Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

1 jul. 2011

El cine de Isabel Coixet convertido en ópera

El Festival de Ópera de Múnich estrena una versión lírica de 'La vida secreta de las palabra' .
La ópera tuvo en sus orígenes la mitología como fuente de inspiración, luego los libretos se inspiraron principalmente en la literatura y ahora, aunque con cien años de retraso con respecto a su invención, parece que el cine se hace un hueco en el mundo de la lírica. El Festival de Ópera de Múnich, un auténtico festín lírico cada verano para los amantes del género, estrena una versión operística de la película de Isabel Coixet
La vida secreta de las palabras (2005), que puede verse hasta el sábado 2 de julio en el futurista Pavillion 21 que el teatro lírico de la capital bávara incorporó el año pasado como espacio para su festival de verano.




Make no noise es el título de la ópera de cámara que el checo Miroslaw Srnka (Praga, 1975) ha compuesto inspirándose en el filme de Coixet protagonizado por Sarah Polley y Tim Robbins. Srnka ya se había tomado como otra película de la cineasta catalana, Mi vida sin mí, para componer una pieza para soprano y conjunto de cámara estrenada en 2008 en París por el prestigioso Ensemble Intercontemporain bajo la dirección de David Robertson y con la estadounidense Claron McFadden como solista.



"Hace cuatro años que Srnka me propuso convertir en ópera La vida secreta de las palabras", cuenta Coixet, quien el sábado verá en Múnich la última de las funciones previstas de la obra. "Tengo mucha curiosidad", dice la cineasta. "Sé que el compositor ha conservado el decorado de la plataforma petrolífera donde trascurre la historia y que los personajes son los mismos de mi película. No puedo decir nada más porque no he escuchado nada todavía".



Miroslaw Srnka ha contado en su segunda ópera - la primera, Wall, de pequeño formato, se estrenó en 2005 en la Ópera Estatal de Berlín- con la prestigiosa beca Jerwood del Festival de Aldeburgh (Reino Unido), creado por el compositor Benjamin Britten. Srnka y Matthew Lutton, el director de escena, han trabajado conjuntamente desde el inicio del proyecto, que se remonta a 2007, cuando obtuvieron la beca. Luego se les unió el dramaturgo australiano Tom Holloway, quien ha escrito el libreto. Srnka resalta este proceso conjunto en la elaboración de la obra como una forma "coherente" de desarrollar un proyecto artístico.



Hanna, la misteriosa enfermera, y Joseph, el trabajador de la plataforma petrolífera accidentado, son, al igual que en el filme, los protagonistas de Make no noise, de 90 minutos de duración. Ambos personajes son interpretados en la ópera por la soprano estadounidense de origen rumano Laura Tatulescu y el barítono húngaro Levente Molnár. El libreto incluye otros tres personajes secundarios que aparecen el filme: Simon, que en la película interpreta el actor español Javier Cámara, lo incorpora en la ópera el tenor estadounidense Kevin Conners; Martin, en el filme, Daniel Mays es el bajo kuwaití Tareq Nazmi; e Inge, el personaje al que da vida la actriz británica Julie Christie está cantado en la obra de Srnka por la mezzosoprano alemana Heike Grötzinger.



Formado en Praga, Berlín y París, Miroslaw Srnka es un pujante compositor que tras recibir diversos premios fue galardonado en 2009 con uno de los tres premios al compositor que concedió la prestigiosa Fundación para la Música Ernst von Siemens.



Paralelamente al estreno de la ópera, el Filmmuseum de Múnich presenta hasta una selección de cuatro películas de la filmografía de Isabel Coixet que se clausurará el domingo 3 de julio precisamente con la proyección de La vida secreta de las palabras y un posterior debate con la cineasta y el compositor de la ópera.

No hay comentarios: