Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

27 feb. 2013

El juez considera auténticos los correos aportados por Diego Torres

El juez que instruye el caso Urdangarin, José Castro, ha dado a conocer esta mañana un auto en el que da por auténticos los correos entregados por el exsocio del duque de Palma, Diego Torres, y que hacen referencia a conversaciones y gestiones llevadas a cabo por Iñaki Urdangarin en el Instituto Nóos.
El juez alega que los mensajes electrónicos, que fueron impugnados por uno de los abogados de la causa, proceden del entorno informático de la fundación sin ánimo de lucro y que ninguno de los aludidos ha puesto en duda su autenticidad del conjunto de mensajes.
En los últimos correos aportados por Diego Torres al juez Castro se sugiere que la Casa del Rey, bien a través del secretario de la infanta Cristina, Carlos García Revenga, de la propia Infanta o del Monarca, conoció, amparó y favoreció los negocios del duque de Palma.
Los correos electrónicos facilitados por Torres dan cuenta de las lucrativas gestiones de Urdangarin. Mientras ganaba cientos de miles de euros por distintos contratos a dedo de los Gobiernos de la Comunidad Valenciana y Baleares, ambos del PP, entre 2004 y 2006, negociaba con una amiga de Don Juan Carlos, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, un cargo institucional en la fundación Laureus que le dejaría un salario anual superior a los 200.000 euros. Esa negociación nunca llegó a buen puerto.
Los correos electrónicos también detallan cómo Urdangarin siguió haciendo negocios con Diego Torres mucho después de que la Casa del Rey ordenara supuestamente al marido de la Infanta que se desvinculara del Instituto Nóos al conocer sus relaciones con Administraciones públicas.
En uno de los mensajes de 2007, Urdangarin da cuenta de un proyecto lucrativo relacionado con la Copa de América y la Comunidad Valenciana: “Hemos conseguido que el Rey se viera con Pedro (...) Tengo un mensaje de parte del Rey y es que le ha comentado a Cristina para que me lo diga, que llamará Camps a Pedro”.
El abogado del duque de Palma, Mario Pascual, que reclama la nulidad y expulsión del sumario de los correos electrónicos intentó el pasado sábado que su cliente no respondiera a preguntas relacionadas con los controvertidos e-mails.
Pero, aunque el yerno del Rey anticipó también dudas sobre su veracidad, el pasado sábado contestó ante el juez Castro a muchas cuestiones sobre los mismos que le planteó el fiscal anticorrupción Pedro Horrach, de modo que en la práctica, vino a validar los e-mails de la trama del Instituto Nóos.
Urdangarin intentó el pasado sábado, en su segunda comparecencia ante el juez del caso, desvincular a la Casa del Rey de sus actividades en Nóos
. Negó cualquier asesoría o autorización por parte de La Zarzuela.

No hay comentarios: