regañan. Anda que no nos dio la chapa con la ejemplaridad pública
El primer perjudicado soy yo. 
Todos me juzgan por mi doctrina y la presión es insoportable. Trato de escapar.
 La ejemplaridad me persigue pero yo soy más rápido.

Se define “filósofo mundano”. ¿Sus colegas son marcianos?
Mis colegas por lo general me parecen estupendos y los admiro. Es más probable que sea yo quien les parezca marciano a ellos.
¿Es el humor la última esperanza en este valle de lágrimas?
Neecesitamos de vez en cuando unas vacaciones de realidad, que se suspendan sus leyes y nos creamos la ilusión de un mundo incruento y sin dolor
. Eso es el humor. Derrama dulce liviandad en la realidad, que nos esclaviza, y hace la vida más soportable.

 

No hay comentarios: