Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

19 abr. 2011

Dos detectives italianos

.Por:


Guillermo Altares



Son personajes muy diferentes y viven en ciudades muy alejadas, uno en el remoto y luminoso sur y otro en el brumoso norte de Italia.
 Sus creadores tampoco tienen nada que ver: un veterano hombre de teatro y de letras siciliano afincado en Roma al que le dio por la novela negra en su vejez y una profesora de Nueva Jersey que, tras pasar por escuelas americanas de lugares tan remotos como Irán, China o Arabia Saudí, se instaló en una de las ciudades más bellas del planeta (a pesar de las hordas de turistas), Venecia.
 Sin embargo, los comisarios Salvo Montalbano, de Andrea Camilleri, y Guido Brunetti, de Donna Leon, muestran muchos puntos en común.
 Los dos padecen a unos jefes impresentables, exhiben un agudo instinto policial, tienen un sentido ético que marca la forma de ejercer su oficio, sufren una profunda decepción hacia el país en el que viven (una visión crítica de la sociedad que comparten con sus creadores), para los dos la comida es algo que debe tomarse con mucha seriedad y con mucha calma (tuvieron un buen maestro en Barcelona) y, sobre todo, los dos tienen miles de fieles aficionados a sus historias que se lanzan sobre sus nuevos libros en cuanto asoman por las librerías, en este caso a la vez, porque Salamandra acaba de publicar el ultimo Camilleri, Campo del alfarero, y Seix Barral el nuevo Donna Leon, Testamento mortal.

No hay comentarios: