Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

10 abr. 2011

'Sálvame' se compromete con el socialismo catalán

El creador del espacio televisivo, Óscar Cornejo, se casa en Barcelona con el jefe de campaña de Montilla, Jaume Collboni .
La farándula se ha aliado con la política esta mañana en Barcelona.
El diputado del Partit dels Socialistes (PSC) en el Parlamento catalán Jaume Collboni, que fue jefe de campaña de José Montilla en las pasadas elecciones autonómicas, se ha casado en el Ayuntamiento con Óscar Cornejo, creador de espacios televisivos como 'Sálvame' o 'Aquí hay tomate'.
Los novios han dado el sí ante el regidor socialista Guillem Espriu, que ha oficiado una ceremonia que ha generado mucha expectación en la plaza Sant Jaume por la variedad de personajes que se han dado cita, desde Montilla hasta Belén Esteban, ataviada con un llamativo vestido púrpura de estampado de leopardo y con un gran tocado negro.






Montilla ha sido uno de los más puntuales, y de los pocos que optó por la discreción: ha llegado junto a su mujer, Anna Hernández, y se ha escondido en el Ayuntamiento.
Una actitud similar ha tomado el presentador de 'Sálvame', Jorge Javier Vázquez, que ha aparecido solo y ha entrado en el Saló de Cent sin pararse en la plaza.
 Los colaboradores de los programas de televisión que produce Cornejo han copado los comentarios.
 La más aclamada ha sido Belén Esteban, acompañada de la periodista Mila Ximénez, con una discreta chaqueta rosada. Karmele Marchante, otra de las colaboradoras, ha llegado la última, cuando los novios ya habían entrado al enlace. La tertuliana habitual de 'Salvame' conjuntó bolso y guantes fucsias.
 Risto Mejide y su pareja también se han dejado ver en la Plaza de Sant Jaume.



Los políticos tampoco se han quedado cortos: Montilla o Miquel Iceta, portavoz socialista, han optado por un discreto traje.
Se ha salido de la norma el secretario general del sindicato UGT en Cataluña, José Maria Álvarez, con un traje rojo, a conjunto con los zapatos.
Las diputadas han podido lucir más, como Rocío Martínez-Sempere, enfilada en unos altos tacones y con un tocado que completaba su vestido azul o Laia Bonet, con un kimono de seda.



De los novios, Collboni ha sido el más puntual, y ha llegado acompañado por su madre. Minutos después, y enfundado en un traje idéntico que el de su futuro marido, ha aparecido Cornejo, de la mano de sus padres.
 La boda ha durado unos cuarenta minutos.
Los recién casados han salido cogidos de la mano y con un Collboni visiblemente emocionado.
Aunque los curiosos se han quedado sin beso en la puerta del Ayuntamiento, que ha quedado inundada de confeti.
 A estas horas, los 300 invitados disfrutan del banquete en el Hotel Vela, en la playa de la Barceloneta. La fiesta se alargará en la sala Cabaret Berlín.



La boda mediática ha coincidido con otros enlaces, lo que ha provocado aún más revuelo. Incluso uno de los novios de otra boda ha visto como su enlace quedaba eclipsado por la presencia de famosos y ha tenido que reclamar la atención de sus allegados: "¡Mamá, que yo también me caso!", gritaba en plena plaza.

No hay comentarios: