Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

20 sept. 2011

Argentina retiene en su aduana un millón de libros

Las autoridades no han explicado por qué se han paralizado estas importaciones -

Aproximadamente un millón de libros, fascículos y revistas se encuentran retenidos desde el pasado jueves en la aduana argentina, sin que las autoridades hayan explicado los motivos por los que se han paralizado estas importaciones, han confirmado a EL PAÍS fuentes comerciales. Fuentes oficiales cercanas al Gobierno han negado conocer nada al respecto. La importación de libros no esta gravada en Argentina con ningún arancel, lo que hace todavía más inesperada la situación.



Las empresas editoriales no han recibido ninguna notificación previa sobre el eventual cierre de la frontera ni sobre los motivos que pueden haber llevado a ella. Según las primeras gestiones desarrolladas a través de las Cámaras de Comercio de los países más afectados, la Secretaría de Comercio, que dirige el polémico Guillermo Moreno, ha negado tener nada que ver con la paralización, al igual que el Ministerio de Industria. Otras fuentes indican que la decisión esta relacionada con la AFIP (Administración Federal de Impuestos), pero esta información no pudo ser confirmada en la propia organización.



En otras ocasiones, el Gobierno argentino ha cerrado la frontera inesperadamente a la importación de determinados productos, en ocasiones para obligar a negociaciones que protejan a la industria nacional y en ocasiones para disminuir la presión sobre la inflación. En este caso, consta que el sector industrial relacionado con la impresión se ha quejado de que parte de los libros y fascículos que se venden en Argentina se imprimen en otros países de Mercosur, como Uruguay o Paraguay.
 El sector editorial mantiene, por su parte, que la industria argentina no tiene capacidad suficiente para hacerse cargo de toda la demanda.



El cierre de la aduana ha tomado todavía mas por sorpresa al sector, porque la administración argentina, que hizo publica una resolución sobre el tipo de tintas y contenidos en plomo que pueden usarse en Argentina y la obligación de quedar certificadas en un laboratorio expresamente designado a afecto, había establecido un plazo de varios meses para proceder a los ajustes necesarios.

No hay comentarios: