Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

21 jun. 2018

Nuria Amat, íntima de Vargas Llosa

Nuria Amat, íntima de Vargas Llosa: “Desde que está con Preysler, ha cambiado de vida”.

 

En la entrevista que mantiene con Vanitatis, nos confirma que es cierto que desde que el peruano está con la celebrity, el círculo de amigos de toda la vida de Vargas se relaciona menos con él.

Foto:  Nuria Amat, posando junto al mar. (Manuel Fernández)

Nuria Amat, posando junto al mar. (Manuel Fernández)
Nuria Amat, íntima amiga de Mario Vargas Llosa, es una de las responsables de que el nobel haya tomado conciencia política en Cataluña.
 El entorno cercano de Isabel Preysler dice que la filipina no ve con buenos ojos esa inmersión de su pareja en el ágora pública.
 La fiel amiga del escritor nos recibe en Sotogrande, donde acaba de presentar su ultimo libro, 'El sanatorio', una novela que critica al nacionalismo y al populismo, y se adapta a la realidad de cualquier sociedad, aunque los paralelismos con el proceso independentista en Cataluña son explícito.
En la entrevista que mantiene con Vanitatis, nos confirma que es cierto que desde que el peruano está con la celebrity, el círculo de amigos de toda la vida de Vargas se relaciona menos con él: 
“Pero le vemos feliz, así que no pasa nada. 
Eso ocurre cuando uno se enamora”.
Nuria es pizpireta, coquetona y de una elegancia natural.
 Ha entrado en la década de los sesenta y cada año ha ido dejando una marca en su rostro; no se puede negar que la escritora ha vivido Habla y habla, y ni siquiera te deja terminar las preguntas.
 Una intenta dirigir esa masa informe y resplandeciente de recuerdos, imágenes y reflexiones, pero en definitiva, Amat termina por decir lo que quiere: que vive ahora una suerte de ostracismo por defender la unidad de España desde que el proceso independentista comenzó.
La elegancia natural de Nuria Amat, que posa para 'Vanitatis' en el Trocadero de Sotogrande. (Manuel Fernández)
La elegancia natural de Nuria Amat, que posa para 'Vanitatis' en el Trocadero de Sotogrande. (Manuel Fernández)


Escritora, catalana, feminista

Perteneció a la primera Asamblea de Cataluña y a los 20 años luchó contra Franco. 
Fue de las primeras en dar clases en catalán en la Escuela de Bibliotecaria.
 La escritora posee renombre internacional y ha sido galardonada con numerosos premios, tanto en Cataluña como en España y el extranjero por novelas tan importantes como ‘Amor y guerra’ o 'La reina de América'.
 Se crió con los lomos de la enciclopedia que creó su bisabuelo, Josep Espasa, y es por eso que no se cansa de decir que “leemos para saber que existimos, porque los libros no olvidan”.

Pregunta: De casta le viene al galgo: usted es biznieta de Josep Espasa, creador de la enciclopedia Espasa, que todos tenemos en casa...
Respuesta: Sí, la creo mi bisabuelo, abuelo de mi madre, y lo hizo él solito contratando escritores catalanes del resto de España y Latinoamérica.
 Así ya unió los dos continentes. Montó su propia imprenta y al principio vendía libros para señoras. 
Después hizo la enciclopedia Espasa. Pero yo no he ido nunca de biznieta de nadie.
 A este aspecto de mi vida, le he empezado a dar valor mucho mas tarde. Yo me he hecho a mí misma.
P.: Usted ha liderado antes que nadie su particular movimiento '#MeToo'. Siempre ha sido muy reivindicativa con el feminismo.
R.: Las mujeres, para los hombres, somos de segunda categoría. Hay un acoso total. 
Mucho más ahora.
 Yo he denunciando la 'marginación' a la que se ven sometidas las autoras hispanas, que, a diferencia de los escritores, se pasan la vida teniendo que demostrar su esencia de novelistas o poetas y sin figurar en la patria artística y académica reservada a los varones.
Mujer feminista y combativa, en el Trocadero de Sotogrande. (Manuel Fernández)

P.: ¿En España se nota más?
R.: Cuando hablas, quieren callar tu voz.
 He vivido temporadas en Europa y no he visto el machismo que hay en España, que es un país muy machista. 
“Tú eres una escritora para escritores”, me han dicho. Fíjate, hasta en Latinoamérica ha avanzado mucho más y si le dan un cargo a una mujer, también le dan voz. 
Yo he escrito un testamento en el que pido que después de muerta, no hagan nada de mí en Cataluña, nada, porque lo quiero viva.
P.: En pleno siglo XXI con lo que hemos avanzado, ¿por qué cree que esto ocurre?
R.: Envidias y celos.
 Si yo hubiera sido un hombre, mi voz política habría ido mucho más lejos. En España dicen 'listas de escritores' y todos los que aparecen son hombres. 
Se citan entre ellos mismos.
P.: Y, como ejemplo, cita usted un libro top de ventas en las librerías: 'Los hombres que no amaban a las mujeres'.
R.: Una novela que desborda feminismo puro y duro, y ni los lectores ni los críticos lo ridiculizan por las consignas a favor de los derechos de la mujer.
 Es un claro ejemplo de que nadie se atrevía a decir que era feminismo puro y duro. Y eso que los suecos respetan los valores humanos al cien por cien. 
Pero cuando hablo así, me dicen que soy una protestona.
P.: Y esa protesta toma cuerpo en su ultimo libro 'El sanatorio' (ED Libros), una novela en la que es brutal el paralelismo entre la sociedad catalana y la vida en un psiquiátrico.
R.: Este libro ha sido premonitorio.
 La novela salió antes de que nadie se atreviera a hablar de Cataluña como un país secuestrado. 
Hablo de un virus causado por la manipulación de la propaganda basada en la falsedad. 
Todos somos víctimas de la propaganda y ese es el gran mal del siglo XXI. El efecto sanatorio de un grupo de personas que denomino 'los callados' y que tienen que esconderse para reunirse y hablar.
 Hasta Mikel Iceta llegó a decirme: “Todo lo que visionaste en tu libro, ahora es verdad” P.: Ha liderado en Cataluña el movimiento antiindependentista, lo que ha provocado que perdiera muchas amistades.
R.: Perdí amigos que ahora, cuando ven lo que esta pasando en Cataluña, los he recuperado.
 Yo, solo por hablar, ya era una mujer marcada. Ha habido mucho miedo y por eso hemos perdido amigos. 
Aunque cueste creer, por hablar te castigan y te amenazan. Eso me ha pasado a mí.
P.: Usted es una de las mejores amigas de Mario Vargas Llosa, una amistad que viene de muy lejos, y de él también parece algo distanciada desde que está con Isabel Preysler.
R.: Bueno, cuando un hombre y una mujer se enamoran, pasan estas cosas. 
Y los amigos tenemos que asumirlas. Desde que él está con Isabel Preysler, ha cambiado totalmente de vida y es verdad que nos vemos mucho menos.
P.: Pero esto no ocurría cuando Mario estaba con su anterior esposa, Patricia…
R.: Estar con un tipo de hombre o mujer afecta de una manera u otra. 
Es verdad que Mario ha hecho este cambio. A veces los amigos se alejan y luego se vuelven a encontrar. Espero que nos encontremos pronto como siempre.
 Él es feliz y eso nos compensa a todos los amigos.
P.: ¿Cree que Isabel y Mario se casarán? ¿Habrá boda pronto?
R.: Mario es muy serio. Es un hombre con principios y es muy posible que se case con Isabel.
P.: En su último cumpleaños, en noviembre, el nobel se deshizo en elogios con usted...
R.: Ahí es donde nos presentó a los amigos a Isabel. Ja, ja, ja… Fue Armas Marcelo... Contó la anécdota de cuando Mario y yo estuvimos en Estocolmo. 
Es que hemos compartido mucho.
 Nuria posa para Vanitatis. (Manuel Fernández)
Nuria posa para Vanitatis. (Manuel Fernández)

P.: De hecho usted siempre ha influido mucho en Mario. Ciudadanos piensa ahora en Vargas Llosa para Madrid como freno a un peso pesado del PP.
R.: Mario siempre ha estado en la política. 
He tenido la suerte de tener amigos escritores más conocidos y menos: Fuentes, Márquez o él. Llegué a ellos por los libros. Tuve esa suerte. 
Para la gran manifestación que hubo en Barcelona, yo le invité. Y le decía a Mario: “El Gobierno nos ha abandonado”. Y él me contestaba: “Tienes razón”. Vino y allí estuvo.
P.: Tanto Cayetana Álvarez de Toledo como usted hechizan a Vargas Llosa. Son sus grandes apoyos en Madrid y Barcelona.
R.: Tanto Cayetana como yo somos dos mujeres que hablamos.
 Solo eso. Que no estamos calladas y ese es el único mérito. Ella le escoltó en la manifestación de Barcelona por la unidad de España y ahí estaba yo también, que por hablar me han estigmatizado.
 Una mujer que habla no es rentable.
P.: ¿Y qué opina usted, que es tan feminista, de nuestra reina Letizia?
R.: La conocí en Madrid cuando viví en la ciudad para terminar mi libro y he comido alguna vez con ella. 
Lo están haciendo muy bien ella y su esposo. El papel del rey Felipe VI está siendo fundamental en Cataluña.
P.: ¿Y la infanta Cristina?
R.: Pienso que se han llevado todo lo que han podido, como muchos catalanes.
 Ella ha consentido y está pagándolo. Pero yo hago también una pregunta: ¿quién de los Pujol ha ido a la cárcel?
P.: ¿Y de Nuria Amat qué se sabe, además de lo que leemos?
R.: Pues que tengo dos hijas de dos padres distintos.
 Y estoy en pareja, pero ya no dependo de ningún hombre. Tuve un marido escritor, otro arquitecto y ahora un novio que vive en Marbella y se llama Íñigo, y vamos y venimos. Es importante tener pareja en estos tiempos.
 La soledad es lo peor para alguien que habla.

P.: Creo que es una 'enganchada' a las series
R.: Enganchada, sí (se ríe). Las series se están alimentando de los lectores que antes tenían los libros. 
Me pasa a mí que soy muy lectora. Tenemos poco tiempo y la tecnología nos ha ganado.
P.: ¿Es tan rica como la pintan?
R- Ja, ja, ja... Eso es solo una leyenda.







 

Mario Vargas Llosa, ingresado en un hospital de Madrid tras una caída

El autor se cayó en su domicilio de Madrid y sintió "un intenso dolor en el glúteo". 

No sufre fractura de cadera, pero permanecerá en observación por el hematoma que padece

Foto: Vargas Llosa en una imagen de archivo. (EFE)

Vargas Llosa en una imagen de archivo. (EFE)

 Mario Vargas Llosa ha sido ingresado este jueves en la clínica Ruber de la calle Juan Bravo de Madrid debido a una caída, tal y como confirmaron a Vanitatis fuentes cercanas al premio Nobel.

 El contratiempo del autor ha hecho que el centro hospitalario elabore un comunicado en el que han anunciado que el escritor "permanecerá en observación para seguir y evaluar el hematoma que sufre". 

La noticia ha resultado toda una sorpresa ya que hasta hace apenas unas horas, Vargas Llosa se encontraba en perfecto estado de salud y de viaje.

 En la tarde de ayer, el escritor se hallaba visitando el observatorio del Roque de los Muchachos en La Palma. Acompañado de Isabel Preysler, recorrió las cumbres de Garafía y estuvo rodeado de expertos en astrofísica.

 Después cogió un avión rumbo a Madrid, y fue ya en su domicilio cuando sufrió una caída que le produjo "un dolor intenso en la zona del glúteo y cadera izquierda".

Vargas Llosa e Isabel Preysler, en la estación de Sevilla en abril. (Gtres) 
Vargas Llosa e Isabel Preysler, en la estación de Sevilla en abril. (Gtres)

Leve traumatismo craneoencefálico

Se le han realizado "estudios de imagen -continúa la nota-, radiología simple y TAC, no apreciándose fractura ósea pero sí un importante hematoma en la región glútea izquierda y leve traumatismo craneoencéfalico, sin apreciar otras lesiones".
 Por todo ello, la "recomendación del equipo médico es que el paciente permanezca en el centro, en observación, para seguimiento y evolución del hematoma", concluye el comunicado.
Desaparecidos del mapa mediático durante unos meses, Preysler y Vargas Llosa habían reaparecido (hasta el percance) con más fuerza que nunca.
 Hace tan solo unos días acudían juntos al club Puerta de Hierro, donde se celebraba la boda del hijo del empresario chileno David Gallagher, uno de los mejores amigos del escritor. El viaje a La Palma también ha supuesto una especie de anticipo del Congreso de Escritores Hispanoamericanos de la localidad de Los Llanos, que tendrá lugar en septiembre y en el que participará el nobel.
El traspiés del autor frenará por unos días el periplo de la pareja, ya que el autor de 'La tía Julia y el escribidor' necesitará unos días de reposo para volver a caminar con normalidad.


 

Mario Vargas Llosa, ingresado tras una repentina caída Aunque el pasado miercoles Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler se encontraban de visita en el Observatorio del Rosque de Los Muchachos de La Palma, hoy el premio Nobel se encuentra ingresado en la clínica Rúber de la madrileña calle de Juan Bravo tras sufrir una repentina caída.

Aunque el pasado miercoles Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler se encontraban de visita en el Observatorio del Roque de Los Muchachos de La Palma, hoy el premio Nobel se encuentra ingresado en la clínica Rúber de la madrileña calle de Juan Bravo tras sufrir una repentina caída.
Autor: Europa Press

Al natural en Portugal........................................ Javier Martín del Barrio

Diez espectaculares playas nudistas de la costa lusitana al sur de Lisboa.

Playa de Malhao, Portugal 
Una joven con su perrito en la playa portuguesa de Malhao. Getty

 

No llegan ni a diez, son ocho las playas oficialmente reservadas a la práctica del nudismo en Portugal, pero hay varias decenas más donde la desnudez es de uso y costumbre. 
Las hay del Miño al Guadiana, pero por clima, público y arenales la mayoría de las playas nudistas se concentran en 30 kilómetros alrededor de Lisboa y en la Costa Vicentina, lindante con el Algarve.
Las diez seleccionadas no han sido numeradas por su calidad sino por su situación geográfica, de norte (Sintra) a sur (la desembocadura de Ría Formosa). 
Son diez de entre las mejores, aunque el nudismo se puede practicar con naturalidad en cualquier playa extensa del país.
 Entre tantas, no defrauda ninguna de estas diez, algunas populares y con buenos restaurantes, otras sin nada: ni textiles ni comestibles.

1 Sorpresa en Sintra

Ursa
Prima la belleza sobre la comodidad. Los picos de la sierra de Sintra se bañan en esta playa, la de la Osa, donde las rocas forman esculturas. 
Nudista total, la ropa no es necesaria, pero la sombrilla y la nevera son imprescindibles pues no hay chiringuitos a la vista.
 De belleza excepcional, más aun al amanecer y al atardecer, lo difícil es llegar.
 No está regulada como naturista.
 9º 29’ 33”
Al natural en Portugal ampliar foto

2 Todo reunido

Bela Vista y Adiça
Forman parte de la extensa playa de Caparica, ya cerca de Fonte da Telha. Conviven familias, perros, nudistas y windsurfistas, y el que no, pues va paseando mirando de reojo a derecha e izquierda de este maravilloso arenal que lo reúne todo: olas, arenas, espacio, servicios públicos y buenos chiringuitos. 
La zona nudista se conoce como Praia 19, pues la última parada del trenecito que sale del pueblo de Caparica es la 18. Bajarse ahí y andar unos metros entre dunas antes de ver el inmenso Atlántico.
  • GPS: N 38º 36’ 11.96’’; O 9º 12’ 39.78’’