Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

30 may. 2017

El amor incondicional de David Delfín

Pablo Sáez, novio del diseñador, comparte en Instagram un vídeo que muesta a la pareja acariciándose las manos.

¿Qué dirá Pelayo? porque es lo que es, bueno tampoco una gran cosa, por ese horrible programa, presentado por la inefable y pesada Carlota Corredera que como ha adelgazado cree que eso merece un Nobel. Vaya que las obesas existenciales como ella sigue siendo eso. Obesas pero ella se cree la dueña del estilismo para lo que ella llama conflicto con la comida o algo parecido. 

Pero volviendo a Pelayo, ese muñeco que parece una barbi, fue pareja de David Delfin, sino jamás lo hubieramos conocido.

David Delfín, en septiembre de 2016.
David Delfín, en septiembre de 2016. GTRES
 
De vez en cuando Pablo Sáez, la pareja de David Delfín, de 46 años, publica en sus redes sociales fotos o vídeos que ofrecen pequeños detalles de la vida cotidiana del diseñador que lucha contra una grave enfermedad.
 La última novedad ha llegado a través de un vídeo en el que se ve a Sáez acariciando tiernamente la mano de su novio junto al texto "ñonerías de domingo". 
Este mensaje como casi todos los que tienen que ver con Delfín ha provocado una oleada de comentarios de apoyo.

El marzo, Delfín convocó a un grupo de amigos en Ritz, uno de los hoteles más lujosos de Madrid, para reunirse alrededor de un brunch. 
 A la cita acudieron los cineastas Félix Sabroso y Laura Caballero; el estilista Pelayo Díaz, expareja de Delfín Pelayo Díaz; y los fotógrafos Jau Fornes y Pablo Sáez —su actual pareja—. Un encuentro del que quedó reflejo también en las redes sociales de Sáez, aunque no en la del diseñador.

Delfín lucha contra un cáncer desde hace meses —en abril de 2016 fue operado de tres tumores cerebrales— que le mantiene mucho tiempo recluido en casa, pero en cuanto experimenta una leve mejoría no duda en reunirse con sus amigos. 
Tras su intervención, el diseñador compartió las huellas de la operación en un reportaje para Vogue España.
 El malagueño habló, además, de cómo comenzó todo. En enero de ese año sufrió unas molestias en la parte derecha del cuerpo que fueron en aumento, hasta que fue operado. "Tres tumores.
 Era raro, porque normalmente no se presentan así… pero el día 5 de abril decidieron que había que operar. 
 Uno no se podía tocar por la zona en la que está, los médicos ahí no entran; otro estaba bien, se podía quitar sin riesgo de lesiones; y el tercero era complicado pero operable.
 Era importante que yo estuviera despierto durante la intervención para ayudarles y decirles si todo iba bien".
Desde septiembre de 2016, cuando reapareció para presentar un logo que había diseñado para la campaña contra el VIH, no ha participado en actos públicos.
 A pesar de tener algunas dificultades en el habla, por aquel entonces Delfín se mostró risueño y aseguró que procuraba que su rutina diaria sea activa.
 Sí acudió al entierro de su gran amiga y musa Bimba Bosé, fallecida en febrero de un cáncer.
 

No hay comentarios: