Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

21 ene. 2019

Mario Vaquerizo sufre una artrosis degenerativa

El polifacético artista lleva desde hace un mes apartado de la vida pública y con fuertes dolores.

 

Mario Vaquerizo enfermedad
El cantante Mario Vaquerizo. GTRES
 
Mario Vaquerizo lleva varias semanas sin trabajar y apartado de la vida pública a causa de una enfermedad. Haciendo un alto en su comparecencia el fin de semana ha acudido a Sábado deluxe para habla de su salud. 
 "Tengo una degeneración que acaba en artrosis crónica.
 Soy muy mal paciente, el dolor continuado no lo soporto", ha explicado. Días antes su esposa Alaska hablaba de su estado de salud: "Está perfectamente, dentro de la gravedad". 
Horas después, en las redes sociales, Vaquerizo lanzaba un mensaje a su fans: "Llevo varios días desaparecido y metido en la cama por culpa de un pinzamiento o como se diga en la espalda que me sigue teniendo k.o. y sin ganas de nada, ni Nochevieja, ni contestar a mensajes, ni ganas de hablar (y mira que es difícil)..." 
Todo ello comenzó el pasado 28 de diciembre: 
"Menudo día y menuda broma", dice el cantante en relación al Día de los Santos Inocentes.
 "No puedo correr ni peinarme con el secador, pero beber cerveza sí. 
Mi enfermedad me está afectando tanto que no tengo ganas de nada". Los médicos le han dicho que mejorará: "Me han dicho que esto es para siempre, pero que me recuperaré". Entre las recomendaciones de los especialistas está hacer algo de ejercicio para fortalecer su musculatura.
Mario ha pasado estos días en casa, acompañado de los suyos. "Mis dolores siguen pero no van a poder con esta Nancy pesada que está deseando volver a ser una mariquita inquieta, que ese es mi estado natural", ha escrito en sus redes.
Tras terminar de grabar MasterChef, el vocalista de Las Nancys Rubias está preparando su siguiente trabajo con la banda y, además, está escribiendo un libro.
Por otro lado, Vaquerizo ha confesado que su sueño es abrir un negocio en el centro de Madrid. "Mi plan es comprar la librería de al lado de mi casa y vender objetos de Alaska y míos. 
Y por un euro más pueden subir a nuestras casas. Tengo cinco y sé que me van a llamar capitalista", ha dicho. 
 

No hay comentarios: