Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

14 may. 2011

Dior conocía los problemas de Galliano con el alcohol

Una nota interna de la compañía del pasado diciembre señalaba que, "desde hace años", estaba al corriente "de incidentes" por el alcoholismo del diseñador .
.Es posible que el escándalo protagonizado en los últimos meses por John Galliano, que a finales de junio será juzgado por haber presuntamente proferido en dos ocasiones insultos antisemitas en un bar parisiense, no pillara a su entonces empleador, la casa Dior, totalmente desprevenido.
Al menos no debió de sorprender que en cada uno de los incidentes estuviera en estado de ebriedad.
 Según una nota interna de la firma con la que trabajó durante 15 años, difundida hoy por el diario Le parisien, antes de ser suspendido a finales de febrero, esta se preocupa por su alcoholismo.
Incluso se planteaba la continuidad del director creativo en sus funciones, porque ya no estaba en condiciones de cumplir con sus obligaciones profesionales.





La firma John Galliano despide a... John Galliano


Galliano será juzgado por injurias racistas el 22 de junio


La justicia cita a John Galliano


John Galliano






En un documento del 28 de diciembre pasado, la empresa señala que "desde hace varios años" es "informada de forma regular de incidentes graves relacionados con el alcoholismo de Galliano".
 Quizás por ello, la casa no tardó mucho en suspender a su empleado al darse a conocer el altercado de finales de febrero, primero de forma cautelar y rápidamente de forma definitiva.
El diseñador fue detenido ebrio tras protagonizar una fuerte discusión con una pareja en una terraza del centro de París, durante la cual acabó lanzando insultos racistas y antisemitas. A continuación, otra mujer presentó una demanda por hechos similares ocurridos en el mismo local en el mes de octubre de 2010.




La preocupación de la casa no se limitaba a la de la imagen de la firma, sino al propio día a día del trabajo de la empresa.
 En la misma nota, la casa indicaba que el diseñador ya no cumplía con sus obligaciones profesionales.
 Un ejemplo edificante es que se negaba a responder a las solicitudes del mismísimo Bernard Arnault, presidente del imperio del lujo LVMH al que pertenece Dior, que quería reunirse con el creador.
Igualmente decidió, "sin avanzar ninguna justificación, no asistir a los ensayos de alta costura que preparaban el desfile del 24 de enero".



Ausencias injustificadas






"Esta situación ya no es tolerable, porque las ausencias imprevistas e injustificadas dañan el funcionamiento de las empresas Dior y Galliano.
Por lo tanto, el mantenimiento de la misión de Galliano no podrá proyectarse con este tipo de incertidumbre sobre su aptitud", añade la nota.
En otra misiva anterior, fechada el 16 de diciembre, un alto responsable detalla: "Se está convirtiendo en algo insoportable e imposible de gestionar para los equipos que trabajan con él (...) lo que está en juego financieramente y humanamente es demasiado importante".



A los pocos días de ser detenido en el café La Perle del marais parisiense, el tabloide británico The Sun hizo público un vídeo filmado en el mismo bar en el que se ve al diseñador tomándose una copa solo, visiblemente ebrio, que acaba gritando que "ama a Hitler".
 Dior despidió de inmediato al británico de 50 años.
Según algunas fuentes citadas por Women's Wear Daily, Galliano ha pasado a continuación un tratamiento de un mes de "desintoxicación intensiva" en una clínica de Arizona.

No hay comentarios: