Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

1 jul. 2011

Que el cielo se caiga sobre nosotros...

A Steven Spielberg le gustan los extraterrestres.
Primero nos los mostró como seres bondadosos, inocentes, curiosos, avanzados, un poco traviesos en ocasiones (E.T., Encuentros en la tercera fase, Nuestros maravillosos aliados…).
Luego decidió que no, que casi mejor enseñarlos como elementos peligrosos, conquistadores, aterradores (La guerra de los mundos, Men in black...).
Y en algún momento como seres superiores, origen de todo conocimiento (Indiana Jones y la calavera de cristal).
No debió quedarse satisfecho del todo con el cambio de los buenos a los malos y en su faceta de productor estrenó hace poco más de una semana la serie Falling Skies, enésima revisión de una invasión alienígena a la tierra, protagonizada por Noah Wyle (el doctor Carter de Urgencias). Aquí en España el canal TNT emitió el episodio piloto el viernes pasado, y esta noche (22.15) hará lo propio con el segundo. Falling Skies es una superproducción televisiva bien hecha, que entretiene, pero que parece quedarse un poco corta… de momento.



.Al más puro estilo V o La guerra de los mundos, la Tierra ha sido invadida por alienígenas.
Su objetivo, aparentemente, acabar con todos los humanos excepto con los más jóvenes, a los que esclavizan colocándoles una especie de arnés orgánico en la espalda (¿alguien recuerda el nombre de aquella película en la que unos aliens hacían algo parecido con los humanos inyectándoles algo en la nuca…?). Seis meses después de la ‘caída de los cielos’, en referencia a la llegada de las naves, los humanos empiezan a formar grupos de resistencia. Uno de sus líderes es Tom Mason (Noah Wyle), un profesor de historia con tres hijos, uno de los cuales está bajo el yugo alienígena…






Noah Wyle pasó por Madrid la semana pasada pocos días después de cumplir los 40. En una entrevista junto a otros medios de comunicación, el actor, famoso por su papel en Urgencias, dijo que Spielberg (al que conoce desde que produjo la primera temporada de Urgencias) es “el mejor cuentacuentos” de su generación.
 En Falling Skies el sello Spielberg es claro, para bien y para mal: para todos los públicos, con buen ritmo, ambiente logrado, mezcla de acción y humor y un toque a ratos un tanto meloso (esos finales con los niños jugando con esa música de fondo…).






Falling Skies es un cuento, para toda la familia, que entretiene, lo que ya es mucho. En sus primeros capítulos presenta personajes muy bien perfilados, pero que ya hemos visto antes, que nos suenan, y las reminiscencias a otras series y películas como V, La guerra de los mundos, o The Walking Dead, son, en ocasiones, demasiado claras.
“No he visto The Walking Dead todavía”, dice Wyle, “pero veo esta serie más como un drama familiar, de personajes, con el fondo de una invasión alienígena”. Precisamente por todo esto, lo que se espera es que en algún momento haya giros importantes en la trama o al menos que se abran más incógnitas:
 ¿Cuál es la verdadera finalidad de la invasión? ¿Son de verdad tan malos? ¿Qué hay en esas superestructuras sobre las ciudades? Wyle avisa: “Conozco toda la historia, todos los episodios, y hay muchos giros en la historia que la gente no espera…”. Esperemos que sea así…

No hay comentarios: