Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

20 dic. 2011

Carrero y la teoría de la conspiración

Carrero y la teoría de la conspiración


Hace hoy treinta y ocho años, el Almirante Carrero Blanco murió en un atentado que ha dado lugar a muchas especulaciones y no pocas teorías conspirativas dignas de una novela de John Le Carré. Carrero acababa de ser nombrado por Franco Presidente del Gobierno, un cargo intermedio que nunca existió hasta que el dictador tal vez quiso poner como segundo de a bordo a alguien de su entera confianza, vaya usted a saber con qué propósito.
Siempre se ha sabido que Carrero estuvo a la sombra de Franco y que, según algunos, su fundamentalismo intimidaba al propio Caudillo, hasta el punto de que se decía que Carrero era más franquista que Franco.
zcarrero3[1].jpgLo cierto es que, conociendo a posteriori los detalles de la preparación y realización del atentado y las inexplicables (por tibias) reacciones del aparato del Gobierno, hay que plantearse muchas preguntas, porque no es verosímil que las maniobras de los ejecutores en las semanas anteriores al hecho pasaran desapercibidas por un entramado policial represivo tan sofisticado como el que es habitual en todas las dictaduras.
Unos decían entonces que aquel atentado fue un mazazo para Franco, otros aseguran que, al conocer la noticia, dijo: "No hay mal que por bien no venga", y se interpreta esta frase como que se había quitado una piedra en el camino de la futura Transición, lo que pone a Franco en la idea de que el franquismo acabaría cuando él desapareciera y por lo tanto sabía que España se convertiría en una monarquía parlamentaria. 
Esto es mucho especular, y resulta difícil meterse en la cabeza de un personaje como Franco, que nunca dio la menor muestra de interés por nada que no fuese a mayor gloria suya. Pero sin duda, aquel 20 de diciembre influyó en el futuro, lo que no sabemos es cuánto hubo de casualidad y cuánto de planificación. 
Tal vez nuestros nietos lleguen a saber la verdad, como con el asesinato de Kennedy. Mientras tanto, sigue habiendo material para novelas y películas de ambiente conspirativo.

No hay comentarios: