Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

23 ene. 2018

El Mustang de Steve McQueen vuelve a derrapar 50 años después


La entrada del Ford Mustang original en el escenario.
Es una de las persecuciones más famosas del cine del siglo XX. En la película Bullitt, Steve McQueen derrapaba y saltaba por las calles de San Francisco a los mandos de un Ford Mustang Fastback de 1968. 
Y, aparte de la espectacularidad de algunas escenas de acción, con el mérito añadido de que entonces no había ordenadores ni fondos croma y todas las acrobacias se hicieron de verdad.
 Es más, las hizo el propio McQueen, entusiasta del volante y piloto consumado.
Según el fabricante y Warner Bross, productora de la película, solo se utilizaron dos Ford Mustang Fastback para el rodaje del film: uno, el que realizó la mayor parte de los saltos, acabó en un desguace en Baja California; el otro, fue vendido por Warner a un propietario particular y se le perdió la pista.
 Hasta ahora.

 Y es que Ford sorprendió a los asistentes a la rueda de prensa previa al Salón de Detroit cuando entró en escena, rodando, el Ford Mustang Fastback perdido. 
No solo eso. A sus mandos iba Sean Kierman, su actual dueño, que lo heredó de su difunto padre Robert, que lo había adquirido en 1974.
 Pero la sorpresa no quedó ahí, porque en mitad del escenario esperaba Molly McQueen, nieta del famoso actor, visiblemente emocionada ante la aparición del mítico modelo.
 “Mi abuelo quería utilizar un coche potente que fuera accesible para la mayoría, por eso eligió el Mustang”, comentó Molly.
El Mustang de Steve McQueen vuelve a derrapar 50 años después

Las grandes actrices francesas apoyan a Catherine Deneuve

 
  • Juliette Binoche, Isabelle Huppert y Fanny Ardant apoyan los matices del manifiesto firmado por la veterana intérprete, en un fin de semana de promoción del cine galo en París.

    Juliette Bincohe, con el Premio del Cine Francés, que recibió el sábado en París.
    Juliette Bincohe, con el Premio del Cine Francés, que recibió el sábado en París. getty images
    En pocas ocasiones se reúnen tantas estrellas del cine francés en un mismo lugar.
     Puede que solo se iguale en el festival de Cannes o en los premios César.
     Así que los encuentros Unifrance, un fin de semana en que los directores e intérpretes del cine francés se encierran en un hotel de París para promocionar sus películas ante la prensa europea, es un buen lugar para preguntar sobre la actualidad a las estrellas galas como Juliette Binoche, Fanny Ardant, Marion Cotillard, Isabelle Huppert o Mathieu Amalric. 
    Y esa actualidad está marcada por el movimiento Time's Up y su #MeToo, y la réplica que apareció en Francia el martes 9 de enero, cuando apareció una carta publicada en el diario Le Monde, firmada por conocidas personalidades de la cultura francesa, como la actriz Catherine Deneuve, la escritora Catherine Millet, la cantante Ingrid Caven, la editora Joëlle Losfeld, la cineasta Brigitte Sy, la artista Gloria Friedmann o la ilustradora Stéphanie Blake, contra el "puritanismo" sexual que ha desatado el caso Weinstein.

    “La violación es un crimen. 
    Pero la seducción insistente o torpe no es un delito, ni la galantería una agresión machista”, afirmaban las autoras de este manifiesto.
     “Desde el caso Weinstein se ha producido una toma de conciencia sobre la violencia sexual ejercida contra las mujeres, especialmente en el marco profesional, donde ciertos hombres abusan de su poder.
     Eso era necesario. Pero esta liberación de la palabra se transforma en lo contrario: se nos ordena hablar como es debido y callarnos lo que moleste, y quienes se niegan a plegarse ante esas órdenes son vistas como traidoras y cómplices”, defienden las firmantes, que lamentan que se haya convertido a las mujeres en “pobres indefensas bajo el control de demonios falócratas”.

    Deneuve tuvo que matizar su firma al manifiesto. 
    El pasado lunes 15 publicó una carta en el diario Libération, en la que subraya su condición de “mujer libre” que pretende seguir siéndolo. 
    “Saludo fraternalmente a todas las víctimas de actos odiosos que puedan haberse sentido agredidas por esta tribuna publicada en Le Monde, solo a ellas les presento mis excusas”, aseguraba.
     “Evidentemente, nada en el texto pretende presentar el acoso como algo bueno. Si así fuese, no lo habría firmado”.
    En París, Juliette Binoche, Isabelle Huppert, Fanny Ardant y Marion Cotillard, otro cuarteto de estrellas del cine francés, dieron su opinión sobre el cruce de manifiestos en sus charlas con la prensa. 
    Binoche se remitió a sus declaraciones en Le Monde, donde contaba que había sufrido tres agresiones sexuales a lo largo de su vida (a los 7, a los 18 y a los 21 años), pero que nunca había sufrido acoso por Harvey Weinstein. 
    A continuación, respondió a la pregunta de EL PAÍS: "Me parece importante diferenciar las cosas, no caer en persecuciones, porque hay que huir de fanatismos".
     Aseguró sentirse instintivamente a favor de sus compañeras de profesión acosadas, aunque apostilló que era importante entender los grados y los matices, en una frase que dio a entender su apoyo tácito a las declaraciones de Deneuve. Binoche recibió en París el viernes el Premio del Cine Francés por su carrera.

    Más contundente fue Fanny Ardant, un lustro más joven que Deneuve, aunque parte de su generación: "Apoyo sus declaraciones, apoyo a las mujeres acosadas, pero de ahí no podemos pasar a persecuciones ni a puritanismos". 
    Marion Cotillard, en cambio, se declaró en total acuerdo con Time's Up. 
    "Me siento parte integrante del #MeToo, de sus reivindicaciones, de su lucha". 
    Cotillard declaró hace unos días en The Hollywood Reporter que no volvería a repetir con Woody Allen, con quien colaboró en Medianoche en París: 
     "No creo que suceda porque la experiencia que tuvimos juntos fue muy rara. 
    Admiro su trabajo, pero no tuvimos conexión en el plató".

    Finalmente, ayer Isabelle Huppert afirmó, tras rechazar una pregunta previa sobre #MeToo, que no se podían mezclar las cosas: 
    "Estuve en los Globos de Oro y fui de negro, que por cierto para la alfombra roja es un color elegante, porque creo en la lucha contra el acoso.
     Yo nunca lo he sufrido y siempre he luchado por mi puesto como actriz. Pero creo que no podemos meter todos los problemas en el mismo cesto: la igualdad salarial es una cosa, la seducción otra, los acosos sexuales otra... Mezclar los asuntos las conlleva confusión".

    Hubo un cineasta que también se mojó: el director y actor Mathieu Amalric. 
     A preguntas de este diario, aseguró: "No me apetece hablar del #MeToo... Bueno sí.
     Mira, lo que pasa dentro de un rodaje en realidad no le importa a nadie, salvo si hay delito.
     Eso no es lo importante. Lo fundamental es el movimiento logre que no haya fanatismos a la vez que cale en toda la sociedad.
     A mí quien de verdad me preocupa es la limpiadora del metro que sufre acosos y agresiones por parte de su jefe. 
     Esta ola no se puede quedar solo en el cine, se reduciría a mera anécdota.
     Pensemos en la gente de la calle".

     

Joel Bosqued rompe con Blanca Suárez en las redes sociales

El actor deja de seguir a la protagonista de ‘Las chicas del cable’ y despierta las sospechas sobre el fin de una discreta relación que iniciaron en 2015.

Blanca Suarez Blanca Suárez y Joel Bosqued por las calles de Madrid el pasado junio.

La relación entre Joel Bosqued y Blanca Suárez parece que no pasa su mejor momento. El intérprete de Que baje Dios y lo vea ha dejado de seguir a la protagonista de Las chicas del cable en Instagram, un gesto que podría significar que la historia de amor entre los actores ha llegado a su fin.
 Al menos así lo aseguran varios medios.
 La actriz, en cambio, sí continúa teniendo a Bosqued entre los usuarios que sigue.
La pareja comenzó a salir en 2015 y siempre ha sido muy discreta. Aunque ambos han mantenido su relación alejada de la prensa y de las redes sociales, el pasado mes de julio Suárez reconocía en el programa de Jesús Calleja que estaba viviendo uno de los mejores momentos de su vida, feliz y enamorada. 
“Mientras estás con una persona piensas que es la definitiva. Le quiero mucho…”, decía tímidamente la intérprete. 
Unos meses antes, en El Hormiguero, la actriz también hablaba de su pareja como el hombre con el que compartía todo, incluso habían formado una familia perruna.
 Y es que a Pistacho, el perro que Miguel Ángel Silvestre le regaló a Suárez cuando ambos actores mantenían una relación, se unieron los tres perros de Bosqued y dos gatos que ambos adoptaron juntos.
Blanca Suárez y Joel Bosqued en Málaga en marzo de 2017. 
Blanca Suárez y Joel Bosqued en Málaga en marzo de 2017.
Además de su pasión por la interpretación y su amor por los animales, la pareja también compartía otras aficiones como el deporte.
 El pasado mes de octubre ambos disfrutaron de una jornada de surf con amigos en Castellón, como compartió en las redes sociales la representante y amiga de Suárez, Paloma Juanes.
La intérprete de El bar comenzó a salir con el actor que participa en la serie El Accidente al poco de romper con el cantante Dani Martín en septiembre de 2014. 
Antes del exvocalista de El canto del loco la actriz estuvo saliendo con el también actor Miguel Ángel Silvestre, con quien llegó a convivir.
 A Bosqued solo se le conoce la relación de más de tres años que mantuvo con la actriz Andrea Duro, actual novia del exjugador del Real Madrid Chicharito, antes de salir con Blanca Suárez.

Albano se separa y anuncia su retirada de la música para finales de año

El cantante italiano dice adiós a 18 años de matrimonio y a una larga carrera profesional cuyos años de mayor gloria fueron junto a su exmujer Romina Power.

El cantante Albano.
El cantante Albano. GTRES

 El cantante italiano Al Bano Carrisi y la presentadora Loredana Lecciso se separan después de 18 años de relación y dos hijos en común, según avanza la revista italiana Oggi, que cuenta que estos días la mujer ha dejado definitivamente la casa que compartían en Cellino San Marco, localidad natal del artista.

 La publicación apunta a los celos de ella hacia su exmujer Romina Power.

 Según los medios italianos, desde hacía tiempo varias cosas venían haciendo mella en la pareja: la sintonía que Al Bano ha recuperado con Romina, sus cada vez más habituales conciertos juntos, la química sobre las tablas, las entrevistas alabándose mutuamente, la carga emotiva de su regreso a la escena musical, que ha traido a la memoria colectiva las mejores imágenes de los tiempos de oro de la que fue la pareja más popular y querida del panorama musical italiano.

Pero la gota que colmó el vaso, según la prensa, fue una foto de ambos paseando juntos en un mercado navideño de Alemania, en un descanso de sus numerosas actuaciones internacionales.
 Romina la subió a su perfil de Instagram entre emoticonos de corazones.
Al poco de que la noticia se hiciera pública, el cantante explicaba al diario Il Tempo que es un momento para mantener la discreción. “No tengo ninguna intención de entrar en este maremágnum.
 Leo mi vida en los periódicos, pero no siempre se dice la verdad. No está dicho que todo sea verdad. 
 Ante todo, la fórmula es equivocada. Si dos personas se dejan, tienen que decidirlo juntas y de todos modos, a mí no me consta nada”, dijo y también explicó que había hablado por teléfono con Loredana.
 “Pero no quiero hablar de eso”, manifestó.
Romina Power y Albano, en una actuación.
Romina Power y Albano, en una actuación. GTRESONLINE
También comentó su actual relación con Romina, aunque descartándola como motivo de su separación y negando que puedan surgir llamas de las cenizas.
 “Han pasado demasiado años y han cambiado demasiadas cosas. Lo más bonito es que hemos pasado de una fase desencuentros a una fase de encuentros.
 Romina es la madre de mis hijos y no puedo hacer como si nada. Entre nosotros siempre ha sucedido todo por casualidad, esta vez el acercamiento surgió por voluntad de un empresario que quería que celebraramos juntos mi setenta cumpleaños. 
Y desde ahí se fueron sucediendo los eventos”. Romina, por su parte, se limita a las redes sociales para dar su versión: “Todos hablan y nadie sabe. 
Todo es un bla bla bla…” escribía en Instagram.
 La semana pasada, el cantante, en una entrevista en televisión, en el programa L’intervista, de Mediaset, respondía con evasivas a las preguntas del periodista Maurizio Costanzo sobre su relación con Loredana.
 “¿Es hoy tu mujer?”, le preguntaba, mientras respondía: “Bueno, veamos… yo no considero nada realmente mío, porque cada uno pertenece a sí mismo”.
 “¿Por qué no os casáis?”, insistía el entrevistador. “Porque yo ya estuve casado una vez y terminó como terminó, ya no lo quiero repetir. 
Yo creo además que lo mejor de los matrimonios es cuando dos están casados mentalmente, no hay necesidad de papeles”, respondía Al Bano a lo que el periodista contraatacaba, buscando información:
 “¿Con quién estás casado mentalmente?, mírame a la cara…”. La respuesta del artista no dejaba mucho lugar a dudas: “… ¡imagínatelo!”.
Albano con Loredana Lecciso en una imagen de 2002.
Albano con Loredana Lecciso en una imagen de 2002. GTresOnline
En la misma entrevista también se sinceró sobre su relación con Romina y contó cómo se enamoró de ella: “Tejía, escribía, leía, me fascinaba su mundo hecho de silencios, su forma de aislarse de manera inteligente y ahí empezó a encenderse la llama del amor” y cómo están en la actualidad:
 “Hoy he conseguido reencontrar a ese Al Bano que cantaba con Romina divirtiéndose en el escenario y todavía hoy nos divertimos, picándonos, riéndonos de nosotros”.
 El pasado noviembre, el incombustible Al Bano, que después de dos amagos de infarto aún continúa cantando por todo el mundo, también anunció en televisión, en el programa de la Rai Porta a Porta su retirada de los escenarios, prevista para finales de este año, aunque aún está por ver si será definitiva.
 “Ha llegado la hora. Entre el campo, los vinos, el aceite y la familia estaré ocupado.
 He dedicado muchos años al artisa y ahora me dedicaré al hombre. Cantaré bajo la ducha, la pasión no se apagará, tocaré la guitara en la habitación.
 Es necesario que me tome una pausa de reflexión. Estoy aún aquí, estoy bien, pero ha llegado el momento de decir: ojo, Al Bano”, explicaba entonces.
 Por lo pronto, en 2018 le espera una apretada agenda y en compañía de Romina Power, con conciertos en Australia, Rusia o Alemania, entre otros.