Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

23 feb. 2012

Más riesgo de recesión por decreto

Centro comercial Plaza Norte en San Sebastián de los Reyes (Madrid) / ÁLVARO GARCÍA
Riesgo a la baja.
 Así se traduce en la jerga de las previsiones económicas el impacto inicial de la reforma laboral.
 Es una manera de decir que los pronósticos, en los que ya solo se discrepa sobre la intensidad y amplitud de la recesión, pueden agravarse como consecuencia de la norma recién aprobada
. Y es opinión mayoritaria entre la decena de expertos consultados, incluso entre los que reivindican la reforma para ganar productividad y facilitar la contratación a medio plazo.
Los hay que también aprecian en el decreto contrapesos a los efectos depresivos sobre el crecimiento y el empleo.
Muy pocos creen que, a bote pronto, la reforma sirva para mitigar la pérdida de puestos de trabajo, otra vez desbocada.
El Gobierno del PP lo ha apostado todo a 2012, a concentrar en los primeros meses de este año sus respuestas más contundentes contra una crisis que no cesa.
La conjunción de medidas en varios frentes (laboral, financiero y presupuestario) tiene la vista puesta en el medio plazo, pero su digestión será muy pesada: menos crédito, menos gasto público y peores expectativas
Son efectos secundarios que se superponen a una recesión ya en marcha, lo que hace más difícil distinguir su potencia.
 Para los expertos, la incógnita es cómo incidirá la reforma laboral en el consumo, tanto o más que en despidos o contrataciones.
José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney, es de los que piensan que la reforma es necesaria para mejorar la productividad de las empresas a medio plazo
. Pero, también, que no es el momento para abaratar el coste del despido o facilitar la rebaja de condiciones laborales a empresas en crisis, ahora casi todas. “Antes pensabas que tenías un empleo estable, que era difícil despedirte, que si lo hacían tenían que indemnizarte con 42 meses de salario
. Ahora, te pueden bajar el sueldo, o te pueden despedir pagándote solo 12 meses de salario si la cosa va mal”, sintetiza Díez, que rescata la teoría de la renta permanente del Nobel Milton Friedman para anticipar que, con esa perspectiva, mucha gente gastará menos.
 El consumo privado es el componente clave del PIB.
Y si la actividad económica baja otro escalón, habrá menos empleo aún.

No hay comentarios: