Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

1 feb. 2012

Demi Moore está avergonzada

Diez días después de su ingreso en un hospital de Los Ángeles, Demi Moore está avergonzada.
Así lo ha contado uno de sus portavoces. La actriz cree que su hospitalización por el abuso de sustancias puede distorsionar la imagen que ha cultivado en las últimas tres décadas y que ha pretendido que fuera brillante y glamurosa.
"Toda esta publicidad es lo peor que le puede pasar a Demi, que siempre ha intentado ser muy celosa de su intimidad. Ella está avergonzada
Este mismo portavoz asegura que su entorno le está haciendo ver a Moore que los últimos sucesos acaecidos en su vida pueden ser una oportunidad y no una maldición.
Seguidora de la Cábala, sus amigos aseguran que posee una gran espiritualidad. "Ella tiene una oportunidad real de crecer.
Debe de asumir la responsabilidad de su vida", añade el portavoz.
A sus casi 50 años, la actriz está intentando superar su separación de Asthon Kutcher ocurrida el pasado noviembre y buscando su sitio en Hollywood, que suele prescindir de las estrellas que llegan al medio siglo.
Según se ha sabido, Demi Moore sufrió convulsiones después de fumar una sustancia no revelada.
Así se desprende de la llamada efectuada desde el domicilio de la actriz en Los Ángeles a los servicios de emergencia. La persona informante describió a Moore, de 49 años de edad, como "semi-consciente y con problemas para respirar".
A preguntas de los servicios de emergencias, la mujer que da información sobre la actriz, identificada como Ru (podría ser una de las hijas de Moore llamada Rumer), añade: "La respiración no es normal. Tiene convulsiones, mucha agitación, está ardiendo".
Cuando la operadora le pregunta si Moore ha ingerido o fumado alguna sustancia, la mujer responde: "Fumaba algo que no era marihuana, pero es similar al incienso..."
"Ella ha tenido algunos problemas últimamente con otras cosas", añadió la informante. Preguntada por el operador si Demi Moore había vivido una situación similar antes, la voz femenina respondió: "Ha habido algunas cosas recientemente que todos estamos descubriendo".
Al final de la llamada, el estado de Moore parece mejorar. Entonces, un hombre le dice al operador desde el otro lado del teléfono: "Parece que se han calmado ahora ella está hablando".
El agente de la actriz aseguró el pasado miércoles al conocerse el ingreso de la actriz, que se había producido horas antes, que se debía a "una crisis de agotamiento".

No hay comentarios: