Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

20 mar. 2019

Cómo los hombres llegaron a dios.................. Miguel Ángel Criado

Un estudio de la Universidad de Oxford sobre centenares de culturas muestra que la idea de la deidad moral aparece después de que los hombres dejaran la tribu y aumentara la complejidad social.

Una niña a las puertas del santuario de Chak Chak, en el actual Irán, lugar de peregrinación para los zoroastrianos. 
Una niña a las puertas del santuario de Chak Chak, en el actual Irán, lugar de peregrinación para los zoroastrianos. Getty Images
La idea de un dios todopoderoso que vigila desde arriba a los humanos y sanciona a los que se desvían de la norma surgió después de que estos dejaran la tribu por la sociedad.
 Esa es la principal conclusión de un amplio estudio que revisa la emergencia de las sociedades complejas y la idea del dios moral.
 Desde los antiguos egipcios hasta el Imperio Romano, pasando por los hititas, los dioses morales no entran en escena hasta que las sociedades no se hacen realmente grandes.
La creencia en lo sobrenatural es tan antigua como los humanos. Pero la idea de un ser omnisciente vigilante de la moral es más reciente.
 Antes de las revoluciones neolíticas, de la emergencia de la agricultura y las primeras sociedades, los humanos vivían en grupos relativamente pequeños basados en el parentesco.
 En la tribu todos se conocían y debía ser difícil tener una conducta antisocial sin que a uno lo pillaran.
 El riesgo de ser señalado, castigado o expulsado del grupo bastaba para controlarlo. 
Pero a medida que las sociedades se fueron haciendo más complejas, las relaciones con extraños al clan crecían y, a la par, las posibilidades de escapar a la sanción.
 Para muchos estudiosos de las religiones, la aparición de un dios moral que todo lo ve hizo de pegamento social, facilitando la emergencia de sociedades cada vez más grandes.

"Pero lo que hemos visto es que los dioses moralizantes no son nada necesarios para que se establezcan sociedades a gran escala", dice el director del Centro para el Estudio de la Cohesión Social de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y coautor del estudio, Harvey Whitehouse. 
"De hecho, solo aparecen después del fuerte aumento inicial de la complejidad social, una vez que las sociedades alcanzan una población de alrededor de un millón de personas", añade.

Junto a un amplio grupo de científicos, el antropólogo británico ha analizado 414 entidades políticas surgidas desde el Neolítico.
 En la base de datos, recogida en el proyecto Seshat, hay desde ciudades estado como Ur hasta la confederación vikinga de Islandia e imperios como el inca o el aqueménida. 
Para medir su complejidad, usaron hasta 55 variables diferentes, como la existencia de una estratificación y jerarquía social, si existían la propiedad privada y la capacidad de transferirla, desarrollo de la agricultura o de un ejército.
Sus resultados, publicados en la revista Nature, muestran que, para cuando aparecieron los dioses morales, la mayoría de las sociedades ya eran muy complejas.
 De hecho, las entidades políticas estudiadas muestran un aumento medio de su complejidad social hasta cinco veces mayor antes de la llegada de estos dioses que después. 
Es solo entonces cuando el dios moral cumple una función social: "Quizá se deba a que, llegados a este punto, las sociedades son tan grandes que se vuelven vulnerables a las tensiones internas y el conflicto. 
Los dioses moralizantes podrían ofrecer una vía para que las sociedades siguieran prosperando a pesar de tales tensiones, haciendo que todos cooperasen para evitar ofender a un poder superior atento a nuestro comportamiento hacia los demás y del que se pensaba que castigaba a los transgresores", apunta Whitehouse como posible explicación.

La diosa egipcia Maat.
La diosa egipcia Maat. Getty Images
Las primeras ideas de un dios moral surgen en el antiguo Egipto, con la figura de Maat, la hija del dios Ra
. Eso fue en torno al 2800 antes de la era actual, posterior varios siglos a que las primeras ciudades del valle del Nilo se unificaran. Le sigue en la lista temporal, Shamash, el dios sol que todo lo ve, del Imperio acadio, medio milenio posterior a que emergieran las civilizaciones mesopotámicas. 
Le sigue en la lista temporal, Shamash, el dios sol que todo lo ve, del Imperio acadio, medio milenio posterior a que emergieran las civilizaciones mesopotámicas.
 El mismo patrón se observa con la deidad china Tian o los diversos dioses del reino de Hatti, en Anatolia. 
Ya en el primer milenio antes de esta era aparecieron el mazdeísmo o zoroastrismo, el judaísmo y, ya en la presente, el cristianismo o el islamismo. 
Todas son religiones con dioses morales surgidas o evolucionadas en sociedades ya consolidadas.
Los primeros dioses morales aparecen en el antiguo Egipto, en Mesopotamia, Anatolia y China
El estudio muestra, sin embargo, que puede haber sociedades altamente complejas sin un dios moral.
 Eso no significa que no castigaran a los humanos, pero lo hacían más por faltar a las obligaciones con las divinidades que por ofender a los otros humanos.
 La mayoría son americanas o del sudeste asiático.

 "Los sacrificios y las normas de género de los aztecas parecen estar centradas más en el mantenimiento [de un orden] universal y la mejora individual que en el establecimiento de unas costumbres religiosamente controladas en el que unos dioses moralizantes amenazan con sanciones a las acciones interpersonales impropias", apunta el arqueólogo de la Universidad de Texas y coautor del estudio, Alan Covey.
 "Los textos mayas parecen mostrar, al menos en el ámbito de los reyes, que las razias y los sacrificios humanos eran eventos memorables más que actos por los que se pudiera temer una desaprobación moral sobrenatural", añade este arqueólogo experto en los imperios precolombinos, en particular el inca.
 "Esto encaja con los rasgos generales de la visión del mundo andina y las prácticas de sacrificios locales y estatales del Imperio inca", concluye.
Pero no todos opinan lo mismo. 
El director del Instituto para la Ciencia de la Historia Humana (Jena, Alemania), el biólogo evolutivo, Russell Gray, mantiene: "Las pruebas de dioses moralizantes son difíciles de encontrar antes de la invención de la escritura, pero eso no significa que no haya ninguna.
 Los primeros escritos eran principalmente documentos sobre transacciones financieras, no sobre creencias religiosas", añade. Gray, que no ha participado en este estudio, es uno de los mayores defensores de que el castigo divino entendido en un sentido amplio es un precursor de la complejidad política y social. 
Sin embargo, reconoce, "que los dioses morales son una creación relativamente reciente".
El estudio va incluso más allá y cree encontrar una conexión entre aparición de la escritura y la emergencia de los dioses morales. En nueve de las 12 regiones del planeta analizadas, los primeros registros escritos aparecen una media de 400 años antes que las primeras referencias a los dioses morales. Combinado esto con la ausencia de la idea del dios moral en la mayoría de las culturas orales, "sugiere que estas creencias no estaban muy extendidas antes de la invención de la escritura", opina Whitehouse.

 

Hormonas entre el polen: por qué la primavera es la estación del amor

Dos expertos en sexología y distintos estudios científicos explican los motivos que nos hacen sentir mayor apetencia sexual con la llegada del buen tiempo.

 
 

primavera
Entre el molesto, insufrible polen que satura el aire de primavera, agentes ambientales mucho más atractivos compiten por llamar tu atención.
 Moléculas como las hormonas, mensajeros del deseo sexual que pronto habrán lanzado su mensaje a todos los que quieran oírlo (y a los demás, también).
 Si aún no has notado la llegada de la fiebre primaveral, pronto lo harás.
 Esta noche, cuando la estación entre en escena, a las 22.58 horas, presta atención a su llamada.
 

La fiebre primaveral no es un trastorno que aparezca en los libros de texto, pero todos sabemos qué es, y los profesionales saben que se engloba dentro de los cambios psicológicos estacionales que vivimos a lo largo del año. 
 "Es una sensación de alegría y activación en la que notamos cómo nuestro humor se vuelve más optimista, nos apetece más salir a la calle, relacionarnos con otros y sentimos un aumento de su deseo sexual", explica Sonia García, psicóloga experta en terapia sexual, afectiva y de pareja del Centro de Psicología Paz de Roda
Si la primavera genera interesantes reacciones corporales es en gran parte por culpa del sol.

Sol y vitaminas, leña para el fuego de la libido

Desde el equinoccio, empiezan a aumentar las horas de luz del día y también las que nos pasamos expuestos a ella. 
El astro rey gana presencia en nuestras vidas, lo que hace que "nuestro cuerpo sintentice mejor la vitamina D y segregue hormonas relacionadas con el bienestar, como la dopamina y la serotonina", explica García. 
Según una investigación realizada por distintas instituciones italianas y publicada en enero de 2018, la vitamina D —además de favorecer la absorción del calcio y el fósforo en el intestino— podría estar relacionada con el rendimiento sexual masculino.
 Las conclusiones mostraron que al sintetizar mayor cantidad de vitamina D, el cuerpo de los 114 participantes también segregaba más testosterona y mejoraba su función eréctil
Estos hallazgos podrían ser la cara b de una investigación anterior, en la que los científicos comprobaron cómo los niveles de la hormona masculina disminuyen con el frío, lo que podría conllevar una disminución de su interés sexual.
 Y el asunto no es exclusivo de los hombres.
 Distintos estudios han relacionado esta vitamina con el apetito sexual en mujeres. 
 La conclusión: el deseo sexual femenino también parece estar determinado por la luz del sol.
Pero, más allá de las reacciones químicas que se producen en el organismo, puede que haya un factor que desempeñe un papel más importante: nuestras propias creencias sobre la sexualidad y la primavera. 
"Año tras año se refuerzan y aprueban socialmente con simpatía estas sensaciones", comenta la psicóloga.
 "Cuando nos sentimos alegres y valientes, damos una imagen vivaz e independiente, que resulta altamente atractiva al ser humano
 A la vez que nuestra autoestima se reafirma esa seguridad nos lleva a relacionarnos, y a atraer a los demás", continúa la experta. La primavera está, sobre todo, en nuestra mente que, por otra parte, es la locomotora de la libido sexual.
Así es, investigadores de Reino Unido y Sudáfrica analizaron a 800 personas y concluyeron que una de las partes del cuerpo más eróticas tanto para hombres como para mujeres son las piernas. En concreto, la cara interna de los muslos, más visible a medida que vamos descubriendo el cuerpo para sobrevivir a las altas temperaturas. Estos resultados no se vieron afectados por otros factores como la edad, el nivel socioeconómico, la orientación sexual y la cultura de los participantes.

¿Son los alimentos de temporada afrodisíacos?

Algunos de los manjares primaverales también tienen fama de poseer poderes que activan nuestro deseo sexual.
 Pero, ¿qué dice la ciencia sobre esto? Como ya contamos en BUENAVIDA, sí existen alimentos que actúan como afrodisíacos.
"Socialmente hay numerosos testimonios que aseguran que al consumir frutas como las fresas, los higos, las frambuesas, el mango, los melocotones y la sandía se experimenta un aumento de la energía y las ganas de mantener relaciones sexuales", indica García.

 Pero no te hinches de sandía, no es por la comida. 
Padilla explica que el efecto puede deberse a que la comida de esta estación es más ligera y, por lo tanto, "tenemos digestiones más livianas que ayudan a mantenernos más activos".
Un estudio realizado de la Universidad de Guelph, en Canadá, el ginseng, el azafrán y la yohimbina (una sustancia del árbol yohimbe, que vive en África Central) son los que más efecto tienen. Según otra investigación de la Universidad Jamia Hamdard de Nueva Delhi, el ginseng es revitalizante; el azafrán aumenta el deseo; y la yohimbina estimula el flujo sanguíneo y propicia los orgasmos. Ninguno de ellos es propiamente un alimento primaveral, la buena noticia es que no lo necesitarás: el sol y el destape parecen ser suficiente.

El legado del destape

El psicoterapeuta, sexólogo y miembro de la Sociedad Sexológica de Madrid Raúl Padilla señala con audacia que el destape puede ser otro motivo por el cual podemos sentir más deseo con la llegada de la primavera: "La mayor visibilidad de los caracteres sexuales secundarios por la desaparición de la ropa de abrigo", dice. García coincide con esta visión y añade que con la llegada del calor tendemos a "exponer nuestro cuerpo con ropa que potencia la sensualidad, lo que nos facilita desplegar habilidades de seducción que atraigan a posibles parejas".
A este respecto la ciencia ha conseguido decodificar las partes del cuerpo más sexis y para sorpresa de muchos los pies, objeto de fetiche y sensualidad, no son un ejemplo.

 

Joyas, quitaesmalte y ropa de bebé: los gastos que la candidata del PP en Asturias pasó a una empresa pública

Una auditoría interna revela dudosas facturas de Teresa Mallada cuando presidía Hunosa.

   

La candidata del PP a la presidencia del Principado, Teresa Mallada, el pasado 15 de marzo
La candidata del PP a la presidencia del Principado, Teresa Mallada, el pasado 15 de marzo
Quitaesmalte, ropa de bebé, joyas, póster de cine, compras en supermercados y en tiendas del hogar...Son algunos de los gastos que Teresa Mallada, candidata del PP a la presidencia de Asturias, pasó a la empresa pública Hunosa, cuando la presidía. 
 Una auditoría interna que evaluó los gastos entre el 1 de enero de 2014 y el 31 de marzo de 2015 detectó hasta 49 facturas (por un importe total de 751 euros) de lo que considera "riesgo muy alto" por las "dudas que ofrece su soporte documental"; 
otras 59 con "riesgo alto" por valor de 7.100 euros y 3.156 euros más por compras en papelería, y artículos electrónicos "no de oficina" enviados a direcciones distintas al domicilio social de la empresa.  
Según el informe, solo el 14,1% de los gastos (1.860 euros) están "adecuadamente documentados" y al revisar las declaraciones fiscales remitidas por la empresa se constató la "ausencia de su inclusión entre las partidas sujetas a retención" de hacienda.
El líder del PP, Pablo Casado, eligió a Mallada como candidata a la presidencia del Principado de Asturias el pasado enero, en lugar de la líder regional del partido, Mercedes Fernández, Cherines. 
Pese a que había asegurado que respetaría el resultado de los congresos regionales, Casado ha impuesto en algunos territorios a candidatos que obtenían mejores resultados en sus encuestas internas.
 Mallada ha atribuido la revelación de ese informe a la guerra interna que desató en el PP asturiano su nombramiento.
 "Estoy sufriendo una campaña de acoso y derribo", asegura ella en un comunicado. "Es una campaña dirigida por el odio, la inquina, y sobre todo, por el miedo.
 Miedo a que el PP, conmigo al frente, gobierne Asturias y nos saque de este marasmo en el que el PSOE ha tenido a la región hasta ahora", añade.
La semana pasada, el comité de derechos y garantías del PP suspendió de todos sus cargos al secretario general del PP asturiano y miembro del comité ejecutivo nacional Luis Venta, acusado de enviar una carta amenazante a un compañero de partido, el portavoz en el Ayuntamiento de Gijón, Pablo González. 
Venta es la mano derecha de Cherines. González, uno de los apoyos de la nueva candidata, Teresa Mallada.
 La cúpula del PP nacional ha decidido no incluir a la líder regional asturiana en ninguna lista electoral.

 

En el punto de Mila Fran Rivera se ha quedado en caricatura de sí mismo Mila Ximénez

Fran Rivera. "Anuncia productos con cara de sepia"

"Anuncia productos con cara de sepia"

He conocido a personajillos que se han convertido en personajes. Y personajes que se han quedado en una caricatura de sí mismos. 
El ejemplo más claro es el deFrancisco Rivera Ordóñez, un señor que ha sido torero y que, ahora, se dedica a anunciar productos con cara de sepiae intentando disimular con
aires de señorito andaluzdesusado sus ridículos vaivenes para ingresar unos eurillos.
(Ay Mila tu envidia se ceba en los hijos de Carmina Ordoñez a quién siempre quisiste parecererte, pero hija no, te quedaste con los que ella desechó) .

Francisco Rivera y Carmina Ordóñez. Glamour y pana

Glamour