Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

30 nov. 2012

Belleza, éxito y malos tratos

Halle Berry y Olivier Martínez momentos después de la pelea de Acción de Gracias. / CORDON PRESS
El nombre de Halle Berry, de 46 años, conjura imágenes de belleza y éxito.
 La modelo y actriz es recordada por ese espléndido cuerpo saliendo del agua en plan chica Bond; o por las lágrimas que le impedían hablar cuando se convirtió en la primera intérprete negra en recibir el Oscar a mejor actriz.
 O por ese beso que le plantó en el mismo escenario un jubiloso Adrien Brody un año más tarde.
Pero últimamente la actriz es más noticia por estar en el centro de situaciones abusivas o de violentas
. La última, una pelea entre su exnovio y padre de su hija Nahla, Gabriel Aubry, y su prometido, el actor Olivier Martinez. Pero este es solo un capítulo de una larga saga.
La policía ha abierto una investigación para conocer las causas de esta disputa que llevó al modelo canadiense al hospital con una costilla fracturada además de magulladuras en la cara y cortes que requirieron puntos.
 Él asegura que Martínez, boxeador antes que actor, comenzó la reyerta cuando Aubry llegó a casa de Berry el día de Acción de Gracias para dejar a la niña.
Según el modelo de 36 años, el prometido de la actriz le amenazó de muerte y saltó sobre él diciendo que les había costado 3 millones de dólares una batalla legal por la custodia de la niña.
 Días antes la actriz había perdido la petición que le permitiría llevarse a la pequeña a Francia para comenzar una nueva vida junto a su nuevo amor
Anoche en Los Ángeles se alcanzó la paz: “Ambas partes han alcanzado un acuerdo amistoso. No habrá más declaraciones sobre lo sucedido”
. Durante todos estos días los abogados de Berry y Aubry trabajaron para alcanzar un acuerdo y finalmente lo han conseguido.
 Las dos abogadas abandonaron la Corte Superior de Los Ángeles juntas. Halle y Olivier no estaban en el tribunal, pero Gabriel se presentó con gafas oscuras para ocultar las heridas sufridas durante la pelea. Lo que también se ha sabido es que Halle Berry ha puesto a la venta la mansión en que se produjo la pelea el Día de Acción de Gracias.
 El resultado fue: Martínez, una mano rota y diversas contusiones y Aubry, ojos amoratados y varias costillas con fisuras.
Gabriel Aubry, después de la pelea con Olivier Martínez. / CORDON PRESS
 Aun así, Aubry pasará así a ser uno más en la lista de hombres malos en la vida de Berry.
 La historia que comenzó con su padre, Jerome, al que la actriz describió hace unos años públicamente como un alcohólico, alguien que golpeaba a su madre y a su hermana.
“Fueron los peores años de mi vida”, declaró del momento en el que su padre regresó a la casa familiar, en 1976, cuando Berry tenía 10 años.
 “Antes de ser Halle Berry. Crecí en un ambiente que me dejó un sentimiento de inseguridad, de no valer nada.
Llevo toda mi vida intentando superar”, ha confesado.
 Luego vino su matrimonio con el jugador David Justice, que según Berry estuvo a punto de llevarla al suicidio tras abusos de este. Las cosas parecían irle mejor junto al cantante Eric Benet hasta que su divorcio en 2005 dejó al descubierto sus infidelidades.
Aubry y Berry se conocieron en una sesión de fotos para Versace.
 A su lado la actriz pareció encontrar la felicidad que le había sido esquiva en sus relaciones anteriores.
 Un amor del que en 2008 nació Nahla.
 Pero en el caso de Berry, la felicidad fue efímera.
En 2010 la relación había llegado a su fin y las buenas palabras que hablaban de una separación amistosa se evaporaron en cuanto el modelo solicitó y obtuvo la custodia compartida de la niña pese a las quejas de la actriz.
 Ella  aseguró en los tribunales que “temía” por el bienestar de su hija cuando estaba al cuidado del padre.
Fuentes cercanas a la actriz describen la relación de Aubry con Berry como una forma de chantaje para obtener 20.000 dólares mensuales de la protagonista de Monster’s Ball en concepto de ayuda a la crianza de la niña.
Sin embargo, también hay quien sostiene que esta última reyerta el Día de Acción de Gracias no es más que un nuevo intento de Berry para librarse de Aubry. Sería la manera de ensuciar la imagen del modelo para apelar la decisión que les da la custodia compartida, especialmente si es deportado a Canadá. La historia continuará.

No hay comentarios: