Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

27 oct. 2012

Técnicas de Seducción del Blog EROS


Me encanta flirtear, incluso cuando mi objetivo no es ligar. 
Lo veo como un juego inocente en el que cada uno conoce las reglas y los límites.
Tengo un gran amigo que es militar que me supera mucho en este divertimento y trata la seducción más como si fuera una batalla que una habilidad social que podría acabar en el sexo.
 Cuando vivía en Madrid hace años, me encantaba verlo en acción mientras buscaba a la madre de sus hijos.
Nada más entrar por la puerta de un bar, identificaba sus posibles objetivos enseguida y se acercaba para atacarlos con piropos, bromas y frases engatusador, siempre muy bien ensayadas...
 Empezaba a disparar, su continuó bombardeo era implacable, no cejaba en el empeño hasta conseguir, al menos, un número de teléfono auténtico.
Está claro que la primera impresión es vital cuando la música es alta y las bebidas, abundantes.
 Sin embargo, es igual de importante la forma de acercarse a alguien al día siguiente cuando ya es de día y el mundo real impone sus reglas.
 Si muestras demasiado entusiasmo, entonces corres el riesgo de parecer desesperado y si muestras pasotismo, pareces frío.
 Es difícil encontrar un punto medio.
Mi amigo militar cometía el gran error, en mi opinión, de llamarlas a las 11 de la mañana del día siguiente para invitarlas a comer ese mismo mediodía.
 Le decía que tal vez era un poco precipitado pero él no entendía. 
No podía concebir una respuesta negativa - o a veces la ausencia de respuesta –cuando parecían haber sido tan receptivas la noche anterior. “¿Porqué las mujeres dais los teléfonos si luego no queréis que os llamemos?”, me solía preguntar.
Volví a pensar en él cuando descubrí las clases de seducción impartidas por el nuevo SexAcademy de Barcelona – un lugar que ofrece talleres y charlas sobre una gran variedad de temas incluyendo cómo hablar de sexualidad con los hijos, sexy dance, cocina afrodisíaca, taller de placer, speed-dating, tuppersex y mucho más.
Estaba intrigada por saber más sobre el arte de la seducción, después de todo, nunca se puede saber demasiado
. A pesar de sentirme muy cómoda a la hora de coquetear y ligar, lo que me pasa, como a mucha gente, es que cuando se trata de alguien que me gusta de verdad, a veces no sé cómo actuar.
Venus O'Hara by Sebas Romero
Venus O'Hara por Sebas Romero
El taller “Ligar – Técnicas de seducción”, impartido por la sexóloga Luana Salvadó, es un curso con ejercicios teóricos y prácticos que no se limita al mero hecho de ligar para conseguir pareja, sino que intenta aportar técnicas y métodos para seducir de manera natural en todos los ámbitos donde nos movemos. Porque seducir sienta bien y no es sólo una cuestión de físico, como la gran mayoría sigue creyendo.
 Seducir implica una combinación de psicología, comunicación verbal y no verbal, aspecto, actitud y seguridad. En el taller, trabajan con todos estos elementos adaptándolos a la personalidad de cada uno, para crear una combinación perfecta para convertirnos en personas mejores y más seductoras.

Al repasar los temas del curso, me puse a pensar en mi amigo militar y todo lo que hacía mal años atrás.
 En un viaje reciente a Madrid, volví a verlo y estaba celebrando una promoción largamente esperada a un rango superior y estaba muy feliz.
 En cuanto a la seducción, se ve que sus nuevos conocimientos militares también habían influido su técnica de seducción porque ahora había ampliado mucho el campo de batalla.
Ya no sólo cuenta con los bares para conocer a la madre de sus hijos, porque podría suceder en el gimnasio, en una clase de yoga, en una clase de salsa, internet o en una amplia variedad de cursos como cata de vinos, cocina, plantas, etc .
 De esta manera el círculo social se va ampliando poco a poco, se hacen amistades sin prentenderlo y lógicamente uno podrá encontrar de esta manera aquello por lo que desespera. 
Ya se sabe el dicho “ el que espera desespera”.
Sin embargo, ligar en los bares, sigue siendo una campaña militar y ahora adopta una técnica que llama “operación dos dedos”, que consiste en identificar a las mujeres con menos de dos dedos de alcohol en su vaso e invitarlas a una copa.
 “Siempre aceptan,” me asegura, y no sólo esto sino que además se quedan hablando con él por educación al menos el tiempo de esa bebida, dándole la oportunidad para una nueva batalla.
Yo en cambio, aún no he tenido la oportunidad de practicar mis nuevos conocimientos, pero ya tengo la certeza de que la próxima vez que me guste alguien de verdad, sabré lo que tengo que hacer.
Y tu, ¿cuál es tu técnica de seducción?Ufffffff que pereza!!!!

No hay comentarios: