Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

30 jun. 2013

Usted puede ser un narciso

Neurólogos de Berlín asocian el trastorno egótico al déficit de neuronas en el cerebro emocional.

El Narciso de Caravaggio.

Usted puede ser un narciso
. La frase acertará con uno de cada 100 lectores, porque esa es la proporción de la población que muestra ese fastidioso rasgo de carácter
. O mejor, que sufre ese trastorno de la personalidad (NPD, por Narcissistic Personality Disorder). Y de ser así lo más probable es que tenga usted un marcador físico identificable por cualquier neurólogo: una reducción de la materia gris en una parte de su cerebro llamada ínsula y que es esencial para la empatía, o identificación con el otro.
 El único otro con el que sería usted capaz de identificarse sería usted mismo. Con su propio mecanismo.
Los narcisistas habrán existido desde que surgió la especie humana hace 100.000 años, pero solo llevan ese nombre desde que se lo puso el médico y activista británico Havelock Ellis (1859-1939), cuya obra mayor, Estudios sobre la psicología del sexo, se publicó en siete volúmenes a lo largo de 30 años y fue censurada con saña por la ortodoxia victoriana de la época.
 El nombre, naturalmente, remite al mito griego de Narciso, el tipo que acabó muriendo ahogado de tanto mirar su reflejo en el agua.
El psiquiatra Stefan Röpke y sus colegas de los departamentos de psicología clínica, neurociencia afectiva, neuroimagen y psiquiatría de la Universidad Libre de Berlín, presentan sólidas evidencias en el Journal of Psychiatric Research de que los narcisistas —o pacientes de trastorno de la personalidad narcisista (NPD), por emplear el término técnico— muestran una reducción de la materia gris en la ínsula y otras zonas relacionadas del córtex cerebral, la sede de la mente humana.
El narcisista se caracteriza por “muestras ubicuas de grandiosidad, necesidad de admiración y falta de empatía”, según la definición estándar de la Asociación Americana de Psiquiatría
. Es una persona absorta en sí misma, convencida de su propia importancia más allá de toda duda razonable y con una necesidad patológica —literalmente— de recibir muestras de admiración y toda clase de atenciones de los demás. ¿Ya siente usted sudores fríos?
Röpke y sus colegas han estudiado a 17 pacientes (12 hombres y 5 mujeres) que habían sido previamente diagnosticados de trastorno de la personalidad narcisista, y también a 17 personas del montón con la misma distribución de sexos, edades y niveles socioculturales que les han servido como control. Su principal conclusión:
 “Aportamos aquí la primera evidencia empírica de anormalidades estructurales en los cerebros de los pacientes con trastorno de la personalidad narcisista”.
La ínsula es una región del córtex (o corteza) cerebral, la capa más exterior de nuestro cerebro, y la que se pliega en surcos y convoluciones para hacer sitio a nuestras grandes demandas cognitivas.
 Si estuviera extendido mediría lo que una de esas servilletas grandes de los restaurantes de tres dígitos, y no tendría mucho más espesor.
La ínsula está precisamente enterrada en el puro fondo del surco más profundo del cerebro, la cisura de Silvio (o surco lateral), que siempre muestran los dibujos del cerebro.
 Es el límite posterior del lóbulo frontal, la parte de este órgano que más ha crecido durante la evolución de los homínidos: las redes neuronales que nos hacen humanos
. Por estudios anteriores se sabe que la ínsula está implicada en la consciencia —y en la autoconsciencia, que viene a ser la capacidad de reconocerse en un espejo—, la percepción, la cognición y la experiencia interpersonal.
 Eso incluye la empatía, o facultad de identificarse con el otro, de ponerse en su pellejo.

 

PAVANA DEL HOY PARA UNA INFANTA DIFUNTA QUE AMÓ Y LLORÓ


PAVANA DEL HOY PARA UNA INFANTA DIFUNTA QUE AMÓ Y LLORÓ
 
A Alejandra Pizarnik
 
Pequeña centinela,
caes una vez más por la ranura de la noche
sin más armas que los ojos abiertos y el terror
contra los invasores insolubles en el papel en blanco.
Ellos eran legión.
Legión encarnizada era su nombre
y se multiplicaban a medida que tú te destejías hasta el último hilván,
arrinconándote contra las telarañas voraces de la nada.
El que cierra los ojos se convierte en morada de todo el universo.
El que los abre traza las fronteras y permanece a la intemperie.
El que pisa la raya no encuentra su lugar.
Insomnios como túneles para probar la inconsistencia de toda realidad;
noches y noches perforadas por una sola bala que te incrusta en lo oscuro,
y el mismo ensayo de reconocerte al despertar en la memoria de la muerte:
esa perversa tentación,
ese ángel adorable con hocico de cerdo.
¿Quién habló de conjuros para contrarrestar la herida del propio nacimiento?
¿Quién habló de sobornos para los emisarios del propio porvenir?
Sólo había un jardín: en el fondo de todo hay un jardín
donde se abre la flor azul del sueño de Novalis.
Flor cruel, flor vampira,
más alevosa que la trampa oculta en la felpa del muro
y que jamás se alcanza sin dejar la cabeza o el resto de la sangre en el umbral.
Pero tú te inclinabas igual para cortarla donde no hacías pie,
abismos hacia adentro.
Intentabas trocarla por la criatura hambrienta que te deshabitaba.
Erigías pequeños castillos devoradores en su honor;
te vestías de plumas desprendidas de la hoguera de todo posible paraíso;
amaestrabas animalitos peligrosos para roer los puentes de la salvación;
te perdías igual que la mendiga en el delirio de los lobos;
te probabas lenguajes como ácidos, como tentáculos,
como lazos en manos del estrangulador.
¡Ah los estragos de la poesía cortándote las venas con el filo del alba,
y esos labios exangües sorbiendo los venenos de la inanidad de la palabra!
Y de pronto no hay más.
Se rompieron los frascos.
Se astillaron las luces y los lápices.
Se desgarró el papel con la desgarradura que te desliza en otro
laberinto.
Todas las puertas son para salir.
Ya todo es el revés de los espejos.
Pequeña pasajera,
sola con tu alcancía de visiones
y el mismo insoportable desamparo debajo de los pies:
sin duda estás clamando por pasar con tus voces de ahogada,
sin duda te detiene tu propia inmensa sombra que aún te sobrevuela en
busca de otra,
o tiemblas frente a un insecto que cubre con sus membranas todo el caos,
o te amedrenta el mar que cabe desde tu lado en esta lágrima.
Pero otra vez te digo,
ahora que el silencio te envuelve por dos veces en sus alas como un
manto:
en el fondo de todo jardín hay un jardín.
Ahí está tu jardín,
Talita cumi.

Sal y limón....................Boris Izaguirre

Está claro al ver a nuestros chicos de La Roja que esa fiesta en Fortaleza fue un invento de desalmados pretendiendo cobrar de alguna publicación sensacionalista. Divina y directa ha estado Pilar Rubio declarando, “No voy a entrar al trapo”.

Los jugadores de la selección española celebran la victoria ante Italia en la semifinal de la Copa Confederaciones, en Brasil. / oliver weiken (EFE)

Se enciende el verano y todo el mundo parece rebozado en alguna fritura.
 Un reconocido chef como Sergi Arola tiene que asumir como Hacienda precinta su restaurante dañando los muebles con su celo precintador.
 El ex tesorero del PP, Luis Bárcenas entra en prisión y todos nos hacemos la misma pregunta: ¿Por cuánto tiempo?.
 En el aeropuerto de Moscú, Snowden, también joven y portador de secretos de la gran cocina del mundo, la C.I.A, espera a tomar un avión hacia Ecuador, el destino de moda que lleva años enfrentado gastronómicamente a Perú.
Y para ponerle la guinda a la tarta, Pfizer, la multinacional farmacéutica, pierde la exclusividad en la elaboración de esa azulada felicidad llamada viagra.
Bárcenas ya merienda en la cárcel
. Fueron necesarios cuatro años y una pintora argentina harta de encubrir una mentira para conseguirlo.
 A esta pintora, Isabel Mackinlay, habría que darle una medalla de las Bellas Artes, incluso si sus cuadros no nos gustan.
 Rosalía, la esposa del ex tesorero y también sospechosa merchant de arte, fue a la audiencia con un vestido de estampado impresionista. ¿Sería un mensaje? ¿Que ella si sabe del arte en la ropa o de cómo el arte puede servir para muchas cosas, entre ellas el blanqueo?
En el gimnasio donde Bárcenas continúa siendo socio, se hacen quinielas sobre qué pasara con su taquilla en el vestuario vip y si se hará una ceremonia pública de apertura para saber si hay algo importante en su interior, códigos secretos, mas papeles entre las cremas rasuradoras y el elegante neceser ejecutivo.
 Ahora, en el patio de la cárcel, el ex tesorero mostrará toda su musculatura.
El Real Madrid también enseña musculo estrenando nueva Sagrada Familia.
 Un ex astro, Zidane, el eterno Florentino y un recién llegado, Ancelotti. Pero todas las miradas van hacia Marianne, la dueña del corazón del técnico italiano. Florentino la llamó a subir al estrado, por su nombre, como si la conociera de toda la vida, que fuera ella quien le pusiera la camiseta de técnico a su angelote
. El hecho de que sean novios supone otro de los cambios en el Real Madrid tras el vendaval Mourinho, que representaba un tipo de gestión más testosterónica dentro de lo patriarcal. Ancelotti parece mas calmado y, con o sin viagra, continúa sin pasar por vicaria. Marianne, de padres españoles y poliglota, tiene ganas de caer bien y esa alegría rubia contenida y madura que le gusta a las grandes corporaciones
. Justo lo contrario que la novia de Di Stefano.
El embrollo del DNI de la Infanta Cristina se mantiene calentito y afecta ahora a uno de los pilares de la sociedad civil: los notarios.
 El Ministerio dice que todo es culpa de unos notarios. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (sus siglas, CSIF, riman con NIF) insiste en que solo los altos funcionarios tienen acceso y bajo estricto control a los datos registrales.
 O sea, que no cualquiera jurunga (registra en caribeño) con los datos de altas personalidades. ¡Infanta Cristina, tu suerte con Hacienda, su protección, la deseamos todos! Las palabras del ministerio no tuvieron en cuenta que en España todos tenemos un “momento notario”, son como el médico de cabecera o el cura. Siempre llama la atención la manera en que se apoderan de tu DNI y lo colocan entre sus dedos como si fuera parte del velo sagrado.
 Estoy convencido de que existen dos profesiones para las que tienes que nacer con ese tipo de dedos que infieren en lo sostenido una trascendencia aplastante: los cirujanos plásticos y los notarios. Tienen ese cuidado para evitar equivocarse.
 ¿Hay notarios con vista cansada? ¿O disléxicos? ¿O que les tiemble el pulso cuando sostienen un DNI para hacerlo histórico? La tecnología no ha llegado hasta las notarías, seguramente porque saben que en cualquier momento aparece un Snowden y nos cruza a todos el DNI con el de Corinna o el de Barbara Rey, o nos hace titular de cuadros del matrimonio Bárcenas.
Sergi Arola con sus declaraciones en caliente, “¿por qué no se precintan los campos de fútbol?”, pone el dedo y la cuchara en una llaga: los movimientos de los clubes fuera del campo.
 Hacienda, según vamos entendiendo, no es tonta pero si selectiva, penaliza a Messi pero no actúa igual contra los clubes.
 ¡Qué se le va a hacer, arbitrariedades de la vida! Luego viene La Roja y nos da un alegrón que seguro nos dura mucho más tiempo que Bárcenas en la cárcel.
 Está claro al ver a nuestros chicos de La Roja que esa fiesta en Fortaleza fue un invento de desalmados pretendiendo cobrar de alguna publicación sensacionalista. Divina y directa ha estado Pilar Rubio declarando, “No voy a entrar al trapo”, una de esas afirmaciones que te dejan renovado, sin esa ansiedad que tiene ahora el PSOE, como con ganas de marcar un gol o como Griñan, rajar una guitarra eléctrica.
David Bisbal atraviesa una etapa don juan que quizás requiera pronto de los servicios de un notario permanente
. La Miss Universo puertorriqueña que ocupa su corazón y su moto de agua, podría haber practicado un “snowden” sobre su amor
. David, en este mundo de viagra libre, carnés equivocados, papeles de la CIA retocados en Instagram, que un bellezon universal como Zuraika filtre un romance, es para tomárselo con un poquito de sal y limón.

 

Dudar, pensar, tal vez vivir


Un momento del flime 'Hanna Arendt'.

Solo una persona tan segura de sí misma es capaz de dudar como lo hizo Hannah Arendt. La duda lleva al pensamiento y este, a las conclusiones, por muy polémicas que puedan llegar a ser. Adolf Eichmann, en cambio, incapaz de pensar y solo de obrar, un mediocre que nunca dudó, seguramente debido a su inseguridad, llegó a cometer actos terribles. Arendt, filósofa y politóloga judía, y Eichmann, responsable directo de la solución final de los judíos desde su cargo en la logística de los transportes hacia los campos de concentración durante la II Guerra Mundial, quedaron unidos para siempre por el extraordinario ensayo Eichmann en Jerusalén, escrito por la primera durante el juicio en Israel del segundo, en el año 1961. Un periodo al que ahora se acerca la interesantísima Hannah Arendt, película de la veterana Margarethe Von Trotta que aborda todas las esquinas de la polémica.

HANNAH ARENDT

Dirección: Margarethe Von Trotta.
Intérpretes: Barbara Sukowa, Axel Milberg, Janet McTeer, Klaus Pohl, Julia Jentsch.
Género: drama. Alemania, 2012.
Duración: 113 minutos.
“Para los judíos, el papel que desempeñaron sus dirigentes en la destrucción de su propio pueblo constituye, sin duda alguna, uno de los más tenebrosos capítulos de la tenebrosa historia de los padecimientos de los judíos en Europa”, escribió Arendt en el ensayo.
 La colaboración con los verdugos, he ahí la bomba que dinamitó el trabajo de Hannah y, como consecuencia, también su vida
. Una existencia ya marcada por su amor juvenil con el hombre que la enseñó a pensar, Martin Heidegger, mito de la filosofía caído del púlpito tras su adhesión al Partido Nazi, relación que también aborda la película a través de flashbacks
. Son las contradicciones del ser humano, de la vida, así de perra, así de cruel. Von Trotta, lejos de la hagiografía, también se hace eco de las acusaciones de ciertos círculos judíos contra la teoría, y coloca reiteradamente a su criatura en una posición que usa como imagen clave de la película, y que incluso le sirve como plano final: Hannah recostada en un sofá, dormitando, cigarro perpetuo entre los dedos, cenicero a un lado. ¿Qué muestra? Alguien que piensa, alguien que duda.
“Donde todos son culpables, nadie lo es.
Las confesiones de una culpa colectiva son la mejor salvaguardia contra el descubrimiento de los culpables”, escribió en Sobre la violencia.
En estos tiempos de cerrazón, de palabras vanas, de corrección política y de reiteración de esquemas faltos de personalidad, experimentar en el cine las vivencias de alguien como ella es un agradecido volcán de sabiduría.
Se podría decir que Hannah Arendt es la película ideal para cualquier estudiante de Filosofía, de Derecho, de Ciencias Políticas, de Sociología, de Periodismo. ¿Solo estudiantes?
 No, también para los profesionales que aún tengan la capacidad de dudar, cada vez menos, de hacerse preguntas
. Pensar, no como Eichmann, para intentar llegar a certezas.

Hanna Arendt

Hannah Arendt, filósofa, pensadora y periodista, judía y exiliada en los Estados Unidos, es enviada a Jerusalén por The New Yorker a cubrir el jucio del criminal de guerra nazi Adolf Eichmann, quien es juzgado y condenado a muerte
. Durante cuatro años, Hannah trabaja, marcada por la controversia, escribiendo un libro titulado “Informe sobre la banalización del mal”, el cual provoca inmediatamente un escándalo internacional.

Hilda Stern, Cohen

La poesía y la prosa recogida de Hilda Stern, Cohen se han publicado en el original alemán
. Una publicación en idioma Inglés se publicará en septiembre de 2008 por Dryad
Pulse debajo de las palabras del título que arda dentro de mí: la fe, valores de supervivencia.
Más información en: www.DryadPress.com
Genagelt ist meine Zunge: poesía y prosa por un superviviente del Holocausto
En 1997, tras la muerte de su esposa de casi 50 años, el Dr. Werner Cohen descubrió una serie de cuadernos destrozados en la parte inferior de un cajón de su casa en Baltimore, Maryland.
  Los cuadernos contenían alrededor de 150 poemas y una serie de textos en prosa en alemán que su esposa, Hilda popa Cohen, nunca había compartido con él. Página a página, se transcriben los cuadernos, el descubrimiento de un escritor de talento y la obtención de nuevos conocimientos sobre la experiencia de su esposa como un niño en Alemania y como una mujer joven en el gueto de Lodz y Auschwitz.
Buscando una manera de traer el trabajo de Hilda popa Cohen a la atención del público, Werner Cohen, él nació en Essen, Alemania , se acercaron al Centro Cultural Goethe-Institut/German en Washington, DC, que rápidamente reconoció la extraordinaria calidad literaria de la obra , así como su importancia histórica. Luego vino un contacto con el Centro de Investigación de Literatura del Holocausto en la Universidad de Giessen , cerca de la pequeña localidad de Nieder-Ohmen, hoy una parte de la población de Mücke en el estado alemán de Hesse , donde Hilda Stern, nació en 1924. Gracias a este conjunto de circunstancias, los textos, que las ventanas abiertas en una lucha de la mujer joven judío alemán de curar las heridas causadas por los nazis, ya han sido publicados.
En 1945, Hilda popa llegó como refugiado en la Alta Austria, donde esperó a emigrar a los Estados Unidos. El 21-años de edad, mujer judía alemana había perdido a sus padres y abuelos, pero sobrevivió el gueto de Lodz y Auschwitz.  
Durante los meses que Hilda esperamos en el Lakeside Resort ciudades de Gmunden y Kammer-Schörfling, Austria por su visa para Estados Unidos, que escribió poemas y pensamientos en lo cuadernos que pudo encontrar: las cosas que había escrito anteriormente, así como los nuevos poemas que expresan sus sentimientos acerca de la vida en el ni-aquí-ni-no de las instalaciones de las personas desplazadas.  
Una vez en los EE.UU., Hilda siguió escribiendo, pero luego dio en gran medida hasta que, junto con su alemán nativo, como parte de su adaptación a una nueva vida.
El título del libro está tomado de un poema en el que Hilda Stern, Cohen se lamenta amargamente de cómo su propio sentido del yo está ligada a una lengua y una cultura que trató de destruirla.  
La publicación trae un autor recién descubierto a la atención del público, enriquece la tradición literaria alemana, y mejora el diálogo judío-alemán.

Katharine Hepburn, la actriz eterna

Cuando se cumplen 10 años del fallecimiento de la actriz, recordamos la carrera cinematográfica de una de las intérpretes más indomables de Hollywood.

Un retrato de la actriz, fumando sobre un sillón orejero. / alfred eisenstaedt (getty)

A Katherine Hepburn (1907, Connecticut) se la conoce porque ganó cuatro Oscar, por su (lóngevo) romance con Spencer Tracy y por ese aspecto de atleta capaz de destacar en cualquier papel, sin importar su ascendencia o su aspecto.
Hepburn no era sólo un camaleón o una intérprete de talento descomunal sino una actriz excepcional, empeñada en vivir contra Hollywood.
Ya desde sus inicios, pateándose las tablas de Broadway, se empeñó en aparecer sin maquillaje, hablar sin filtro y vestir como si el glamour le importara un pito.
 Posiblemente ese aspecto rebelde, potenciado por un cuerpo de rasgos masculinos (herencia de una infancia marcada por la muerte de su hermano) y su alergia por la prensa, fue lo que la llevó a ganarse las enemistades de algunos de los estudios más poderosos de la meca del cine a los que llevaba por el camino de la amargura.
Negando una y otra vez su estatus de estrella se llevó su primer Oscar, Gloria de un día
. Luego (por el mismo atajo impracticable que habría hecho despeñarse a cualquier actriz que lo hubiera intentado) se hizo con tres estatuillas más, apeándose de la fama cuando le daba la gana para volver a Broadway.
Hepburn era la hiperactriz, una criatura con cuerpo de palo, aparentemente frágil, que se merendaba a sus partenaires artísticos sin necesidad de cubiertos.
Más alargada que alta, la Gran Kate (como solían llamarla) protagonizó obras maestras como La fiera de mi niña, Historias de Filadelfia, La costilla de Adán o La reina de África y eclipsó a monstruos como Cary Grant, Humphrey Bogart o Elizabeth Taylor.
 Su reino, como el de aquel otro Mesías, no era de este mundo y su clase, huelga decirlo, tampoco.
Ninguna actriz supo llevar los pantalones como ella, ni lucir la picardía o el sex-appeal con tal indiferencia que al final uno acababa planteándose si aquello formaba parte de una persona distinta, que convivía con aquella actriz para el que los hombres eran poco menos que compañeros de género.
 Esa extraña alquimia que punteaba sus actuaciones la convirtió en un icono a perpetuidad y el referente de docenas de aspirantes al trono hollywoodiense.
De sus años dorados (de 1938 a 1957) se recuerda su voluntad de hacer lo que le apeteciera, sin ceder jamás a otra cosa que no fuera su propio deseo.
 Pocas actrices en la historia del cine pueden presumir de haber cabreado a tantos sin miedo a las consecuencias
. Posiblemente por eso, por esa personalidad sin tapujos, la Hepburn sigue siendo hoy en día una de esas mujeres que son más grandes que su propia leyenda: una actriz que tenía ángulos en lugar de curvas y cuya carrera se construyó a base de pico y pala.
 Una actriz irrepetible.

 

Muere el fotógrafo Bert Stern, famoso por sus imágenes de Marilyn Monroe

El fotógrafo Bert Stern, ante una imagen de Marilyn Monroe. / Neilson Barnard (AFP)

Conocido por fotografiar a Marilyn Monroe seis semanas antes de su muerte, Bert Stern falleció el miércoles en su casa en Manhattan, Nueva York, a los 83 años.
 La noticia la confirmó su esposa, la directora de cine Shannah Laumeister, de 43 años, quien se casó con el fotógrafo en 2009 y que por razones de privacidad lo mantuvieron en secreto, según ha informado la agencia de noticias AP. Stern había pasado unos días en el hospital por encontrarse mal pero regresó a casa "porque los médicos no encontraron nada", según Laumeister.
En 1962, Stern tuvo la oportunidad de realizar centenares de fotografías a la actriz  Marilyn Monroe en el hotel Bel Air de Los Ángeles
. El reportaje fotográfico incluía imágenes de la actriz desnuda y semidesnuda encargado por la revista Vogue. Unas imágenes que han pasado a la historia porque se realizaron fechas antes de que la actriz falleciera de una sobredosis en esta ciudad.
 En la sesión Stern disparó su cámara hasta conseguir algo más de 2.500 imágenes, algunas de ellas censuradas por la estrella del celuloide. El fotógrafo seleccionó una serie que fue publicada en 1982 en el libro The Last Sitting.
 El resto de las imágenes se dieron a conocer  en 2000 en Marilyn Monroe: The Complete Last Sitting. En un documental de la realizadora Shannah Laumesteir sobre el fotógrafo (Bert Stern: Original Mad man), Stern contaba:
 "Tener a Marilyn Monroe en la habitación de un hotel solo pasa una vez en la vida, aunque la habitación esté convertida en un estudio".
Su esposa ha reivindicado la parte artística de Stern: "Siempre será recordado como alguien que amó a las mujeres, que amó hacer fotos y sentir de una manera intensa las cosas que se ponían frente a su cámara.
Sus imágenes vivirán para siempre. Las que hizo a Marilyn Monroe van más allá de la simple fotografía, son arte".
Stern fotografió durante su carrera a grandes estrellas del cine y la literatura como Audrey Hepburn, Elizabeth Taylor y Truman Capote
. "Era un fotógrafo innovador, tanto en el sector comercial como con modelos y famosos
. Era uno de los mejores", ha dicho Bruce Barnes, director del Museo de Fotografía y Cine George Eastman House (Rochester, Nueva York), en el cual se iba a presentar el único documental elaborado por Stern al final de la década de los cincuenta sobre el Festival de Jazz de Newport: Jazz on a Summer's Day, según informa The Huffington Post.
Nacido en Brooklyn, Stern formó parte de una generación de fotógrafos - entre los que estaba Irving Penn y Richard Avedon- que fueron conocidos por sus imágenes depuradas y seductoras. "Aunque él no era tan conocido, encaja en este grupo que revolucionó la forma de mirar y retratar a los famosos", ha dicho Jessica Johnson, trabajadora del George Eastman House.




 El funeral está programado para hoy en la capilla Frank E. Campbell de Nueva York.

Un bolso, una obra de arte

Desde pequeñas todas jugamos a ponernos tacones y colgarnos el bolso de mamá para sentirnos importantes.
Al crecer aprendemos que sea cuál sea tu estilo o tu forma de vida, un buen complemento siempre consigue mejorar un look convirtiéndose en un elemento básico y abierto a la fantasía.
Los diseñadores de Desigual dotan a este complemento de un estilo único con el que quieren demostrar que no hay que tomarse todo tan en serio, que lo importante es disfrutar y volver a gritar al mundo su lema que es toda una declaración de intenciones, “La vida es Chula”.
Los diseñadores de Desigual conciben cada bolso como una obra de arte que lleva el sello del artista que los hace identificables.
 Si los expusieran en una galería podría seguirse a través de ellos las diferentes etapas de la vida de un artista, con sus giros y variaciones pero con el hilo común que hace que las obras se reconozcan como propias.
Etapa intimista
Creaciones como el Mini Satchel, inspirado en el bolso de los carteros antiguos, o de los estudiantes ingleses, que llena de fantasía con impresiones y grabados o el bolso de corte vintage, romántico y con aires campestres lleno de motivos florales. Reflejan sus vivencias más puras y auténticas.
bolsos1
Etapa de Reafirmación
El bolso logo marca la época de reafirmación del artista que se centra en si mismo y hace de su nombre el elemento gráfico principal.
bolsos2
Etapa Naïf
Casi todos los artistas viven un momento de purificación espiritual y de regresión a su Infancia. Aquí se refleja en el bolso Bowlin, infantil e ingenuo pero con una base clásica.
bolsos3
Etapa Folk
Construido a partir de retales de diferentes telas de flores, encajes y rayas, este bolso refleja los recuerdos del artista durante su etapa más bohemia en Budapest. Su cultura y folklore inspiran esta pieza.
bolsos5
Etapa Cumbre
Cada marca tiene sus propios iconos. En el caso de Desigual, el bolso Icono corresponde a la etapa cumbre del artista, el periodo álgido de su obra, en el que encuentra su lugar como artista, con piezas que son hoy por hoy verdaderos clásicos imperecederos.
bolsos4
Este verano coge el bolso que más te guste y sal a disfrutar. Haz tuyo el lema de Desigual, “La Vida es Chula”.

Mario Vaquerizo: "Me he pasado la vida copiando a mis ídolos"

Es él. Mario Vaquerizo, el incombustible, el auténtico
. El líder de Nancys Rubias, mánager de estrellas, escritor y fenómeno televisivo, habla de moda como de todo: sin morderse la lengua.
Usted no tiene problema en reconocer lo mucho que le preocupa su imagen y la ropa que se pone.

Es que la forma de vestir es algo que habla de uno, de su propio estilo.
 Por supuesto que me preocupa lo que llevo, que me quede bien y que dé una idea de quién soy. Me encanta verme guapo.
¿Se considera original al vestir?

Para nada.
 Me he pasado la vida copiando a mis ídolos y aprendiendo de ellos
. Mis influencias estéticas van de David Bowie a The Ramones, pasando por Iggy Pop, los Village People o Raffaella Carrà.
Pues eso de reconocer que imita tiene mérito.

Es que yo copio a quien admiro. No hay nada de malo en eso.
Dígame, ¿hay alguna prenda que le haya marcado?

Sí. Los pantalones pitillo negros de la tienda Trash and Vodevil de Nueva York
. El dueño es uno de los reyes del punk neoyorkino de 1977. Ha vestido a artistas como Blondie o Iggy Pop.
Hábleme de esos pantalones.

Compré el primer par en el año 2000, y gracias a ellos descubrí mis piernas
. Ahora solo uso esos. En España no los hay, así que aprovecho para comprarlos cuando voy a EE UU, o se los encargo a los amigos.
Veo que siempre se viste con una cazadora de cuero. ¿Cuántas tiene?

Tengo 39.
 Todas son negras y estrechas. Algunas son de Zara o de Bershka, aunque también tengo una preciosa de Balmain.
Y si encuentro un modelo que me gusta mucho, me compro más de una.
¿Su favorita?

Una perfecto que me regaló Alaska, que ella usó cuando sacó Horror en el hipermercado.
 Y otra que llevaba Nacho Canut en A quién le importa.
¿Algún otro exceso en su armario?

Sí. Tengo más de 500 camisetas.
Alguna debe ser la favorita.

Una que me regaló Nacho Canut, estrecha y sin mangas, verde, con una espiral en negro, que él usaba en su época de Los Pegamoides.
Le tengo tanto cariño que cuando la llevo de viaje no la facturo por si me pierden la maleta.
¿Qué es lo más extravagante que guarda en el armario?

Un arnés de sadomaso con el que me fotografió Juan Gatti para un disco de Las Nancys Rubias.
 Como no es algo que me vaya mucho, lo subastaré en una puja benéfica que vamos a organizar Alaska y yo.
Dígame algo que guarde, aunque ya no lo use.

Una camiseta que compré cuando conocí a Killer Barbies.
 Encogió y ahora parece un minipull.
¿Recuerda la primera prenda de vestir que se compró con su dinero?

Un anillo de plata con una calavera que encontré en un puesto rockero de Gran Vía
. Fue en 1994. Acababa de cobrar 8.000 pesetas por una entrevista que hice a Carlos Berlanga en El Gran Musical. Metí 4.000 en una cartilla, aparté 3.000 para mis gastos y con las otras 1.000 me compré el anillo.
Hablemos de zapatos.

Tengo muchos, y guardo algunos que ya no utilizo, como unos Boogie de Christian Dior con cadenas de metal que me compré en París.
¿Su calzado preferido?

Me gustan los zapatos altos y con flecos, pero en España solo los fabrican para mujeres. Ahora estoy encantado, porque en Louboutin me han hecho con mi horma unos con tacón ancho de 12 centímetros y flecos de cuero. Encargué tres pares.
Nunca se pondría.

Un poncho.
 Me horrorizan porque no se nota el cuerpo.

El polifacético Mario Vaquerizo abre su armario, y no sorprende que guarde más de 500 camisetas y 39 chaquetas de cuero, prendas clave de su estilo inconfundible.



La España más brasileña reta al otro Brasil.............................José Sámano

Del Bosque, Xavi, Casillas y Alba descansan en el banquillo. / JUAN FLOR (diario as)

Se puede ser muy campeón, pero sin derrotar a Brasil siempre parecerá que faltó algo.
Por lo que Brasil ha supuesto para el fútbol, superar su reto es casi una obligación de todo entronizado que se precie.
 Y si el destino te cita en Maracaná, aún más.
Los jugadores españoles lo tienen metabolizado hasta el hueso y ese objetivo ha sido su hilo conductor permanente en una Copa Confederaciones sin otro atractivo.
 Un torneo calzado por la FIFA tras una temporada agotadora y una larga concentración sin grandes pasatiempos.
 En caso de victoria, la causa habrá merecido la pena para España.
No es la final mundialista o de la Eurocopa, pero el cartel es tan imponente que lo parece, y tiene en vilo a los futbolistas españoles, que, pese a su mochila de éxitos, siempre soñaron con este día.
 Para la Roja sería una victoria legendaria, de las que perdurarán en la retina y se novelarán de generación en generación.
Ambos bandos se han tomado el pulso como una cuestión tan personal como primordial. Brasil, con las calles en sangre viva, teme que una decepción complique todavía más el tránsito hacia su Mundial de 2014. En lo deportivo, la Canarinha no tendría redención en todo un año, puesto que nada tiene en juego hasta entonces, y el derroche por el fútbol está en el disparadero de las revueltas sociales. Para los brasileños todavía hay algo más en juego.
 Desde los años noventa, Brasil ha perdido aroma, ya no representa la esencia del jogo bonito, “ese fútbol que prefiere el placer al resultado, ese fútbol que no tiene ángulos rectos, como tampoco los tienen las montañas de Río ni los edificios de Niemeyer”, como en su día lo definió de forma magistral el escritor Eduardo Galeano.
 Ese papel bonito le corresponde ahora a su adversario de esta noche y, tras los fracasos en Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, la selección amarilla tampoco puede reivindicar títulos a cambio de estilo.
EL PAÍS
España, por su parte, tiene de todo: gana y fascina.
 Un éxito en Río sería toda una guinda para el grupo de Vicente del Bosque; una derrota no empañaría su andadura desde 2008.
Sin embargo, otro llanto de Maracaná como el provocado por Schiaffino y Ghiggia, aunque ya nunca será tan multitudinario, abriría preocupantes interrogaciones en el fútbol brasileño y en todo el país.
 Por algo en las horas previas, Luiz Felipe Scolari se ha hartado de otorgar el favoritismo a España, una forma subliminal de querer sacudirse la presión.
Un éxito en Río sería toda una guinda para el grupo de Vicente del Bosque; una derrota no empañaría su andadura desde 2008
En principio, todo apunta a que Brasil mantendrá su alineación de todo el torneo, con Neymar como icono y principal amenaza, dos laterales de largo recorrido —Alves y Marcelo—, dos centrales y un portero matriculados en Europa —Julio César y los zagueros David Luiz y Thiago Silva—, dos medios centros como Luiz Gustavo —más defensivo— y Paulinho —más llegador—, un volante indefinido —Óscar— y dos atacantes potentes y con oficio —Fred y Hulk—.
Por parte española es probable que Del Bosque ordene alguna variante respecto al partido con Italia. La decepcionante actuación de Silva puede abrir la puerta a Mata o a Navas, aunque el técnico tiene preferencia por el sevillano como agitador durante el transcurso del encuentro.
 Con Cesc ya en plenitud, puede ser él quien resuelva el enigma del nueve en cada partido. Reventados físicamente tras el exigente duelo con los italianos, en Río los españoles encontrarán alivio en el clima, con temperaturas hasta 10 grados por debajo de las de Fortaleza.
 Al abrigo de Maracaná, el holandés Björn Kuipers, de 40 años, hijo de árbitro y dueño de un supermercado, ha sido designado como juez. Esta temporada ya arbitró el Barcelona-PSG de los cuartos de la Liga de Campeones, y el Borussia Dortmund-Real Madrid en semifinales.
Kuipers tendrá tajo
. Las estadísticas alertan de que Brasil es el equipo que más faltas ha cometido del torneo, 81, más de 20 por partido, por tan solo 42 en total de los españoles. La Roja, cuestión ideológica, ha dado 794 pases más que su rival de hoy. Otro Brasil, la nueva España.
 Dos vías diferentes para dirimir mucho más que un mero partido.
Y con Maracaná de testigo, donde la Canarinha ha disputado 104 encuentros, con 74 victorias, 23 empates y solo siete derrotas. Señal inequívoca del fortín que espera a los españoles y la magnitud de la gesta. Los futbolistas de hoy no tendrán en contra una marabunta de 152.772 hinchas, como tuvieron que soportar Ramallets, Zarra y compañía hace 63 años.
 En el remodelado estadio el aforo es de 73.531 espectadores. A diferencia de lo ocurrido en el Mundial de 1950, donde la selección de Guillermo Eizaguirre no desvelaba a Brasil (6-1, en su duelo), la de ahora ha sido abucheada sin parar en cada partido. Es el ayer contra el hoy, Brasil ante su hijo más reconocido: la España más brasileña.

Valor ornamental........................Juan Cruz

No es extraño que la alcaldesa de Madrid buscara ese calificativo para poner en su sitio a artistas que hicieron del compromiso la base sentimental de sus respectivas apuestas.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha vendido parte del patrimonio artístico del consistorio
. Esas obras, por las que ha obtenido un saldo de circunstancias, eran de artistas muy importantes; entre ellos, este periódico citó a los que ya son historia: Millares, Tàpies, Chillida, Miró...
Sorprende en una persona de cultura media, y acaso alta (Ana Botella le dijo a Manuel Vicent que ella fue quien le aconsejó a su marido que leyera a Azaña, y esa es una recomendación que requiere juicio cultural), dijera que esas obras tenían “valor ornamental”
. Es cierto que la belleza, e incluso lo feo que deviene arte, tiene valor ornamental en algún momento. Si uno va más lejos (o más cerca) es probable que convenga en decir que todo es ornamental, pues colocado en un sitio determinado, con la armonía precisa, es ornamental un jarrón chino o una pieza de Porcelanosa
. De hecho, a los expresidentes del Gobierno (incluido el marido de Ana Botella) se les ha llegado a llamar (por culpa, es cierto, de Felipe González) jarrones chinos cuya utilidad es exactamente decorativa.
Pero el arte es mucho más que ornamento. Es arte porque permanece, cambia el espíritu, revoluciona las mentes, interroga desde la estancia aparentemente inactiva que contienen los marcos o el simple aire de las estatuas. Igual sucede con todas las artes.
 El compositor Luis de Pablo se enfurece cuando escucha la expresión “música de fondo” porque, aparte de músicas que son expresamente ornamentales, el arte de la música es un suspiro radical del alma y merece ser expresado o escuchado en el adecuado silencio. ¿Es ornamental un soneto de Eliot o un poema de Paz? ¿El poeta bravo y triste que fue César Vallejo entraría en el ámbito de lo ornamental? ¿A quién le tiraría un jarrón en la cabeza Blas de Otero si alguien le hubiera dicho que se subiera al estrado para adornar con sus versos el salón de plenos de un Ayuntamiento? ¿Era ornamental Brecht? ¿Y Tàpies? ¿Puede decirse que Tàpies es ornamento?
Es arte porque permanece, cambia el espíritu, revoluciona las mentes
Pues no.
 Pero hablemos de Tàpies, ya que estamos siguiendo la lista de los ornamentos de que se ha privado el Ayuntamiento de Madrid. Ahora las autoridades catalanas en pleno se han acercado a inaugurar una exposición doble (en el Museo Nacional de Arte de Cataluña y en la Fundación Tàpies) que honra el espíritu más radical del gran artista catalán.
 Han estado allí esas autoridades, han declamado sus propios discursos para congratularse de haberlo tenido como compatriota; pero aparte de esos discursos decorativos no tuvieron ni la decencia de restituir al pintor una de sus más atrevidas propuestas: que el Mitjó (el calcetín gigante que quiso que estuviera en el Museo Nacional) se ubicara como una de las propuestas de su legado
. Pero no solo eso: no hace falta prestar mucha atención para advertir que después del boato de las inauguraciones a las autoridades Tàpies (y su fundación, por ejemplo) le importan lo que a un alcalde un jarrón de porcelana.
Así que no es extraño que la alcaldesa de Madrid buscara ese calificativo para poner en su sitio a artistas que hicieron del compromiso la base sentimental de sus respectivas apuestas.
Si se fijara más la alcaldesa vería que el adjetivo se le fue al lado equivocado del diccionario.

 

Reclusos con pedigrí

Díaz Ferrán, Ángel de Cabo, Iván Losada están con Bárcenas en la cárcel Soto del Real,

Miguel Blesa ha pasado por la misma prisión.

De izquierda a derecha, y de arriba a abajo, Gerardo Díaz Ferrán, Ángel del Cabo, Iván Losada y Miguel Blesa, a su llegada a la cárcel Soto del Real.

La prisión de Soto del Real (Madrid) alberga a algunos de los reclusos más populares de España por su turbio pedigrí financiero.
 Desde el pasado jueves, también acoge en sus celdas al extesorero del PP, Luis Bárcenas.
 Pero cuando este llegó, allí estaban ya, desde el pasado 6 de diciembre, el expresidente de la patronal CEOE Gerardo Díaz Ferrán, el otrora todopoderoso dueño de Viajes Marsans, y su testaferro, Ángel de Cabo, el millonario liquidador de empresas al que Díaz Ferrán simuló vender supuestamente su imperio para no pagar los 400 millones de deudas que mantiene con un reguero de proveedores y los miles de empleados a los que ha dejado en la calle. Díaz Ferrán, De Cabo e Iván Losada, el hombre de confianza de Cabo, al que este colocó de director general de Marsans siguen aún hoy presos, aunque la Audiencia Nacional les ha rebajado sus fianzas: los 30 millones iniciales impuestos a Díaz han quedado en cinco, mientras que los 50 iniciales decretados contra De Cabo ahora son tres.
La situación judicial del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa es diferente
. Ahora está libre, pero también ha estado entre las rejas de Soto entre los días 5 y 20 de junio pasados. Allí le envió el juez Elpidio José Silva por sus gestiones en la operación de compra de un banco en Florida (EE UU) que, según este magistrado, tuvo un sobrecoste de unos 500 millones de euros para la entidad que presidía
. Quedó libre después de que la Audiencia de Madrid revocase su encarcelamiento y anulase por defecto procesal todas las diligencias practicadas contra él por el juez Silva, que le abrió una causa por autorizar un préstamo (impagado) de 26,6 millones para las empresas de Díaz Ferrán cuando sobre ellas se cernía la quiebra.
En las fotos superiores se ve a Díaz Ferrán, a De Cabo y a Blesa a su llegada a la prisión de Soto, en el momento en que los funcionarios les están midiendo y fotografiando para la composición de sus fichas penitenciarias.

 

Los secretos de Bárcenas amenazan al PP

El extesorero guarda presupuestos del partido que apuntan a la financiación ilegal, recibos de constructores y empresarios de donaciones opacas y hasta fotos y documentos personales de otros dirigentes, que utiliza para defenderse de lo que considera un “acoso judicial”..

LAS FOTOS CON LAS QUE BÁRCENAS SE DEFIENDE. Bárcenas defiende que no fue quien contrató a Correa, y parra demostrarlo, facilita imágenes como esta, del 23 de octubre de 2004, donde Correa disfruta de su palco en el pabellón Madrid-Arena en el que asisten como invitados el matrimonio Alejandro Agag y Ana Aznar, entre otros.

Luis Bárcenas ingresó el pasado jueves en la cárcel de Soto del Real (Madrid).
 Con 56 años, ha pasado casi la mitad de su vida alrededor, junto o al frente de la caja fuerte donde el Partido Popular guardaba su dinero y alguno de sus secretos financieros inconfesables
. Nadie acumula en el partido tantos conocimientos sobre las finanzas de la formación política que hoy gobierna España con un poder casi absoluto.
De todas las hipótesis posibles en relación con la evolución del caso Gürtel, la del extesorero en prisión preventiva era la que más preocupaba a una parte significativa de la cúpula del Partido Popular.
 Desde que Suiza remitió, en diciembre del año pasado, las primeras informaciones oficiales sobre la fortuna oculta del extesorero en el Dresdner Bank, en el PP había un temor creciente ante la posibilidad de que el juez Pablo Ruz, instructor del caso, dictase un auto de prisión contra Luis Bárcenas. Pero nadie quería creer que el temor se convirtiera en realidad.
Lo que el extesorero del PP sabe sobre supuestas prácticas ilegales del partido, y lo que está dispuesto a contar en una situación extrema —como la que puede vivir encerrado entre los muros de la cárcel de Soto del Real— mantiene al PP inquieto, preocupado y dividido.
Bárcenas, en 2009, saliendo de su domicilio, el día antes de comparecer en el Tribunal Supremo por el 'caso Gürtel'. / SAMUEL SÁNCHEZ
El extesorero del PP, según han explicado a EL PAÍS fuentes de su entorno, guarda numerosa documentación que probaría, sin margen de duda, la financiación ilegal de esta formación política en distintas campañas electorales; implicaría a distintos dirigentes de la cúpula en negocios al margen de la ley y comprometería a una decena de empresarios vinculados a este partido, que apoyaron con dinero no declarado la financiación de la formación conservadora en momentos de especial interés.
Cuando su imputación en el caso Gürtel estaba tramitándose en el Tribunal Supremo, en el verano de 2009, Luis Bárcenas sacó de la sede central del partido, en la calle de Génova, 13, en Madrid, una serie de carpetas con abundante documentación.
Su intención era utilizar ese material, que él controló durante 20 años como gerente y tesorero del partido, para defenderse del acoso judicial, en la creencia de que su amenaza de “tirar de la manta” activaría todos los mecanismos en el partido para protegerle de jueces, fiscales y policías.
Con Luis Bárcenas en la cárcel, esa amenaza de chantaje crece, aunque el presidente del partido y del Gobierno, Mariano Rajoy, asegure en público que no le preocupan las maniobras de su extesorero.
 Hasta hace cuatro meses, el PP protegía a Bárcenas, incluso con un sueldo que nadie más cobraba en el partido. Sus fondos en Suiza le han convertido en un apestado, aunque todavía no para todos.
Las posibilidades de que Luis Bárcenas implique al PP en sus problemas con la justicia son varias:
» Financiación ilegal, campañas con sobrecoste.
 Luis Bárcenas, según ha podido comprobar este periódico, guarda los certificados bancarios de los ingresos que hicieron distintos empresarios al partido en campañas electorales —bien nacionales, bien autonómicas— en las que los gastos se dispararon muy por encima de los permitido por la ley. El PP tuvo que remitir al Tribunal de Cuentas, según la documentación que maneja el extesorero, una información parcial de los gastos realizados, que en realidad fueron muy superiores a los declarados oficialmente. Ese presupuesto extra que el PP utilizó en distintas campañas fue financiado con aportaciones de empresarios por distintas vías, unas aparentemente legales y otras totalmente opacas, según las pruebas que maneja Bárcenas y a las que ha tenido acceso este periódico.
Barcenas creyó que su amenaza de “tirar de la manta” le protegería
» Empresarios comprometidos. Es una situación parecida a la que registran los cuadernos de Bárcenas, donde el extesorero anotó de su puño y letra, según el informe pericial de la policía, donaciones ilegales por 7,3 millones de euros a lo largo de casi diez años.
El antiguo responsable de los fondos del partido empleó una parte del dinero en gastos de funcionamiento ordinario del PP y en el supuesto pago de sobresueldos a la cúpula.
Y el resto lo legalizó ingresándolo en la cuenta exclusiva para los donativos que tenía en el Banco de Vitoria. Lo hizo troceando la cantidad real donada —siempre en paquetes inferiores a 60.000 euros— y haciéndola pasar como anónima, con lo que impedía cualquier seguimiento de las mismas por parte del Tribunal de Cuentas.
Aunque la mayoría de los empresarios han negado ante el juez Ruz haber hecho esas donaciones, Luis Bárcenas tiene toda la información acerca de los dueños o directivos de empresas que aportaron los fondos y las circunstancias en que se produjeron esos ingresos de dinero.
» Comidas de negocios y supuestas mordidas. Bárcenas ha detallado a alguno de sus compañeros de partido y colaboradores en almuerzos de trabajo, en los que participó junto a otros dirigentes del PP, diversas entregas de dinero por distintas vías de empresarios que habían recibido adjudicaciones de administraciones gobernadas por la formación conservadora.
Luis Bárcenas detalló en notas mecanografiadas esas prácticas, imposibles de demostrar porque el extesorero tan solo aporta como prueba recortes de periódico donde se habla de las adjudicaciones que, según él, dieron lugar a las ayudas económicas al PP de los empresarios beneficiados por el contrato público.
» Las coartadas contra Francisco Correa. Bárcenas repite a todos los que quieren escucharle que su relación con Francisco Correa, cabecilla de la trama corrupta Gürtel, lejos de ser amistosa fue tensa y terminó en ruptura a partir de la llegada de Mariano Rajoy a la presidencia del partido en 2004.
 Numerosos documentos hallados por la policía en los registros de las distintas sedes empresariales que utilizaba Correa cuentan una versión muy distinta de la que defiende Bárcenas.
El extesorero del PP insiste en que no fue él quien introdujo a Francisco Correa en el partido, y para demostrarlo no duda en facilitar, a través de su entorno, fotografías del jefe de la red Gürtel donde se le ve acompañado de distintos dirigentes autonómicos y nacionales del PP en el palco que tenía alquilado hace años para presenciar los partidos del Máster de Tenis en el pabellón municipal Madrid-Arena.
 Entre las fotografías que manejaba Bárcenas había una (que ilustra estas páginas, de octubre de 2004) donde se ve a Correa junto al matrimonio de Alejandro Agag y Ana Aznar, al que el cabecilla de la trama regaló en su boda más de 36.000 euros, el presupuesto de la iluminación y el sonido de la fiesta que siguió al enlace en la finca de Los Arcos, en la sierra de Madrid.
Tanto Alejandro Agag como el expresidente del Gobierno José María Aznar han recalcado que aquel regalo se hizo cuando Francisco Correa no estaba inmerso en ningún procedimiento judicial ni había sospechas de su participación en una red de corrupción masiva.
Reserva papeles de pagos a empresas de dirigentes a los que él no apreciaba
Cuando se celebró la boda, las empresas de Correa llevaban en exclusiva los actos del PP a nivel nacional donde participaba José María Aznar; se encargaba de algunos de los viajes que contrataba el palacio de la Moncloa para los asesores del presidente; tenía contratos a dedo en AENA, organismo dependiente del Ministerio de Fomento, y colaboraba activamente con numerosos Ayuntamientos madrileños donde gobernaba el PP.
» Objetivos personales. Bárcenas también se reservó para sí algunos documentos sobre pagos que hizo como tesorero del PP a sociedades aparentemente inocuas que en realidad eran propiedad de dirigentes del PP a los que el entonces tesorero no apreciaba mucho.
 De hecho, el hoy extesorero consideraba que parte de su infortunio dentro del partido se debía a esos dirigentes a los que había tenido que pagar en concepto de minutas por asesorías jurídicas o por regalos de empresa.
Durante el último año y medio, Luis Bárcenas trasladó a numerosos dirigentes del PP sus quejas sobre el trato que le daban las dos fiscales Anticorrupción encargadas del caso Gürtel y los mandos policiales de la UDEF (Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal) que elaboraban informes sobre el extesorero
. Las quejas de Bárcenas, de una manera o de otra, llegaron a oídos de los ministros del Interior, Jorge Fernández, y Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.
 Diversas fuentes próximas a ambos dirigentes del Gobierno aseguran que no hicieron nada, pese a las presiones de Bárcenas, ni hubieran podido hacerlo ante las evidencias que arrojaba la investigación judicial sobre los delitos cometidos por el extesorero del PP.
Y mientras la mujer de Bárcenas se pasa el dia de Compras de Altas Frmas ¿Que mejor que hacer en estos casos? porque debe tener abundante metálico o cash que dicen los Pijillos, para eso, claro.

 

29 jun. 2013

Lady Bárcenas

La que no necesita esperar a rebajas es Rosalía Iglesias, esposa de Bárcenas, de 53 años y natural de Astorga, León, de profesión su matrimonio y sus labores no declaradas al fisco.

Rosalía Iglesias, esposa de Bárcenas, a la salida de la Audiencia Nacional. / Reuters

Voy a tener que envainarme el orgullo por el mismo sitio que Wert el seis con cinco. Ahora que tenía un soplo superfidedigno para reflotar mi currículo, viene Ruz, entrulla a Bárcenas, me como mi exclusiva, y así no hay quien levante ni cabeza ni culo
. Y eso que la mía era una primicia de muchísimo mayor calado histórico. Me habían llegado campanas de Snowden de que Inditex adelantaba las rebajas.
 Pero está visto que, ya puede apretar la crisis y deshelarse los polos, que ese Imperio no mueve un precio hasta el uno de julio porque a Ortega no le sale del oligopolio.
Menudo es Amancio. Ya puede estar la competencia tirando el género al 70%, que él no baja un euro sus trapos aunque estén cogiendo polvo en los percheros.
 Ahí lo tienes al magnate, tan pancho en su yate con la hija, el yerno y el nietecito mientras sus esclavas pasamos noches al raso cogiendo sitio para pillar sus pingos a mitad de precio. Con Cáritas vale, pero con la parroquia no tiene caridad ninguna, el pope gallego.
La que no necesita esperar a rebajas es Rosalía.
 La ex de Amancio, no, que es una multimillonaria indie que no se mete con nadie, la pobre.
 Hablo de la otra, Rosalía Iglesias, la esposa de Luis el Cabrón, lady Bárcenas para el siglo
. Una señora de 53 años natural de Astorga, León, de profesión su matrimonio y sus labores no declaradas al fisco, que después de juntar 11 millones de euros en billetes grandes en el paro, va perdonándonos la vida a los contribuyentes como si la reina de la selva fuera ella.
Tenías que verla el jueves llegando a testificar toda imputadísima a la Audiencia de la calle Prim, 11, con su cochazo, su porteador y su gorila como quien va a recoger el Oscar al Teatro Kodak de Los Ángeles por su papel de Jane en Bárcenas, el terror de la jungla pepera. Menuda cacatúa. Al lado se semejante palo de escoba, la jueza Alaya parece la jorobada de Nuestra Señora de La Judicatura.
Llámame demagógica, pero me juego la extra que me va a esquilmar Montoro el lunes con el IRPF, a que con ese vestido de tigresa rollo Cavalli, esas gafas de buceo rollo Gucci, ese bolsazo Loewe y los hectólitros de Chanel nº 5 que debe de orinar la doña, se pagan varias pensiones de los yayoflautas que le dijeron de todo menos bonita a su entrada al juzgado
. Ahora, la culpa es tuya, Rosalía
. Si quieres ir de incógnito, te coges una coleta, te vistes de Amancio de arriba abajo y te digo yo que te confunden con una letrada, una teleoperadora, o una portera como servidora, que para eso las zaristas somos clónicas anónimas.
 Pero tú, no. Para mí que tú lo que quieres es dar la nota y mear el territorio. Si no, ¿de qué ese melenón de leona, esa testa enhiesta y ese rictus de sí, soy yo, rollo Marta Sánchez mirando al populacho antes de meterte al carro?
Para mí que ya le habían llegado campanas del marrón de su legítimo, iba ella haciendo planes, y yo que la entiendo
. Todo tiene sus pros y sus contras, congénere.
 Desconectar reanima las relaciones largas. Luis estará superatendido en Soto, que no me digas que no es un nombre ideal para un internado.
Y además, ante la duda, que sea yo la viuda, que dicen las viejas.
 Y si alguien tenía que dar con sus huesos en el talego, que sea él el reo.

 

Arantxa firma la paz con su familia

Arantxa Sánchez Vicario, en Oviedo, durante los premios Príncipes de Asturias. / EUROPA PRESS

Tras dos años de enconados litigios en los tribunales y tres meses de complicada negociación, Arantxa Sánchez Vicario se dispone a firmar un acuerdo con su familia que pretende cerrar la lucha que mantiene sobre su patrimonio. Todo está preparado en el despacho de los abogados de la tenista para sellar las condiciones de la paz, y el comunicado que se difundirá a la prensa para informar de que la pelea ha concluido ya está redactado. En las horas previas, todas las partes intentan ser cautelosas para que nada estropee la aparente armonía. Ni tan siquiera la decisión que el pasado jueves tomaba la Audiencia Provincial de Barcelona, que pilló a todos por sorpresa, incluso a la propia Arantxa.
Un auto ordenó reabrir la querella que el año pasado presentó la tenista contra su padre, Emilio; su hermano Javier, el abogado Bonaventura Castellanos y al administrador Francisco de Paula Oro, a quienes la deportista acusa de haberse apropiado de 16 millones de euros de su fortuna, esa que obtuvo jugando durante muchos años en los torneos más importantes del mundo.
De esta manera, los magistrados admitían así el recurso de apelación presentado por Arantxa sobre el primer fallo y decidían que los querellados declararan en calidad de imputados.
Arantxa estaba en Barcelona cuando se produjo la inesperada noticia.
Llegó hace varias semanas para intentar a la desesperada resolver las causas abiertas contra su familia. Lo hizo discretamente, aunque finalmente decidió, por amistad con su peluquero de cabecera, Alberto Cerdán, acudir a un acto promocional y dejarse ve
r. En él, más rubia que nunca, más sonriente que nunca, pero parca en palabras como nunca, se limitó a decir: “Aquí estoy, ¿no me veis?”. Así respondía a las preguntas de si había regresado de Miami para quedarse.
Y es que Arantxa dejó Barcelona el verano pasado, puso a la venta varias de sus valiosas posesiones y se instaló con su marido, Pep Santacana, y sus dos niños en Miami, donde tiene una casa. Se marchó en busca de tranquilidad y un cierto anonimato.
Los meses anteriores habían sido agotadores. La publicación de sus memorias —¡Vámos!— había dejado al descubierto que la relación con sus padres era una farsa, que lejos de ser la familia unida que todos creíamos, en el hogar de los Sánchez Vicario se libraba una gran batalla de acusaciones mutuas y con muchos millones en juego. Arantxa había decidido subir a la red y luchar. En el partido más difícil de su vida tenía como rivales a sus padres, Emilio y Marisa, y a su hermano Javier, que se encargó con el progenitor de manejar sus inversiones y propiedades. Mientras, Emilio, el hermano mayor, ha actuado siempre como mediador en el litigio.
Arantxa considera que la gestión de su padre como responsable de sus finanzas ha sido nefasta y la ha llevado a la ruina.
El auto de la Audiencia de Barcelona del jueves supuso toda una sorpresa no solo para los afectados, sino también para la tenista. “Esta decisión de la Audiencia supone una victoria para Arantxa, cuya catadura moral lleva muchos meses en entredicho”, señaló su abogado, Juan José Burgos Bosch. “Han sido muchos quienes han dudado del proceder de mi clienta en este asunto. La resolución no deja dudas de que hay materia para seguir adelante”.
Pero pese a esta victoria “moral”, que en opinión de los letrados deja claro que Arantxa tiene motivos sobrados para pedir explicaciones a su familia, la noticia llegó en el momento más inapropiado. En esos momentos se pasaba a limpio el documento definitivo del acuerdo. Los abogados han redactado hasta 20 borradores en estos tres meses de negociación.
 El definitivo está listo para la firma y continúa estándolo.
Desde el despacho que lleva los asuntos de la tenista se indica que, pese a la decisión de la Audiencia de Barcelona, ellos han recomendado a Arantxa que firme y dé por zanjado el conflicto que tantas heridas ha dejado.
En estos dos años se abrieron procesos judiciales en Andorra contra sus padres y su exabogado por apropiación indebida, malversación y la desaparición de seis millones. Otro para poder revocar los derechos de uso que tienen sus padres sobre un piso en la Diagonal de Barcelona y una residencia de verano en S’Agaró. Y en Madrid se puso una demanda relacionada con unos seguros de vida y fondos de inversión que la tenista había contratado a nombre de sus padres y de los que, asegura, han sido retiradas importantes cantidades de dinero. Ella, además, se enfrenta a otro pleito en Barcelona por una reclamación de Hacienda de 6,5 millones, que avaló con un banco de Luxemburgo. Arantxa debe todavía a Hacienda 1,5 millones.
Una vez que se firme el documento, queda por ver si las relaciones familiares de los Sánchez Vicario se recomponen o si la herida es demasiado profunda.

La familia Adams

Tras el retiro del futbolista, se cumplen los vaticinios: Victoria fagocita a Beckham

La excantante y diseñadora ha hecho de sí misma una boyante y reconocida empresa

Él ha asimilado sus lecciones reduciendo su papel a simple herramienta de 'marketing'.

David y Victoria Beckham, en un programa de la Televisión Central de China, el pasado domingo. / getty

Cuando los historiadores contemplen la época en la que vivimos de aquí a 100 o 500 años, es probable que no sea la crisis económica lo que más les llame la atención
. De mayor interés será la transformación en la relación de poder entre los hombres y las mujeres.
Verán el fin del siglo XX y el comienzo del XXI como una era revolucionaria en la que, tras decenas de miles de años de evolución humana, se empezó a invertir el statu quo y las mujeres comenzaron a asumir un papel más dominante en áreas de la vida como la política y la economía que siempre habían sido territorio hegemónico masculino.
Como ejemplos tomarán a la ex primera ministra británica Margaret Thatcher, a la canciller alemana Angela Merkel, a la jefa del Fondo Monetario Internacional Christine Lagarde, a la posible futura presidenta de Estados Unidos Hillary Clinton, a Michelle Bachelet en Chile y a Cristina Kirchner en Argentina, y al creciente número de mujeres que van tomando las riendas de grandes empresas multinacionales, hasta el punto de que cuando ocurre, ya casi ha dejado de ser noticia.
 El mejor ejemplo de todos, o al menos el que ofrecería al historiador la posibilidad de escribir un texto de fácil digestión para el gran público, lo ofrecen Victoria Beckham y su marido, David.
Él interpreta el estereotipo antiguo de la rubia; ella, el del triunfador
Hace solo 50 años, la estereotípica relación entre un hombre y una mujer no se diferenciaba fundamentalmente de la que se conocía en el siglo XIX o, incluso, en la época de los griegos y los romanos. Se resumía el estereotipo cultural (piensen en Mad men) en el hombre fuerte, triunfador, y la rubia que decoraba su casa y adornaba su entorno social.
 Hoy, David Beckham interpreta en la vida real el antiguo papel de la rubia; Victoria Adams, el del antiguo triunfador. Si las tendencias que hoy se vislumbran se consolidan —un dato clave es el mayor porcentaje de mujeres que hombres en España y en el resto de Occidente que estudian en la Universidad—, este será el modelo de la sociedad del futuro.
Empecemos por las meras apariencias.
 David es más guapo, más bello que Victoria.
 Ella tendrá su estilo, pero a quien la naturaleza ha dotado para lucir como modelo, en este caso más bien de ropa interior, es a él.
 Victoria es el cerebro de la pareja; David, el cuerpo
. Él es el que va al gimnasio, es el atleta con un cierto don para el fútbol, deporte del que se acaba de retirar; ella es la emprendedora que ha tenido la astucia de sacar el máximo provecho comercial de sus no siempre brillantes habilidades naturales, sean estas en el mundo de la música o de la moda.
 Y su carrera apenas está arrancando.
Desde sus comienzos en el grupo Spice Girls, ella tenía muy claro que no sabía cantar (siempre se ha reído de sí misma en público por su poca aptitud para ello) y que, ante todo, el éxito de las cinco chicas se debía a una brillante campaña de marketing.
 Casarse con David en 1999 fue, no hay razón para dudarlo, una opción en la que el amor fue determinante, pero tampoco le vino nada mal asociarse con un icono mundial para poder seguir promocionándose después de su inevitablemente fugaz carrera musical.
Mientras Victoria se consagra a construir su imperio, él recibe clases de cocina
Hoy es una superwoman
. A menos de un año de cumplir los 40, tiene cuatro hijos y un negocio global en plena expansión. Mientras la carrera futbolística de David se ha ido diluyendo, jugando en la Liga menor de EE UU con Los Angeles Galaxy y, finalmente, como muñeco de lujo en el Paris Saint Germain, la de su mujer ha despegado.
 Se habla de que él ahora podría poner el dinero para lanzar un nuevo equipo de fútbol en Miami, pero el que conduciría el negocio sería otro. Victoria es la jefa ejecutiva del suyo.
 Por mucho que se haya especulado que no se hace cargo de diseñar las colecciones que comercializa bajo su nombre (esta semana, su mentor, el diseñador Roland Mouret, ha salido al paso negando los persistentes rumores de que trabaja en la sombra para ella), Victoria ha dicho: “No soy solo una celebrity que aporta su nombre. Me encanta estar involucrada en todo el proceso”.
O sea, su marido, pero al revés
. Lo que él tiene por delante como carrera ahora es, precisamente, aportar su nombre, ser el maniquí, el títere de aquellos que gestionan los procesos.
O, lo que es lo mismo, pero utilizando palabras menos hirientes, ejercer de “embajador”.
 La Liga de fútbol china lo ha contratado como “embajador”; Sky Television, propiedad de Rupert Murdoch, ha hecho lo propio.
 También la empresa de supermercados británica Sainsbury’s, que contempla entrar en el mundo del deporte como patrocinador. Es decir, concluida su carrera futbolística, Beckham se ve reducido puramente a una herramienta de marketing.
 Un rol que ha ido aprendiendo a asumir en sus sucesivos contratos con Adidas, H&M, Breitling, Emporio Armani, Mark & Spencer y las gafas Police.
 Su aparición el pasado jueves en el front row del desfile masculino de Louis Vuitton permitió al Women’s Wear Daily sugerir que el deportista busca ampliar sus contratos de moda. Ganará sus millones como lo ganaban las Spice Girls, bailando al compás de tipos más listos que él.
Victoria ya no es un títere. Se ha liberado de Posh —la Pija— Spice.
Victoria ya no es un títere
. Ha dado un salto cualitativo desde aquellos tiempos en los que era conocida como Posh —la Pija— Spice. En 2007 lanzó una marca de ropa, DVB, y de gafas de sol.
Muchos pensaban que la cosa no iba en serio, que se trataba del capricho de una niña rica. Se equivocaron. Hoy la firma Victoria Beckham vende en más de 60 países.
 También tiene una línea de perfumes, Intimately Beckham. Los grandes nombres de la moda, lejos de desdeñarla, han celebrado sus logros.
 Su foto ha aparecido en la portada de la revista Vogue en Reino Unido, Rusia e India, y ha recibido varios premios importantes; el más notable, en 2011, cuando fue nombrada diseñadora del año en los British Fashion Awards. Contaba entre sus rivales a Tom Ford, Stella McCartney y la marca Burberry.
El secreto de su éxito, ha dicho, es que tiene un buen feeling por los gustos de la gente normal, porque ese es el mundo del que ella provino, y que trabaja como una loca.
Sus cuatro hijos tienen entre casi 2 y 14 años, y ella insiste en que cumple plenamente con sus obligaciones como madre, preparándoles para el colegio por las mañanas y ayudándoles con sus deberes. De lo que no hay duda es de que, a la hora de prepararles para un examen de gramática, Victoria es más útil que su marido
. Prueba de ello son sus apariciones juntos en televisión. Ella era la vivaz, la lista, la de la chispa
. Él aportaba poco a la conversación y se sentía claramente más cómodo cuando ella hablaba, riéndose tímidamente de sus frecuentes gracias.
Pese a que David ya no adornará más los campos de fútbol, se ha de suponer que durante un buen tiempo los dos seguirán en el escenario público, perseguidos por los paparazis y las revistas del corazón.
 Pero la imagen que darán irá convergiendo más con las nuevas tendencias en la relación mujer-hombre, uno de cuyos síntomas más recientes se detecta en las teleseries europeas y norteamericanas, tanto las policiacas como las comedias.
 En el fiel espejo social que es la ficción televisiva, vemos con creciente frecuencia retratos de mujeres dominantes cuyas parejas masculinas interpretan el papel de bobos confusos, medio perdidos en relaciones de género para cuyas nuevas reglas el ADN cultural de la especie no les ha preparado.
Esto no quiere decir que en la intimidad Victoria y David Beckham no gocen de una relación de igualdad y respeto mutuo
. De eso no sabemos nada. Aunque será interesante observar en los próximos años cómo el futbolista jubilado se acopla al papel de consorte guaperas y qué impacto tendrá eso sobre la relación.
 Mientras tanto, la imagen pública que los dos ofrecen hoy refleja, como buenos iconos de la modernidad que siempre han pretendido ser, la revolución paulatina que estamos viviendo.
 Hanna Rosin, una autora estadounidense, la ha descrito en su libro The end of men, en el que compara la caída del totalitarismo masculino con la del sistema comunista en Rusia.
En este momento en el que David Beckham se retira, Victoria despega
“La economía moderna se está convirtiendo en un lugar en el que las mujeres poseen las mejores cartas”, dice Rosin
. “Las mujeres son plásticas y adaptables; los hombres son cartón”. Rosin explica que la economía posindustrial es indiferente al tamaño y la fuerza física, que los atributos necesarios para triunfar en los tiempos que corren son la inteligencia social, la comunicación y la capacidad de concentración, que según ella no son terrenos en los que los hombres destacan.
 “Más bien”, sugiere, “podría ser al contrario”.
No niega la autora, gurú del tema en EE UU, que aún hoy existe una brecha importante entre los salarios de hombres y mujeres, o que son ellas las que se ocupan mayoritariamente de cuidar a los niños, o que los cargos más altos de la sociedad siguen siendo ocupados mayoritariamente por hombres. “Pero teniendo en cuenta las fuerzas que hoy mueven la economía, esta situación se vive como el último suspiro de una edad en decadencia”.
Eso sí, reconoce Rosin, será una muerte lenta
. La revolución iniciada en los últimos años puede que no llegue a su conclusión, a la derrota final del ancestral patriarcado, hasta dentro de un siglo, dice. Puede incluso que se desvíe en el camino por fuerzas imposibles de prever. Pero hoy por hoy la tendencia está clara, el cambio en la relación de poder entre hombres y mujeres a lo largo de las últimas dos generaciones ha sido dramático.
 Y en este momento en el que David Beckham se retira y Victoria despega, los dos escenifican el cambio mejor que nadie.
Consideren, si lo siguen dudando, este dato. Mientras Victoria se entrega en cuerpo y alma a construir su imperio empresarial, ¿a qué se dedica David? Según publicó en marzo The Times, a clases de cocina.