Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

19 abr. 2011

Los mil placeres cotidianos que salvaron a Neil Pasricha

.

1.000: El brócoli.

977: El olor de la gasolina.

954: El pelo mojado por la lluvia.

911: Cuando te llevan el desayuno a la cama.

898: Jugar a videojuegos retro.

881: Cuando, jugando al Monopoly, alguien cae en el hotel que acabas de construir.

858: El otro lado de la almohada.

836: Cuando pulsas el botón y el ascensor ya está allí.

722: Mirar a la gente mayor haciendo aquagym.

En junio de 2008, Neil Pasricha —un “viejo chaval canadiense de 30 años, con un nombre cualquiera y un trabajo normal de 9.00 a 17.00, que debería ir más al gimnasio”, según sus propias palabras— necesitaba encontrar una razón para sonreír: en pocos días lo había dejado con su mujer, se había mudado a un apartamento más pequeño y su mejor amigo había fallecido.
“Mi vida se estaba viniendo abajo”, cuenta Pasricha por e-mail.




.Entonces, se le ocurrió la idea de crear el blog 1000awesomethings (traducible como 1.000 cosas estupendas) donde cada día publicaría una “pequeña joya de la vida cotidiana”, hasta llegar a 1.000.
La cuenta iría hacía atrás, desde el número 1.000 hasta el 1.“¿Qué pasará cuándo publique la última? El universo implosionará”, bromea.
668: Andar más rápido que un coche cuando hay tráfico.


647: Cuando las pilas están incluídas.

631: Volver a dormir en tu cama tras un largo viaje.

620: Cantar en el coche al volver de un concierto.

597: Cuando la policía se te adelanta tras haber conducido un rato detrás de ti.
Dos años y 540 maravillas después, el blog se ha convertido en un fenómeno de masas: más de 17 millones de visitas recibidas, 50.000 visitantes diarios y una alta participación del público a la hora de proponer otros momentos bonitos de la vida.
Desde que los usuarios del blog eran únicamente dos —“mi madre le pasó la dirección a mi padre y el tráfico se dobló”—, parece haber pasado una eternidad.
También ha ganado durante dos años consecutivos el Webby Award (probablemente, el premio más importante que puede recibir una página web) a mejor blog cultural/personal. Un éxito que ha llevado a la editorial Penguin a publicar The book of awesome, un compendio de todos sus posts —además de nuevas aportaciones que no aparecen en la versión online— en un único volumen que ha liderado durante 10 semanas la lista de best sellers internacionales en Estados Unidos. “El libro perfecto para un día llovioso”, según el semanario The New Yorker.
 Tras publicarlo en ocho países, Pasricha aún está en negociaciones con editoriales españolas.  
CATEGORÍAS


Cine / TVMúsicaInternet / Tecnología VideojuegosArteDiseño / modaLibrosCómicMedios de comunicaciónMundo raroAgendaListasVideosConciertosArchivo

abril 2011

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.

1 2 3

4 5 6 7 8 9 10

11 12 13 14 15 16 17

18 19 20 21 22 23 24

25 26 27 28 29 30

Archivos

abril 2011marzo 2011febrero 2011enero 2011diciembre 2010noviembre 2010octubre 2010septiembre 2010agosto 2010julio 2010junio 2010..RSS

Añadir este sitio a RSS >> RECOMENDAMOS

Recomendaciones de POP etc

Tower Of Meaning



Popy Blasco



Wired News



Boing Boing



Paste Magazine



Popjustice



Entertainment Weekly's



Pitchfork



Drowned In Sound



Don't Panic UK



Jenesaispop



El Músico Digital



El Garrofer



El Mundo Today



The Onion



Heat Vision



Empire



Variety



Mashable – The Social Media Guide



T Magazine Blog



Roger Ebert



Splash Page MTV



La Cárcel de Papel



Trendwatching



E! Online



Perez Hilton



Borja Prieto



Lo dice Diana Aller



Antonio Luque



GameInformer



15



jul

2010

Los mil placeres cotidianos que salvaron a Neil Pasricha

Por: Tommaso Koch

.

1.000: El brócoli.

977: El olor de la gasolina.

954: El pelo mojado por la lluvia.

911: Cuando te llevan el desayuno a la cama.

898: Jugar a videojuegos retro.

881: Cuando, jugando al Monopoly, alguien cae en el hotel que acabas de construir.

858: El otro lado de la almohada.

836: Cuando pulsas el botón y el ascensor ya está allí.

722: Mirar a la gente mayor haciendo aquagym.



En junio de 2008, Neil Pasricha —un “viejo chaval canadiense de 30 años, con un nombre cualquiera y un trabajo normal de 9.00 a 17.00, que debería ir más al gimnasio”, según sus propias palabras— necesitaba encontrar una razón para sonreír: en pocos días lo había dejado con su mujer, se había mudado a un apartamento más pequeño y su mejor amigo había fallecido. “Mi vida se estaba viniendo abajo”, cuenta Pasricha por e-mail.



.Entonces, se le ocurrió la idea de crear el blog 1000awesomethings (traducible como 1.000 cosas estupendas) donde cada día publicaría una “pequeña joya de la vida cotidiana”, hasta llegar a 1.000. La cuenta iría hacía atrás, desde el número 1.000 hasta el 1.“¿Qué pasará cuándo publique la última? El universo implosionará”, bromea.







668: Andar más rápido que un coche cuando hay tráfico.

647: Cuando las pilas están incluídas.

631: Volver a dormir en tu cama tras un largo viaje.

620: Cantar en el coche al volver de un concierto.

597: Cuando la policía se te adelanta tras haber conducido un rato detrás de ti.



Dos años y 540 maravillas después, el blog se ha convertido en un fenómeno de masas: más de 17 millones de visitas recibidas, 50.000 visitantes diarios y una alta participación del público a la hora de proponer otros momentos bonitos de la vida. Desde que los usuarios del blog eran únicamente dos —“mi madre le pasó la dirección a mi padre y el tráfico se dobló”—, parece haber pasado una eternidad. También ha ganado durante dos años consecutivos el Webby Award (probablemente, el premio más importante que puede recibir una página web) a mejor blog cultural/personal. Un éxito que ha llevado a la editorial Penguin a publicar The book of awesome, un compendio de todos sus posts —además de nuevas aportaciones que no aparecen en la versión online— en un único volumen que ha liderado durante 10 semanas la lista de best sellers internacionales en Estados Unidos. “El libro perfecto para un día llovioso”, según el semanario The New Yorker. Tras publicarlo en ocho países, Pasricha aún está en negociaciones con editoriales españolas.





570: Cuando un bebé te abraza antes de irse.

530: Escuchar a una pareja contándote cómo se conocieron.

511: Aquel momento de las vacaciones en el que te olvidas de qué día de la semana es.

488: Secarte las manos con los pantalones.

471: El momento en el que toda la gente de un bar empieza a cantar a la vez.

464: Cuando los personajes de una película visitan un sitio que conoces

No hay comentarios: