Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

20 ene. 2012

Te escribo, después de otros,
que te escribieron,
sin oir como ellos te oían,
con la mente enajenada
a merced de los pensamientos
a los que rondaban la pena
de no encontrarse con tus gestos.

1 comentario:

dime jose sin tilde dijo...

Viéndote llegar,
te pregunté tu nombre
y no me diste más respuesta
que un puñado de letras
con el que escribí un cuento,
improvisado y sin final,
como si fuese un juego.

Me diste tu nombre
y aún intento pagarte
contando tu historia,
la que no conozco,
a los cuatro vientos.

Escribiendo tu nombre,
después de otros
que lo escribieron,
sin oírlo
como ellos lo oían,
con la mente enajenada
a merced de los pensamientos
a los que rondaban la pena
de no encontrarse con tus gestos.