Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

31 ago. 2012

Cássia Eller - Malandragem

Cassia Eller - O segundo sol (ao vivo)

AMOR BAJO EL ESPINO BLANCO' Zhang Yimou ha vuelto

Zhou Dongyu, en la película.
Aunque nunca se haya ido, con Amor bajo el espino blanco Zhang Yimou está de vuelta.
 El que perdura en las tripas, el que desequilibra a partir de la (aparente) sencillez expositiva, el que alarga la secuencia a base de miradas, sonrisas y lágrimas, sin que se le pueda acusar de empalagoso; porque lo que cuenta es terrible y tiene un poso de verdad histórica, política, humana. No el Yimou de la última década, el pomposo en la forma y casi incomprensible en el fondo, con el que hacía falta ir al cine con un esquema previo para poder seguir sus hilos argumentales y a sus personajes; el de Hero, La casa de las dagas voladoras y La maldición de la flor dorada, el de las ínfulas godardianas de Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinos.
Hablar ahora de la China de la Revolución Cultural tiene mucho de contrarrevolucionario y de contracultural. Aunque a Yimou, un mito en su país, nunca le haya molestado demasiado la censura, las presiones siempre están ahí. En el país del Politburó, el que se abre a un cierto capitalismo mientras se agarra a un cierto maoísmo, contar una historia de amor prohibido en la China de los campos de trabajo, de la reeducación, de la persecución del capitalismo hasta la cárcel o la muerte, tiene mucho de provocación.
 Y, sin embargo, los jerarcas políticos parecen haberse quedado con la preciosidad de historia que se cuenta, con su simbolismo, con su sencilla poética, con su grandeza disfrazada de rutina. Aquí, además, se puede elucubrar con la política. De modo que la película, con una estructura que fluye como un río a base de capítulos unidos por clásicos fundidos a negro, tiene valor doble: el de la delicadeza y el del coraje.

La interpretación fallida de Clint Eastwood


Clint Eastwood en su intervención en la Convención republicana. / BRENDAN SMIALOWSKI (AFP)
El actor y director Clint Eastwood apareció por sorpresa en la Convención republicana para dar uno de los últimos discursos de la noche. Eastwood había anunciado su apoyo a Mitt Romney hace solo unos días a pesar de que su participación en un elaborado spot publicitario hace unos meses había despertado rumores de que era seguidor de Obama.
"Recuerdo cuando Obama ganó las elecciones hace cuatro años y hablaba de cambio y esperanza y Yes, We Can. La gente encendía velas, lloraban, Oprah Winfrey lloraba. Yo también lloré la noche que Obama aceptó la nominación de su partido", afirmó Eastwood. "Ahora hay 23 millones de personas sin trabajo".
Eastwood, que protagonizó una escena a medio camino entre el discurso y la interpretación, habló junto a una silla vacía, simulando una conversación con el presidente Obama.
 El efecto fue extraño y Eastwood acabó ofreciendo unas palabras que pueden perjudicar a cualquiera de los dos candidatos
. A Obama por perder, supuestamente, su apoyo.
 Y a Romney por contar con un orador inefectivo.
El actor, de 82 años, criticó también al vicepresidente Joe Biden y repasó varios momentos de la presidencia del demócrata, como la promesa de cerrar Guantánamo, su rechazo a la guerra de Irak o su tibio apoyo a la de Afganistán: “Usted pensaba que estaba bien, ¿no? Más o menos...”
“Creo que es el momento de que venga otra persona y resuelva este problema", afirmó Eastwood.
"Señor presidente, ¿cómo lidia usted con las promesas que no ha podido cumplir? conozco a gente de su propio partido que están decepcionados por Guantánamo. Yo nunca pensé que fuese buena idea que los abogados se convirtieran en presidentes. ¿No sería mejor un empresario?"
El discurso del actor fue interrumpido en repetidas ocasiones por el auditorio, que le recibió en pie nada más aparecer en el escenario frente a una imagen de él con un sombrero de cowboy
. Y en especial gustaron sus referencias al descontento que ha ido acumulando con el presidente Obama.
"Este país nos pertenece a ti, a mí, a nosotros.
Ni siquiera a los políticos, los políticos son nuestros empleados", declaró entre aplausos. "Cuando alguien no sabe hacer su trabajo, debemos dejarle marchar".
Como ejemplo de la extraña sensación que dejó el discurso de Eastwood, varios periodistas norteamericanos se apresuraron a afirmar en Twitter que era “uno de los momentos más extraños que habían vivido en una convención”, como escribió el analista de The Daily Beast, Howard Kurtz
. Los usuarios también respondieron ante la aparición de una cuenta llamada “el Obama invisible” y en la que se suceden las bromas a raíz de las palabras del actor.

Diez razones por las que Lady Di fue una princesa revolucionaria

En el 15º aniversario del fallecimiento de Diana de Gales en París recordamos por qué que fue una princesa única.

 -Se mostró públicamente como madre. Guillermo, el primer heredero al trono británico que nació en un hospital, viajó con sus padres al poco de nacer en una visita oficial por Australia y Nueva Zelanda. La decisión de Lady Di provocó críticas de la prensa más tradicional. 

 Reconoció haber sufrido depresión post parto, obligaba a sus hijos hacer cola en Marks and Spencer, a pagar con el dinero de su paga y viajó con ellos de viaje a Disneyworld. “Dar abrazos no tiene efectos secundarios”, solía decir sobre la relación con sus hijos.

-Rompió los códigos de etiqueta de la realeza británica
. Llevó negro a actos oficiales (hasta entonces estaba reservado a funerales) y vestidos inspirados en Elvis.

 Las joyas le fascinaban pero las lucía sin darles demasiada importancia: se colocaba un collar de perlas cayendo por la espalda y una gargantilla sobre la frente estilo cinta hippy. Se atrevió a llevar un diseñador marcadamente sexy y de nacionalidad italiana como Versace y entabló amistad con él. Supuso un acercamiento de la realeza a las pasarelas.

-Introdujo lo emocional en su rol.
Tocaba a los enfermos de Sida cuando aún se conocía poco sobre de la enfermedad, se sentaba de espaldas a la cámara cuando iba a visitar enfermos para tener toda la atención del paciente.

 Visitaba a toxicómanos, a personas sin techo, a presos.

 Ella fue la cara humana de la corona británica. Tras su muerte la reina Isabel se vio forzada a mostrar sus sentimientos. “Era manipuladora como yo”, dijo Tony Blair de su poder para utilizar las emociones ajenas.

-Importó una actitud natural en la casa real. Llevaba vaqueros y gorras de béisbol, se anudaba el jersey sobre los hombros, se descalzaba en el parque del colegio de sus hijos. Y se hizo fotos oficiales con botas de agua Hunter durante su luna de miel. Muchas princesas contemporáneas no habrían coqueteado con el atuendo sport si Lady Di no hubiera preparado el terreno.

-Se enfrentó a ministros británicos, al gobierno de EEUU y a la OTAN por su campaña para erradicar las minas antipersonales. Algunos ministros conservadores la tildaron de “bala perdida”, “imprudente” y “nada útil y poco realista”. 

Cuando el gobierno laborista llegó al poder,  firmó el tratado de Ottawa contra las minas antipersonales antes del primer aniversario de su muerte.

-Fue la primera princesa moderna con estatus de celebrity. Amiga de Michael Jackson y Elton John, bailó con John Travolta y salió con Liza Minnelli.

 La prensa la seguía allá donde fuera, la fotografiaban en bikini: con ella se marca un antes y un después de la cultura de los paparazzi. Aunque se sentía angustiada por el acoso de la prensa y llegó a decir que se veía como “un producto que se vende bien”, ella misma convocaba a los fotógrafos e incluso hablaba con ellos sobre lo cómo la habían sacado.

- Fue la primera royal que se presentó mostrando su ropa interior. Cuando se anunció su noviazgo con Carlos, los fotógrafos le tomaron un retrato a la salida de la guardería donde trabajaba. Su falda veraniega, en apariencia recatada, a trasluz le jugó una mala pasada.

-En una giro inverso al que tomó la vida de Grace Kelly, Lady Di era una princesa que soñaba con ser estrella de cine. Kevin Costner ha declarado que la princesa de Gales antes de morir le pidió protagonizar la secuela de la película El guardaespaldas.

-A pesar de estar casada con el heredero al trono británico, aireó las infidelidades de su marido, evitando la actitud tradicional de callar y mirar para otro lado. Por si fuera poco, lo hizo en un programa de la BBC durante el cual también admitió haber tenido una aventura.

-Hablaba con un acento plebeyo muy diferente a la Received Pronuntiation (RP),  la pronunciación propia de las clases dirigentes y privilegiadas y por supuesto de su marido el Príncipe de Gales. Su acento con oclusiva glotal, se apropiaba de elementos de los barrios cockney de Londres y se alejaba de los cerrados círculos aristocráticos. Muchas chicas de clase alta la imitaron.

Cibeles, en cinco claves

Inditex participa por primera vez como patrocinador en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid

Josep Font se estrena como diseñador de la firma Del Pozo

Candy Prats, editora de style.com y una de las periodistas de moda más influentes, estará en Ifema.

Un momento de un desfile de Juanjo Oliva. / REUTERS
-Cuánto: La 56 Mercedes Benz Fashion Week Madrid maneja, según su directora Leonor Pérez Pita, "más o menos el mismo presupuesto que en ediciones anteriores: en torno a tres millones de Euros". Un 40% de esta cantidad sale de las arcas de Ifema, un consorcio en el que participan la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento y la Cámara de Comercio.
 El 60% restante lo aportan 13 empresas colaboradoras, de las que Mercedes, L'Oreal e Inditex serían las principales patrocinadoras.
 Es la primera vez que la firma textil gallega apoya económicamente a la semana de la moda madrileña.
 Si las sinergias entre los diseñadores de Cibeles y la mayor empresa de moda española irán más allá del puro mecenazgo es todavía una incógnita, en palabras de Pérez Pita.
-Quiénes: En esta edición desfilaran 41 diseñadores y otros 20 expondrán sus colecciones en el Showroom del Ego, un mercado situado en el pabellón de Ifema que ocupa Cibeles
. En el calendario oficial hay solo dos novedades
. Ayer Josep Font debutó como diseñador de Delpozo, la firma que Jesús del Pozo fundó en 1976 y dirigió hasta su muerte en 2011
. Aunque Font no es ningún novato en la semana de la moda madrileña: desfiló con su propia firma durante varias ediciones hasta que rompió su relación contractual con la empresa propietaria de la marca.
 La otra novedad llega de la mano del diseñador en activo más longevo de la moda española, Elio Berhanyer, que después de retirarse en 2010 vuelve a la pasarela con una suerte de retrospectiva patrocinada por la firma cervecera Mahou y bautizada como Mahou Collection 1960-2012.
-Cuándo: El calendario de esta edición de la MBFWM se ha adelantado más de una semana con respecto al año pasado, con lo que empieza, de facto, en agosto.
 Leonor Pérez Pita argumenta que este cambio de fechas busca que la de Madrid no se solape con otras pasarelas internacionales.
"París y Milán han adelantado sus semanas de la moda una semana, lo que ha obligado, a su vez, a adelantar a Nueva York la suya, y como nosotros somos quienes abrimos el calendario oficial pues hemos tenido que cambiar las fechas"
. Así, la antigua Cibeles arranca el jueves 30 con único desfile, el de Delpozo en el parque del Capricho, y se cierra el martes 4.
 Los desfiles oficiales se extienden durante el sábado, domingo y la mitad del lunes; y la plataforma de diseñadores noveles EGO ocupa la tarde del lunes y todo el martes,
-Dónde: El grueso de los desfiles se celebran en el recinto ferial de la Feria de Madrid, en el Parque de las Naciones.
 Se reparten, alternativamente, entre dos pasarelas contiguas: La Mercedes Benz y la Clase A, bautizadas así la pasada edición al mismo tiempo que la propia semana de la moda debido a la entrada de la firma automovilística alemana como principal patrocinador del evento.
 Pero además, dentro de la plataforma MBFWM tienen lugar otros desfiles que se organizan fuera del recinto y que han sido agrupados bajo el nombre de Off.
 Así, Alvarno, por ejemplo, convierte en pasarela el Museo Lázaro Galdiano el martes y Juan Vidal leva sus modelos a la Antigua Fábrica de Carruajes el sábado.
-Desde dónde: Pese a lo intempestivo del arranque de la MBFWM, la pasarela contará con la presencia de más medios internacionales que nunca, como asegura Leonor Pérez Pita.
 "Vendrán unos 20 invitados por nosotros, de los cuales tres o cuatro son rusos", aclara.
 La gran victoria del equipo de Cibeles ha sido lograr traer hasta Ifema a Candy Pratts, editora jefe de moda de Style.com y una de las periodistas más influyentes del mundo, según revela la directora de la pasarela.

 

El Peligroso Juego de ser Escritor

El escritor novel Pablo del Palacio. / BEATRIZ M. PÉREZ-FAJARDO
Pablo del Palacio (Madrid, 1981) no se define a sí mismo como "escritor" a pesar de que acaba de publicar su segundo libro y tiene el tercero en camino.
 Este abogado madrileño reconvertido en novelista de profesión, tuitero empedernido por diversión y en busca de inspiración, asegura que no recuerda si fue él quien abandonó el derecho, o el derecho el que le abandonó a él.
 El caso es que la culpa la tuvo el juego; un día comenzó una partida de póquer y dos años después tiene clara su apuesta: hacer literatura.
Después de dos años de la publicación de su primer libro, La reina del póker (Planeta), en el que se recogen horas de conversación con la jugadora profesional Leo Margets, acaba de sacar su primera novela, Pobres pobres (Ediciones Carena), escrito a cuatro manos con María Antonia Velasco.
"Sin conocerme de nada y sin dudarlo, María Antonia decidió invitarme a participar en un proyecto que llevaba tiempo dando vueltas en su cabeza", recuerda Pablo.
El libro es una crítica ácida a las sociedades capitalistas y derrochadoras, y retrata el contraste entre el sueño americano, algo decadente (el papel del juego como metáfora de la crisis), y la forma de vida del viejo continente. Eso sí, siempre en clave de humor.
 "María Antonia, como casi todos nosotros, es una víctima de la crisis que padecemos y la quería reflejar desde diversos puntos de vista en forma de novela", explica el coautor de Pobres pobres.
 Pero la peculiaridad radica en que quiso hacerlo a través de la sátira, y uno de los ingredientes que contribuirían a la sátira sería, precisamente, mezclar las cuestiones financieras con partidas millonarias. "Los mismos que arruinaron el mundo y que se arruinaron con él compartirían tapete dejando al descubierto todas sus miserias".
 Como experto en póquer y escritor iniciado, Pablo del Palacio decidió sentarse a la mesa, ver las cartas de María Antonia, y se jugó todo a una mano: la de convertirse en escritor.
 Ahora queda por ver si se cumple la ley de la suerte del principiante o estamos, en realidad, frente a un auténtico talento con muchas ganas de jugar.
 Hagan sus apuestas.

P. ¿Qué crees que aporta tu propuesta como valor?
R. Quizá resulte demasiado arrogante, o quizá sea un obviedad, pero creo que es una lectura diferente. Podrá gustar más o menos, pero desde luego es muy original.
 No por la temática, que ya ha servido como inspiración para todo tipo de obras, ni siquiera por el enfoque sarcástico, sino por el estilo que hemos empleado para contar los hechos que están transformando el mundo.
P. ¿Qué les pareció a tu familia y amigos cuando decidiste dejar tu carrera como abogado para dedicarte a escribir, tal y como está el patio?
R. Lo cierto es que yo no me levanté un día sintiéndome escritor, y todavía no sé si algún día me sentiré escritor.
 Simplemente es algo que está sucediendo y no sé adónde me llevará.
El hecho es que escribo y eso ha suscitado todo tipo de opiniones a mi alrededor: muchos me miran con conmiseración, pero unos pocos me animan a continuar con algo que, parece ser, me gusta.
P. ¿Qué parte hay de realidad y qué parte de ficción en Pobres pobres?
R. Hemos echado una mirada a la actualidad e incluso nos ha parecido divertido incluir personajes reales, pero yo lo considero ficción, porque la esencia y originalidad del libro es la ficción
. Nos apoyamos en acontecimientos reales como si fuesen paisajes, escenarios, meras excusas para contar una serie de historias inventadas.
P. ¿Qué posibilidad real ves de poder acceder al circuito estable de la cultura?
R. Si hubiese pensado en eso no estaríamos haciendo esta entrevista. Soy consciente de que vivir exclusivamente de escribir es dificilísimo, pero tengo la suerte de que, sin apenas darme cuenta, tengo dos libros publicados y un tercero recién terminado.
 Quiero intentarlo un poco más, porque la posibilidad de éxito, por remota que sea, merece la pena.
P. ¿Cuáles son, a tu juicio, las mayores dificultades para los talentos emergentes?
R. La mayor creo que es, precisamente, la situación que ha servido de leitmotiv para Pobres pobres: la profunda crisis económica que atravesamos.
 El mundo parece que se derrumba cada día un poco más y abrirse camino profesionalmente en este contexto, sea en el terreno que sea, es mucho más difícil que hace apenas diez años.
 Por bueno que seas, nada te garantiza nada.
P. ¿Qué beneficios esperas de salir en una plataforma como esta?
R. A corto plazo no espero nada. Pero entiendo la vida como una carrera de fondo en la que los objetivos importantes se obtienen, como pronto, a medio plazo
. Y por lo tanto, aunque a veces parezca que ha habido un único detonante, en realidad suele ser la suma de muchos factores la que propicia un buen resultado.
 Y claro, ¡esta entrevista es uno de esos factores que suma mucho!
P. ¿Con qué herramientas cuentan los talentos emergentes para darse a conocer?
R. Gracias a Internet y a pesar de la crisis, existen cada vez más canales que permiten el acercamiento de la obra a los posibles interesados.
Y esa es la buena noticia en estos tiempos convulsos.
 Desconozco la gran mayoría de herramientas, pero recientemente descubrí Twitter, y he de reconocer que me apasiona.
P. ¿Utilizas tu cuenta de Twitter como herramienta de promoción o como blog personal?
R. Me quedaría, sin duda, con la primera opción. Yo siento rechazo a este fenómeno de compartir intimidades en una red social, pero la particular idiosincrasia de Twitter despertó mi curiosidad.
 Y después lo que me sorprendió fue la cantidad de talento que contiene.
Esa se ha convertido en la verdadera utilidad que le he sacado: como fuente de inspiración.
 Recibo mucho más de lo que pueda aportar, que de hecho no sé siquiera si beneficia o perjudica a mi imagen.
P. ¿Libro en papel o libro digital?
R. Si te soy sincero, no he leído nunca un ebook. Por lo tanto, no sé si quizá lo prefiera al formato papel, aunque no lo creo.
 El formato digital no me afecta ni preocupa tanto como lector sino como escritor (¡primera vez que uso esta palabra para definirme!): es indudable que, por el mínimo coste que supone, el futuro de la edición pasa por tener muy en cuenta ese formato.

30 ago. 2012

Cincuenta y Ocho

Llueve. El melancólico hilo de gotas de lluvia en las hojas de los árboles.
 Soy feliz sin embargo, la niña china y el niño catalán jugando a la puerta del Okay, los coches con las luces encendidas a mediodía, los altos semáforos autistas, el bosque Güell. (Bosque, del catalán y provenzal, que lo recogen de Italia; bosque, con sentido de señorío -no sé dónde he leído de estos asuntos-; en cambio: monte, montaña; Montana, más lejanía).
El mar, el mar no se divisa. Tampoco las pistas del aeropuerto. Todas las fachadas están mudas, detrás de la neblina de lluvia.
Cincuenta y ocho treinta de agosto. Cincuenta y ocho vísperas. Cincuenta y ocho curvas por la vieja carretera del Sur. 
Cincuenta y ocho cuevas en las faldas calcáreas en las que pedía, una por una, que me dejaran.
De Jose Carlos Cataño

Carolina de Mónaco da el visto bueno al novio de Carlota

No le queda otra, Carolina anda todo el verano en su yate, en Invierno esquiando, no se preocupa aparentemente de nada, no teme las arrugas, es una mujer guapa, de joven le dió la vara a sus padres con sus novios, no debe escandalizarse con los novios-as de sus hijos, lo vivió en sus carnes, playboys, gente de buen vivir y no trabajar.

Carlota Casiraghi y Gad Elmaleh paseando por París en julio pasado. / GTRESONLINE
Gad Elmaleh, el novio de origen judío marroquí de Carlota Casiraghi ya conoce a los Grimaldi.
 Mamá Carolina por fin ha transigido y ha invitado al cómico francés a disfrutar de unos días a bordo del Pacha III.
 El yate atracó en un puerto de la isla de Córcega y allí recogió a la pareja que llegaba directamente de Los Ángeles donde el actor se ha instalado con la pretensión de hacer carrera en Hollywood.
Las revistas del corazón dan buena cuenta y con fotografías en exclusiva del encuentro del intérprete de películas como Midnight in Paris, de Woody Allen, o Las aventuras de Tintín, de Steven Spielberg, con su principesca suegra.
En algunas imágenes se ve a Carolina y a Elmaleh —con un enorme puro en la mano— en una animada charla en la cubierta del barco.
En otras, a la princesa paseando a sus teckels de pelo corto por el muelle o a Carlota y su novio practicando piragüismo.
A diferencia de otros años, 2012 ha sido un verano atípico y solitario para Carolina.
Ha pasado la mayor parte del tiempo en el yate sin sus hijos.
Aunque ahora ya se han sumado también Andrea con su prometida Tatiana Santo Domingo; Pierre (sin Beatrice Borromeo), y la pequeña Alejandra, que ha pasado parte de sus vacaciones con su padre, Ernesto de Hannover.
Puede que la procesión vaya por dentro, pero Carolina parece relajada al lado de su ¿futuro? yerno.
 Porque este romance ha hecho correr ríos de tinta y desde que se conocieron en diciembre pasado se ha especulado con que Carolina no ve con buenos ojos que su hija, de 26 años, dejara a un buen partido, el heredero multimillonario Alex Dellal, para vivir un amor loco con un hombre 15 años mayor y con un hijo de 11 años, Noon.
Quizá Carolina ya se ha olvidado del disgusto que se llevaron sus padres, Rainiero y su alteza serenísima Gracia Patricia, cuando en el verano de 1978 se casó con el maduro Philippe Junot
. Ella tenía 21 años, y él, 38
. El matrimonio duró apenas dos años, y el calificativo más suave que las revistas dedicaron a Junot fue el de playboy. Así que poco o nada puede reprocharle a su hija Carlota.
Elmaleh, acaba de estrenar La felicidad nunca viene sola, con Sophie Marceau, y en una entrevista reciente en la revista Elle dice: “Nací en Marruecos y ahora vivo en París junto a una princesa.
Pero la realidad, en este caso es mejor que cualquier película”.
Él, desde luego, sí que puede sacar un gran rendimiento de un idilio que parece que ya ha sido bendecido por la familia de la novia.

Parrafadas de éxito ‘online’

La revista ‘Jot Down’ se lanza al papel tras triunfar en la Red

Artículos larguísimos y entrevistas oceánicas son la marca de la casa

 

Una de las fotos publicadas en la edición de papel de 'Jot Down'. / ALBERTO GAMAZO
Del Evangelio según los gurús de lo digital: “En la Red solo se leen artículos breves; la gente ya no tiene tiempo; hay dos clases de periodistas: los rápidos y los malos”
. Tal vez esa liturgia, que se repite un día sí y el otro también en muchas redacciones por el mundo, sea cierta.
Pero cierto también es que a la religión del periodismo en Internet le ha surgido un hereje.
Se llama Jot Down Magazine, publica artículos online de miles y miles de caracteres, cuenta con un diseño vintage en blanco y negro y –increíble pero cierto- triunfa.
 Tanto que, tras un año de vida en Internet, la revista se ha permitido el lujo de sacar un número de autohomenaje en papel, del que ya se han vendido más de 8.000 copias.
“Hacemos lo que nos gusta, lo que buscábamos y no encontrábamos en otros medios
. Queríamos artículos menos superficiales, análisis en profundidad. Jot Down es un himno al fuego lento”, explican desde la dirección de la revista.
 Por cierto, y antes de se pregunten por qué una referencia tan genérica, es esta otra de las cosas que les gusta a los fundadores de Jot Down: no figurar.
 “La estructura no tiene interés, ni tampoco las personas.
 No queremos tomar el protagonismo”, asegura Carles A. Foguet, director de comunicación de Jot Down.
La portada de la segunda edición de la revista de papel de 'Jot Down'.
Al fin y al cabo, es también una manera de dirigir los focos hacia sus contenidos.
 “Los protagonistas son los entrevistados y los que escriben”, defienden. En realidad, sobre todo los primeros.
 Las largas charlas con artistas, políticos y (muchos) periodistas son la auténtica marca de la casa de Jot Down. Y, para ello, la revista ha establecido dos conditio sine qua no: la conversación dura al menos una hora. Y nada de hablar con creadores que promocionan su último libro/disco/película/cualquier otra cosa que intenten vender.
De Álex de la Iglesia a Oscar Tusquets, de Vicente del Bosque a Angels Barceló, ya hay unos 150 que han aceptado jugar con las reglas de Jot Down.
 Y seguramente más seguirán, al ritmo de dos por semana.
 Siempre y cuando, eso sí, el texto cumpla con dos criterios básicos: que sea de calidad y que diste años luz de la prensa rosa.
 Pocas reglas pero imprescindibles para ser fieles al lema que la revista ha robado al Polonio del Hamlet de Shakespeare: “Hay método en nuestra locura”.
Lo hubo, al parecer, desde el big bang.
 Es decir, desde que en mayo de 2011 Jot Down pasó de ser el sueño de dos amigos a una página de carne, hueso y píxeles. Los dos fundadores (el informático Ángel Fernández y la directora) y otros cuatro miembros conformaron el equipo de dirección. Y, con un presupuesto de 45.000 euros, se lanzaron a la aventura del periodismo.
Aparte del entusiasmo, les unía la seguridad de que llegarían a algún lado: “Hacemos lo que creemos que se debe hacer. Si no conseguimos salir adelante será únicamente nuestra responsabilidad". Y también compartían una condición peculiar para dirigir una revista: ninguno de los seis es periodista.
En el fondo, lo que hacen tampoco tiene mucho que ver con lo que publican los diarios. “Hacemos periodismo, pero no reporterismo ni investigación. No damos noticias, ni nos interesa la actualidad”, relata Foguet.
 Más bien, se trata de reflexiones infinitas sobre un tema que puede ir de la carrera de Roger Federer al Padrino, al Ulises de Joyce, o de diálogos oceánicos con un entrevistado
. Aunque una de las críticas más frecuentes que recibe Jot Down habla precisamente de charlas muy blandas y poco cañeras. “No es nuestra intención poner a alguien en aprietos.
 Es un proyecto amable, buscamos una relación con el entrevistado. Me parecería fuera de lugar ir a por él”, aclara Foguet.
Una foto que acompaña un artículo de Ramón Besa en la edición impresa de 'Jot Down'. / GUADALUPE DE LA VALLINA
Una fórmula que convenció a Ferran Adrià, uno de los primeros entrevistados, pero no a Norman Foster, que rechazó hablar con Jot Down. Sea como fuere, los síes se han ido multiplicando, y con ellos los lectores, hasta los 800.000 al mes. También se fue ampliando la estructura de la revista, que hoy cuenta con 10 redactores en plantilla, más de 80 colaboradores (de los cuales, la mayoría cobra) y firmas como las de Félix de Azúa y Fernando Savater.
“Por un lado, rastreamos la Red en busca de talentos.
 Por otro, gente a la que entrevistamos se propuso para ayudar sugiriendo otras posibles charlas o llevándolas a cabo ellos mismos. Y nos escribe mucha gente a diario ofreciéndose para colaborar”, cuenta Foguet del crecimiento de Jot Down. Mercancía rara en un mundillo que tiembla por un doble terremoto: económico y del modelo de negocio. "Jot Down no pretende sentar cátedra, no nos presentamos como ejemplo a seguir para ayudar a salvar el sector (si es que eso es posible)”, matiza el director de comunicación.
De hecho, de momento la revista ni siquiera les da para comer.
 Todos sus miembros tienen otro, y principal trabajo. La poca publicidad por ahora no compensa los esfuerzos, menos aún ya que el número de papel les ha costado otra inversión de 26.000 euros. De ahí que estén “en el límite del capital inicial”.
Sin embargo, la escasez de recursos no parece ser un problema dramático, al menos a juzgar por sus ambiciones futuras: “Hemos puesto en marcha la editorial Jot Down books: publicaremos libros de material propio y de divulgación científica. Lanzaremos nuestro merchandising e intentaremos que la revista impresa sea trimestral”. Algo así como una vuelta al primer amor. Jot Down iba a nacer en papel, hasta que un “tipo de bigotes” les dijo que aquello sería un suicidio. Así que replegaron hacia Internet, pero no cambiaron la fórmula.
El sueño en el cajón también sigue siendo el mismo: “Aspiramos en el futuro a ser el New Yorker en castellano”. ¿Imposible? Desde luego complicado. Pero cuidado con las certezas apresuradas. Se corre el riesgo de quedar desmentidos. Como los gurús.

Papeles Perdidos

AVANCE LITERARIO

El misterioso baile de Murakami

Por: EL PAÍS30/08/2012
Murakami2
Por ROSA RIVAS
Una buena noticia para los adictos a la atmósfera Murakami: la próxima semana aparecerá en las librerías españolas una de sus primeras obras.
 Con el título de Baila, baila, baila, Tusquets edita Dansu, dansu, dansu.
 Y nosotros en EL PAÍS te avanzamos en exclusivo un capítulo de la novela. Pueder verlo aquí.
Esta obra fue publicada en Japón (por Kodansha) en 1988 y nombre, al igual que ocurrió con Norwegian Wood (inspirada en una canción de los Beatles), tiene una referencia musical, una canción de los Beach Boys, Dance, dance, dance. Haruki Murakami (Kioto, 1949), un apasionado de la música que llegó a regentar en Tokio un club de jazz, puebla las páginas de sus libros con referencias de canciones.
 De hecho en Baila, baila baila surgen de banda sonora a las andanzas de los protagonistas temas de grupos de los ochenta, como Human League. Pero esto no es lo (más) importante.
El hilo conductor de Baila, baila, baila es un amor imposible, encuentros tejidos con desencuentros…
El protagonista, llamado Hiraku Makimura (anagrama del escritor), es un redactor free lance todoterreno que, llevado por un impulso nostálgico, vuelve a un hotel donde pasó unos días con una amante.
 A partir de ahí  se despliega el universo del autor japonés.
Los murakamistas encontrarán Baila, baila baila apuntes de obsesiones (y líneas maestras) del autor.
 El sueño confundido con la realidad, el “otro lado” que impone su presencia, el espíritu de las cosas inmateriales, los mensajes de la naturaleza (esa lluvia o esa Luna que habla o avisa) los silencios, lo que se desea decir pero al final no se dice, la pérdida (la mujer, la amante, la madre…) el desasosiego, la locura que se impone como cordura, el destino inevitable…
Y, por supuesto, la habilidad de Murakami para atrapar con su narración, con divagaciones que nunca pierden ritmo y que sitúan un paisaje audiovisual en la mente de sus lectores.
 Lo cotidiano se vuelve extraordinario y lo sorprendente o absurdo se manifiesta posible.
No falta la ironía, el cinismo, en el dibujo de los personajes y de sus acciones y sus vidas adquieren a veces una dimensión de thriller, de unas aventuras cuyo desenlace sigue perpetuando el enigma.

cuando se congela el corazón.....siento miedo de esa gente.

La policía ha escrutado los pasos de José Bretón, el padre de los niños desaparecidos José y Ruth.
Sus idas y venidas entre el 7 y el 8 de octubre de 2011 han sido desmenuzadas por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV). Pero queda una incógnita, la clave de toda esta truculenta historia que ha dado un giro con la confirmación de que los huesos y dientes hallados entre las cenizas de una fogata que ardió durante horas en la finca familiar de Las Quemadillas (Córdoba) son de menores: qué pasó entre las 13.48 y la 18.30 del día 8, cuando se queda a solas con los niños.
 Esta es una reconstrucción de esas horas oscuras.
» 8 de octubre. Por la mañana. A las nueve, Bretón lleva a sus hijos a casa de su hermana Catalina. Quiere que jueguen con sus primos
. De alguna forma, consigue las llaves del Kia Picanto de su hermana y acude a Las Quemadillas
. El juez ha llegado a sospechar que lo hace en compañía de otra persona, aunque no se ha llegado a concretar quién. Bretón regresa a casa de Catalina a las 11.30.
 Ha intentado llamar varias veces a su mujer, sin éxito. Mientras, se queda en casa de su hermana cuidando de sus hijos y sobrinos, para que ella y su cuñado vayan de compras.
» 13.31 horas. La pareja se demora una hora y media en regresar, lo que enerva a Bretón, que estalla ante su hermana.
Viendo su reacción, su cuñado se ofrece a llevarle a casa de los abuelos en el Kia. Bretón y sus hijos pasarán allí solo cuatro minutos, lo justo para saludar, coger su Opel Zafira y salir.
» 13.48. José Bretón acaba de cerrar el portón metálico gris de la finca de seis hectáreas que sus padres poseen en Las Quemadillas.
Varias cámaras de seguridad han recogido la escena
. Por las imágenes, varios peritos han constatado que le acompañan sus hijos, de seis y dos años, Ruth y José. El padre realiza una última llamada a la madre de los pequeños, Ruth Ortiz, que vive en Huelva
. Es la última vez que Bretón llamará intentando conseguir la reconciliación. Ruth no contestó.
» De 15.00 a 17.00. Un vecino de la zona, según escribe la policía en sus informes, manifestó que entre esas horas percibió “un fuerte olor a humo, que no se correspondía con el olor normal de quema de broza ni barbacoa, sino más bien como si quemaran basura".
 La procedencia de aquel fuego era la parcela de los Bretón.
» 17.00. La densa columna de humo que sale de Las Quemadillas alcanza tal intensidad que alerta a los servicios antiincendios de la Junta de Andalucía.
Una torre de vigilancia la ha detectado.
» 17.30. La puerta metálica se abre de nuevo. Bretón, que ha mantenido todo este tiempo apagado su teléfono inteligente, capaz de situarle geográficamente, sale con dos bolsas llenas de basura que tira en sendos contenedores.
Nunca aclarará a la policía qué llevaba. Luego sale con su coche
. Los cinturones de seguridad traseros indican que los niños no van sentados en sus sillitas.
 La fogata sigue. Un vecino contará después a los investigadores que aquella tarde “percibió un olor a candela desconocido hasta ese momento, pensando que podía tratarse de goma o plástico, pero en cualquier caso diferente al olor a madera quemada”.
» 18.30. Desde la otra punta de Córdoba, Bretón enciende su iPhone.
 Avisa a su familia de que ha perdido a sus hijos en el parque Cruz Conde. Llama a la policía. Todos acuden allí. Ni rastro de los niños.
 Su aparente tranquilidad asombra a los agentes. Desde el primer momento, los investigadores sospechan que los niños nunca llegaron al parque.
» Día 8, por la noche. El padre deja caer a quienes le interrogan que ha pasado varias horas con sus hijos en Las Quemadillas. Acompañado por los agentes, Bretón vuelve a abrir el portón.
Los rescoldos aún vivos de la fogata llaman la atención de los policías. Se preguntan por qué Bretón no les había hablado de ello.
 Él se encoge de hombros.
Muy cerca se hallan dos cajas de tranquilizantes.
Vacías. Fuego y pastillas hacen temer lo peor. Una mesa forjada junto al fuego, es inspeccionada [Hoy se sospecha que pudo servir para facilitar un efecto horno]. Los huesos hallados entre las brasas llevan a plantear la peor de las ecuaciones. Bretón no claudica.
 Defiende que quemó efectos de su mujer, ropa y apuntes de cuando estudiaba Veterinaria.
 Aunque a los policías les sorprende que queden cuatro voluminosas cajas de apuntes y ropa de mujer. ¿Y sus hijos? “Dormían”, responde: “Durante horas”. ¿Y las pastillas? Su respuesta no fue clara.
El análisis policial de los huesos descarga de culpa al sospechoso.
 Los restos óseos, dicen, son de animales. Once meses después, dos antropólogos independientes determinarán que son de humanos y de edades coincidentes a las de Ruth y José.
 Pero en aquel momento no existen dichos informes y el resultado negativo de los estudios vuelve locos tanto a los investigadores de la UDEV como al juez de instrucción, José Luis Rodríguez Lainz. Lo que parecía una incógnita fácil de despejar se convierte en un rompecabezas sin solución.
La investigación se prolonga casi once meses más. Y todo sigue llevando a Las Quemadillas. Inspecciones de georradar, cámaras térmicas, prospecciones arqueológicas. Se hacen agujeros en la casa, se inspeccionan tabiques, altillos, suelos y tejados. Nada.
La confirmación de que los huesos son humanos ha vuelto a simplificar, como al principio, la posible escena del crimen.

29 ago. 2012

Connie Francis - Siboney

Delitos y Faldas

Campañas de otoño

Por: | 28 de agosto de 2012
 Lanvin 160241
De todos los rituales de otoño, ninguno como descubrir las campañas de publidad de moda en los números de septiembre.
 Como tantos otros, este es un ritual que ha perdido últimamente parte de su mística ya que las marcas de moda revelan numerosos detalles de sus publicidades antes de verano, las anticipan y utilizan nuestro apetito e impaciencia para estirar su impacto mediático.
En todo caso, con unos números de septiembre especialmente hinchados este año -al menos, en Estados Unidos- y una audiencia cada vez más global, las campañas están llamadas a mantener una mayor rivalidad por captar la atención y por transmitir su mensaje en una era saturada de imágenes.
A pesar de esa creciente competencia, la temporada resulta extrañamente poco ambiciosa. No abundan los fichajes de estrellas de otros ámbitos, ni las modelos escandalosamente famosas (a excepción de la incombustible Kate Moss, claro).
Son mujeres poco conocidas fuera de la industria -Aymeline Valade, Karlie Kloss, Karmen Pedaru... - quienes dominan las campañas.
 Pero, en realidad, son mucho más abundantes los grupos que las apuestas por una sola personalidad (¿miedo a jugárselo todo a una sola carta? ¿necesidad de atender a varios perfiles de cliente?).
 En este sentido, algunas marcas optan por el anonimato de bandas de chicas recién llegadas, como en el caso de Louis Vuitton, Marc Jacobs o Balenciaga. Lanvin se decide por un variopinto elenco de gente real (curiosa expresión con la que el sistema define a los modelos no profesionales; no está claro en qué lugar deja eso a los pobres modelos profesionales).
Giorgio armani-fall 2012
La modelo francesa Aymeline Valade, fotografiada por Mert Alas y Marcus Piggott, en la publicidad de Giorgio Armani.
Entre los que manejan la cámara, destaca el dominio de Mert Alas y Marcus Piggott. La pareja de fotógrafos firma a destajo y se lleva algunos de los platos más suculentos. No solo son suyas las codiciadas portadas de septiembre de la edición estadounidense (Lady Gaga) y francesa (Kate Moss, Lara Stone y Daria Werbowy) de Vogue. Ellos, además, se encargan de las publicidades de Calvin Klein, Loewe, Gucci, Versace, Givenchy, Stella McCartney, Miu Miu, DSQuared2, Emilio Pucci o Giorgio Armani.
Daria-Werbowy-Kate-Moss-Lara-Stone-Vogue-Paris-September-2012 Lady-gaga-vogue-sept-2012

Steven Meisel y Mario Testino, que no hace mucho eran los reyes del pastel publicitario, mantienen algunos de sus poderoso y fieles clientes. Por ejemplo, Louis Vuitton, Lanvin, Balenciaga o Prada en el caso del primero y Michael Kors o Burberry en el del segundo. Carine Roitfeld, libre de su puesto en Vogue París, se convierte en una de las más prolíficas estilistas, capaz de alternar Givenchy, Chanel y Dior.
A pesar de tanto jaleo, el resultado no es una temporada tan memorable como cabría esperar. Aun así, estas son algunas de las campañas por las que recordaremos este otoño/invierno 2012:
Louis-Vuitton-Fall-2012
Louis Vuitton: Había que amortizar el gasto de construir un vagón de tren de verdad, supongo.
 El protagonista del desfile ha hecho su particular gira. Además de la fiesta que se le dedicó en marzo en París, viajó a China para replicar la espectacular presentación y ha sido inmortalizado por Steven Meisel en la campaña publicitaria que se verá en todo el mundo.
Para que nadie compitiera con la estrella, se eligió a un grupo de jóvenes modelos (entre otras, Mackenzie Drazan, Marie Piovesan, Franzsika Müller o Julia Nobis). Aunque, en realidad, semejante puesta en escena está al servicio de algo todavía más importante para Louis Vuitton: los bolsos.
Piezas que exigen un ayudante para ser porteadas y que remiten a un estilo de vida que, desde luego, no viaja en low cost.
Dior-fall-2012
Dior: ¿Cómo publicitar una temporada de transición? Ese era el dilema al que se enfrentaba Dior con esta campaña.
 La casa estrenó su nuevo director creativo con una colección de alta costura en julio, pero Raf Simons no entregará su visión del prêt-à-porter hasta el próximo octubre. Este otoño, las tiendas se llenarán con la última colección firmada por el equipo del estudio, liderado por Bill Gaytten. ¿Qué sentido tiene llenar las calles con las imágenes de esa propuesta cuando las miras están ya puestas en otro lugar? Para paliar esta situación, Dior lanza una campaña centrada en su bolso Miss Dior y en la actriz Mila Kunis.
 Fotografiada por Mario Sorrenti y con estilismo de Carine Roitfeld, la publicidad en blanco y negro se apunta a la narrativa de la estrella perseguida por las cámaras. Sí, lo hemos visto antes.

Error de laboratorio

Un fallo de la Policía Científica empaña la investigación sobre los niños de Córdoba.

Un informe pericial encargado por la familia ha dado un vuelco al caso de los niños Ruth y José Bretón, de seis y dos años de edad, desaparecidos el pasado 8 de octubre en Córdoba cuando estaban con su padre, que se encuentra en prisión acusado de su desaparición.
 El informe, ratificado ahora por un segundo análisis encargado por la propia policía, concluye que entre los restos de una hoguera encontrada en la finca de los abuelos paternos hay huesos y dientes que corresponden a niños de esa edad.
Un primer informe de la Policía Científica había concluido que no eran humanos.
Este hallazgo demuestra que, al poco de iniciar la investigación, la policía tuvo ya en sus manos la clave que podría haber resuelto el caso
. De haber sido correcto el primer análisis, se hubieran ahorrado 11 meses de costosas pesquisas y un gran sufrimiento por parte de la madre y los familiares de los niños por la incertidumbre de su paradero.
 Lo que sorprende es que haya fallado precisamente la parte de la investigación que suele tener menor margen de error, pues depende sobre todo de que se apliquen correctamente unos métodos de análisis.
 También sorprende la contundencia con la que los informes equivocados sostuvieron en su momento que los restos de dientes y huesos no eran humanos, sino de pequeños roedores, cuando el forense contactado por la familia, un reconocido experto, afirma que una observación anatómica permite concluir lo contrario.
Es lamentable que un error de este calibre haya empañado una investigación policial que estuvo desde el primer momento bien orientada y que no escatimó esfuerzos para esclarecer el caso
. Desde el principio se trabajó acertadamente en la hipótesis de una venganza del padre de los niños contra su mujer, que había pedido el divorcio, y las pesquisas se centraron en la finca de los abuelos paternos, en la que los niños habían sido vistos por última vez.
Hay que celebrar que este triste episodio llegue a su desenlace, pues aunque la tragedia de los niños no puede ya evitarse, al menos sí las angustiosas incertidumbres de su familia y el esfuerzo inútil de una investigación que parecía condenada a seguir dando palos de ciego.
 Cabe ahora pedir una investigación interna para determinar dónde y por qué se produjo semejante error en el trabajo, casi siempre certero, de la Policía Científica.
 Y si se observara negligencia, exigir las responsabilidades que correspondan.

 

28 ago. 2012

Papeles Perdidos

LETRAS EN 360º

Todo por la (buena) crítica

Por: Virginia Collera28/08/2012
John Locke
El escritor de best-sellers John Locke.
Todo por un sueño, ergo por la crítica. 
Siempre que sea buena, claro. John Locke, el célebre autor del millón de e-books, presume en su web de que todos los libros que se ha autopublicado son best-sellers 
. En el último hasta da consejos sobre cómo repetir la hazaña.
 Se le olvida contar, apunta The New York Times, cómo en 2010 encargó 300 críticas para darle un empujón a las ventas de la saga del ex-agente de la CIA Donovan Creed.
 Y es que parece que es el precio que algunos escritores están dispuestos a pagar para que sus obras atraigan la atención que, consideran, merecen...
 Era otro mundo, futbolístico y editorial, en el que vivía Nick Hornby cuando escribió Fiebre en las gradas, que celebra su 20 aniversario, y otro libro, distinto al escrito por E.L. James, leerán los lectores de Corea del Sur en una versión más recatada de Cincuenta sombras de Grey obra de una veterana traductora. Empezamos:  
ESTADOS UNIDOS
Todd Rutherford, fundador de la ya difunta empresa de reseñas de libros Gettingbookreviews.com, se dio cuenta de que era casi imposible convencer a medios tradicionales y/o blogs especializados de que reseñasen a escritores autopublicados, así que se le ocurrió el siguiente servicio: por 499 dólares se encargaría de que les escribiesen 20 críticas de su libro, la tarifa subiría hasta 999 por 50.
 Por supuesto, explica, "eran reseñas de marketing, no editoriales" porque siempre destacaban lo positivo, nunca lo negativo. Rutherford pagaba a los críticos 15 dólares por reseña.
 Si éstos consideraban que el libro no merecía una crítica elogiosa, no pasaba nada, tan sólo tenían que comunicárselo y cobrarían la mitad de la tarifa (ni que decir que esto ocurrió en contadas ocasiones).
 La vida de Gettingbookreviews.com fue breve.
 Una cliente insatisfecha puso fin al negocio: Ashly Lorenzana difundió por varias webs su decepción con el servicio y, acto seguido, Google suspendió la cuenta publicitaria de la empresa alegando que no aprobaban los anuncios de "reseñas favorables" y Amazon retiró bastantes de ellas (no todas) de su web. Fin. Pero en menos de un año de vida, la empresa fabricó 4.531 reseñas. (vía The New York Times
P.D: En el New YorkerRichard Brody también se pronuncia sobre el debate en torno al buenrollismo de los críticos en la actualidad y está de acuerdo en que "es absurdo deplorar la crítica negativa", pero advierte de que tampoco es la panacea y el primero que debe someterse a la crítica es... el crítico: 
"La crítica negativa es tanto una obligación del sistema nervioso -del alma, en realidad- como parte del oficio del crítico, una responsabilidad que éste contrae con los lectores.
 Pero el hecho de que sea así -de que la negatividad se practique para preservar la cordura y ganarse el pan- es razón de más para que los críticos cuestionen sus propios juicios y consideren sus propias reacciones como una parte fundamental de lo que someten a consideración, reevaluación y escepticismo. 
Es fundamental que los críticos reconozcan su actividad como la empresa personal que es. Si la crítica consiste en transformar lo secundario (el juicio del crítico) en primario, entonces ese juicio debería, como contrapartida, ser juzgado. Si para algo sirve la crítica es para la auto-crítica". (vía The New Yorker)  
Every love story is a ghost story de D.T. Max es la biografía de David Foster Wallace y una de las novedades editoriales más esperadas en Estados Unidos. En este artículo de The Daily Beast adelantan algunos fragmentos sobre su amistad epistolar con Jonathan Franzen -"En estos momentos soy un joven patético y muy confuso, un escritor fracasado de 28 años, que siente tantos celos, tanta envidia enfermiza y aguda de ti [Franzen] y Vollman, y Mark Leyner e incluso de David F--kwad Leavitt y de cualquier hombre que en estos momentos esté produciendo páginas con las que pueda vivir... que considero el suicidio una opción razonable -aunque en este punto no deseable- con respecto a todo este horrible problema"- y su tumultuosa relación con la poeta Mary Karr, quien en el libro recuerda cómo un buen día apareció en una fiesta en la que estaba con su familia con el brazo izquierdo vendado.
 Acababa de tatuarse su nombre y un corazón. (vía The Daily Beast)
MÉXICO
 Al galardón podrán optar profesionales que traduzcan del español a otras lenguas y de otras lenguas al español. En esta primera edición sólo se aceptarán candidaturas de los segundos. 
El ganador se conocerá el próximo 5 de noviembre y la entrega se celebrará el 25 del mismo mes en la Feria Internacional de Libro de Guadalajara. (vía El Informador)
COLOMBIA
"A menudo la crítica literaria consiste en establecer misteriosas genealogías", dicen en El Malpensante
Y en su número 131, el escritor y columnista Julio César Londoño propone la suya, que hilvana obras y personajes de Nathaniel HawthorneHerman MelvillePatrick Süskind Franz Kafka. (vía El Malpensante)
CHILE
Acaba de publicarse en Chile la novela Insaciables, escrita a cuatro manos por Mónica Echeverría y Patricia Lutz, que "reconstruye la historia privada de la familia Pinochet". 
Aunque, en realidad, los protagonistas absolutos son Augusto Pinochet y Lucía Hiriart porque el objetivo del libro no es otro que derribar mitos en torno al matrimonio. “Ellos están mitificados, tanto por sus adeptos como por sus detractores. 
A Pinochet lo tienen en una dimensión de estadista o en la del dictador que cometió grandes crímenes, pero no como este personaje simplón con ambiciones mezquinas que retratamos en esta novela”, explica Lutz. (vía La Tercera)
REINO UNIDO
Por no saber, en la Academia sueca aún no saben ni siquiera la fecha de anuncio del galardonado con el Premio Nobel de Literatura.
 Pero en internet ya hay quien hace sus apuestas en webs como Unibet y Ladbrokes. Ésta última es la buena, según el blog The Literary Saloon, y en ella el favorito es el japonés Haruki Murakami -la editorial Tusquets publicará en septiembre su novela Baila, baila, baila y aquí pueden leerse las primeras páginas-.
 Le sigue el chino Mo Yan, el holandés Cees Nooteboom, el albanés Ismail Kadaré y el sirio Adonis. ¿Sirven de algo estas especulaciones? 
Quién sabe.
 El ganador del año pasado, el poeta sueco Tomas Tranströmer era el segundo de la lista, por detrás de Adonis. (vía The GuardianJacket Copy)
Ya saben que Fiebre en las gradas de Nick Hornby está de aniversario y el escritor ha aprovechado la efeméride para defenderse de quienes sostienen que su libro es, en parte, responsable de algunos de los cambios que ha experimentado el fútbol británico. 
"Nuestros estadios son, en su mayor parte, seguros, pero las entradas son carísimas y más difíciles de conseguir y, consecuentemente, el público es más mayor y tranquilo. Prácticamente todo aquel que ha jugado en la Premier League en la última década es multimillonario...", enumera. Según esta teoría, dice Hornby, "mi libro vendió el fútbol a las clases medias, que posteriormente se convirtieron en las únicas que pudieron permitirse verlo". 
Su respuesta: "Me encantaría reclamar parte del mérito de un cambio social y cultural de importancia, aunque sea lamentable, pero no puedo. 
No estoy siendo modesto cuando sugiero que el dueño de un imperio mediático internacional [Rupert Murdoch] ha ejercido un efecto más profundo en el deporte británico que mi primer libro.
 Y, de todas formas, aquí hay algo sospechoso: una suposición de que, como Fiebre en las gradas es un libro, su éxito se debe únicamente a los lectores de clase media. ¿Cómo podría ser de otra forma, cuando la clase trabajadora no lee?". (vía The Telegraph)
FRANCIA
En Le Nouvel Observateur los libreros seleccionan sus seis libros predilectos de la rentrée otoñal.
 Los elegidos: Viviane Elisabeth Fauville de la debutante Julia DeckSermon sur la chute de Rome de Jérôme FerrariAutobiographie des objets de François Bon Rue des voleurs de Mathias Enard. Todos ellos franceses. Pero también se clasifican dos autores estadounidenses: Le Monde à l'endroit de Ron Rash y Home de Toni Morrison. (vía Le Nouvel Observateur)
Su novela no está entre las preferidas de los libreros franceses, pero la belga Amélie Nothomb no se ha perdido ni una sola rentrée otoñal desde 1992 cuando publicó Higiene del asesino. ¿La clave? "Soy de una regularidad desesperante.
 Nunca dejo de escribir y me impongo una disciplina tremenda: me levanto todos los días a las cuatro. Muchos escritores dicen que lo más duro es retomar la escritura tras haber terminado un libro.
 Bueno, yo he resuelto el problema: ¡no paro nunca!", cuenta le escritora en esta entrevista. (vía Le Figaro)
COREA DEL SUR
La historia se repite: Cincuenta sombras de Grey también es un éxito en Corea del Sur. 
Aunque la versión que los coreanos leen y leerán es ligeramente distinta a la original: una veterana traductora, que para la ocasión ha utilizado un pseudónimo, ha sustituido "las palabras explícitas" con metáforas y ha "recatado" los rituales sadomasoquistas descritos por E.L. James. Por indicación de la editorial, claro. Ya lo avisa el título de la reseña: "El porno para mamás, mejor en traducción". (vía The Korea Times)

Mujeres Invisibles - Poder económico

Por: | 28 de agosto de 2012
La participación de las mujeres en el mercado de trabajo no ha parado de crecer durante las últimas décadas. El acceso a puestos cada vez más cualificados y el progresivo aumento en las oportunidades educativas de las mujeres, han permitido que el sistema de relaciones laborales se haya vuelto más diversificado y hoy dependa del trabajo femenino para su propia reproducción.
La creciente expansión del mercado laboral estuvo vinculada a que las mujeres se volcaran del hogar o de la producción rural familiar a las fábricas y a las más diversas actividades del comercio y los servicios
. Inclusive en países donde la discriminación femenina siempre ha sido una marca de integridad religiosa y de pureza moral, las cosas parecen estar cambiando paulatinamente.
 Arabia Saudí, por ejemplo, está construyendo una ciudad industrial exclusivamente para mujeres y planea construir cuatro más
. La noticia, aunque quizás no constituya un modelo recomendable para la promoción de la equidad de género en el mercado de trabajo, revela cómo, un reino petrolero apegado a creencias ultra-conservadoras, homofóbicas y misóginas ha debido rendirse a la evidencia de que las mujeres son necesarias para el aumento de la producción y del progreso económico.
 El Banco Mundial, una de las agencias que más ha contribuido con sus recomendaciones a multiplicar las desigualdades sociales en todos los países del mundo, no ha dejado tampoco de reconocer que la igualdad de género es un objetivo loable y necesario para el progreso humano.
 En su último Informe sobre el Desarrollo Mundial (2012) expone las razones que explican las ventajes de promover la igualdad entre hombres y mujeres: el aumento de la productividad económica y el perfeccionamiento de la especie humana, derivado de reducir la tasa de natalidad y propiciar los valores de la competitividad, el esfuerzo educativo y el cuidado de la salud.
 El Banco Mundial, no se ha dado por enterado de la existencia de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789, menos aún de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948.
Sea como fuera, por conveniencia o no, parece ser evidente que a las mujeres, del mercado de trabajo, no hay quién se anime a sacarlas.
Largada - competencia laboral entre géneros

La cuestión reside en saber si la multiplicación de puestos de trabajo ocupados por seres humanos del sexo femenino ha permitido reducir el carácter segmentado, desigual y poco democrático de los mercados laborales.
 La respuesta es y no. , porque el acceso de las mujeres al trabajo remunerado ha sido un enorme avance en la democratización de las relaciones sociales sexistas y discriminatorias sobre las que se ha edificado un mercado estructurado por el machismo, el racismo y otras formas de segregación. No, porque al mismo tiempo en que las mujeres ingresaron al mercado laboral, éstos se fueron tornando aún más inequitativos y discriminatorios, haciendo de la desigualdad en el tratamiento de hombres y mujeres una de sus especificidades más destacadas.
La discriminación de género en el mercado de trabajo puede observarse por dos tipos de indicadores. Por un lado, los que permiten advertir la desigual remuneración que reciben hombres y mujeres en el ejercicio de empleos identicos o equivalentes.
Una situación que, con diverso grado de magnitud, se presenta en todo el planeta, echando por tierra el principio jurídico que establecen las cartas constitucionales de todas las sociedades democráticas: “a igual trabajo, igual salario”. Por otro, analizando cómo las mujeres no llegan a los principales puestos de comando en el mercado laboral y, cuando lo hacen, son invisibilizadas, despreciadas, relegadas o, simplemente, ignoradas.
Presentaré aquí algunos datos que confirman esta última afirmación.
Hace pocas semanas, la prestigiosa revista Global Finance publicó el ranking de los mejores directores de bancos centrales en una muestra de algunos de los 50 países más importantes del mundo
. Los criterios de organización de la lista poco importan aquí, aunque, como podrá imaginarse, cuanto más neoliberal la política económica del país, mucho mejor evaluado sería el banquero en cuestión. Lo que interesa observar es que, entre los 50 directores de los principales bancos nacionales del mundo, sólo 3 eran mujeres, ninguna de ellas perteneciente a cualquiera de las economías más desarrolladas: Zeti Akntar Aziz, de Malasia, Nadezhda A. Ermakova, de Bielorusia, y Mercedes Marcó del Pont, de Argentina.
 La clasificación obtenida por las mujeres se distribuye de manera equilibrada en el universo masculino de funcionarios banqueros: una obtiene la categoría excelente (Aziz), otra intermedia (Ermakova) y la otra, pésima (Marcó del Pont).
Naturalmente, sectores de oposición al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner divulgaron ampliamente la noticia para destacar la incapacidad técnica de Marcó del Pont, una reconocida economista y la primera en asumir la conducción del Banco Central argentino.
 Más allá de esto, lo interesante es que, además de pocas, fue a una mujer a la que le tocó ocupar el último lugar y, aunque también el director del Banco Central de Ecuador obtuvo la misma clasificación, la última posición fue, como no podría ser de otra manera, femenina.
 Pocas mujeres en los puestos claves y, cuando acceden a los mismos, desempeño mediocre y evaluaciones humillantes. En efecto, la distribución equilibrada de la participación femenina en la lista no puede ser confundida con cualquier tipo de justicia de genero en la evaluación de desempeño de los funcionarios banqueros. Mientras que sólo el 2% de los hombres evaluados obtuvo la peor clasificación del ranking, un tercio de las mujeres se encontraba en esta posición.
Zeti-Akhtar-Aziz
Ermakova 2
Delpont
Las tres únicas mujeres que ocupan la presidencia de alguno de los 50 Bancos Centrales más importantes del mundo. Por orden: Zeti Akntar Aziz (Malasia), Nadezhda A. Ermakova (Bielorusia) y Mercedes Marcó del Pont (Argentina). 

Desconforme con el resultado, decidí ampliar la lista y busqué quiénes dirigían, en otros 50 países, sus bancos centrales
. Ninguna nueva mujer apareció en un sombrío escenario de instituciones económicas tan poco adeptas a la igualdad de género como al aumento del gasto público social.
Las principales autoridades monetarias del mundo son hombres: de 100 instituciones bancarias nacionales, sólo el 3% están al mando de mujeres.
Quizás ésta pueda ser la razón que explica por qué andan como andan nuestras economías.
Entusiasmado, seguí leyendo Global Finance y observé que los 50 bancos más seguros del mundo también estaban gobernados por hombres, según parece, inteligentes y de buen apetito, constituyendo las mujeres menos del 5% de sus directorios.
 Llegué a pensar que misoginia y habilidad financiera debían ser capacidades aliadas, ya que el país que tiene los tres mejores y más seguros bancos de América Latina es Chile: la última nación de las Américas en reconocer el divorcio y cuya Ley de Matrimonio Civil fue promulgada recién a fines del año 2004. (Dos años más tarde, en Chile se habían oficializado miles de divorcios y una mujer asumía la presidencia de la república).
Pensando que podía tratarse de un hecho orgánico, biológico o, probablemente, de una sabia decisión de la naturaleza, decidí analizar la correlación entre excelencia bancaria y tamaño del pene de la población masculina adulta en diversas sociedades
. La observación estadística y el valioso The Penis Size Worlwide Atlas me tranquilizaron ya que, aunque hay mitos populares que pueden justificar que el éxito en los negocios es una buena forma de compensar la frustración de un pene pequeño, también los hay que atribuyen al tamaño del órgano sexual masculino el coraje necesario para el riesgo y el afán por competir en situaciones adversas.
 Griegos y troyanos en el universo del imaginario machista disputan las razones que explican por qué unos la tienen más larga que otros. Ganar dinero o saber multiplicarlo son excusas que sirven a los dos bandos para poner en evidencia sus razones.
 Sin embargo, los estudios existentes muestran que, más allá del sentido común, hay países con excelentes bancos y con poblaciones masculinas adultas con el pene bastante por debajo del promedio mundial; también, países con bancos seguros y lucrativos, cuya población adulta posee penes considerables en términos de su longitud.
Hay, de la misma forma, naciones con bancos inseguros y penes descomunales. Así como bancos inseguros en sociedades donde los hombres poseen penes pequeños. Estos últimos, claro, son los países menos agraciados por la naturaleza y por la inteligencia para el mundo de los negocios.
No se trata por lo tanto de ninguna causa natural la que explica por qué los bancos están gobernados por los hombres, sino más bien de una decisión política, de una opción que ha beneficiado a algunos y despreciado a casi todo el resto.
En una entrada ya publicada en Contrapuntos, Desigualdades de género, hipocresías de género, señalaba que de los 187 ministros de economía que participan de la Junta de Gobernadores del Banco Mundial,menos del 9% eran mujeres.
Realicé una revisión en diversas revistas donde se organizan rankings sobre las empresas más poderosas del mundo, sobre las mejores empresas para trabajar, las más competitivas y lucrativas
. Estas revistas, publicadas en casi todos los países, suelen traer entrevistas a los principales ejecutivos de las firmas mejor posicionadas. No hace falta haber estudiado sociología para reconocer la excepcionalmente pobre presencia de las mujeres en estas publicaciones.
La baja participación relativa de las mujeres en las más altas posiciones del poder económico mundial se pone también en evidencia en los rankings de las mujeres más poderosas del mundo, siendo el más destacado el que publica la revista Forbes. La última edición del ranking muestra cómo, de las 100 mujeres más poderosas, 36 actúan de forma directa en el mundo de los negocios.
 Claro que está que casi todas las mencionadas lo hacen, desde la abanderada de la lista, Angela Merkel a la propia Shakira. Sin embargo, un poco más de un tercio actúan ejerciendo algún cargo de gestión o comando al frente de empresas, bancos o diversos tipos de firmas
. De éstas, 21 son directoras, presidentes o CEOs (Chief Executive Officer), las otras pertenecen a empresas de gran importancia, pero no ocupan el máximo cargo ejecutivo en sus organizaciones
. Es el caso de Sheryl Sandberg, décima colocada en el ranking, COO (Chief Operating Officer) directora de operaciones de Facebook y subordinada a Mark Zuckerberg, creador de la compañía y, también según Forbes, el noveno hombre más poderoso del planeta
. Entre las 10 mujeres más destacadas, según la mencionada revista, sólo dos se dedican exclusivamente al mundo de los negocios: la octava, Christine Lagarde, Directora del Fondo Monetario Internacional, y la mencionada Sheryl Sandberg.
La IAE Business School de Argentina publicó recientemente la lista de los 50 mejores CEOs de América Latina: ninguna es mujer
. El asunto no parece haberles llamado la atención ni merecerles el menor comentario.
En rigor, parece que las mujeres están más preparadas para la diversión y el ejercicio de exponer su belleza en público que para dirigir la economía mundial. De las 10 celebridades que lideran el ranking de las 100 personalidades más destacadas del mundo, 7 de ellas son mujeres, según la misma revista Forbes. Las celebridades, naturalmente, también saben hacer negocios.
 De hecho, las 7 personalidades femeninas más destacadas del mundo del espectáculo acumulan una fortuna que sumada llega a los 443 millones de dólares. Es curioso que, de las 10 primeras celebridades, sólo 3 son hombres. Ellos amasan una fortuna de 260 millones de dólares, o sea, siendo menos de la mitad, poseen un valor equivalente al 60% de la fortuna que las 7 mujeres más exitosas del mundo del espectáculo han conseguido acumular juntas.
 Si retiramos de la lista a la comediante Oprah Winfrey, dueña de una riqueza estimada en 165 millones de dólares, podemos observar que las 6 mujeres más célebres del planeta poseen una fortuna equivalente a los 3 hombres más famosos (Justin Bieber, Tom Cruise y Steven Spielberg)
. Dicho en un sentido más simple, en el mundo del espectáculo, dos celebridades de sexo femenino suelen acumular sumadas, la misma riqueza que una celebridad del sexo masculino.
 Y eso que el mundo del espectáculo es donde las mujeres, según parece indicar Forbes, mejor se desempeñan.
Ganan en popularidad, pierden en la gestión de sus cuentas bancarias, aunque mal no les vaya.
Tampoco les va mal a las mujeres más ricas del mundo, aunque su principal ocupación sea la de ejercer el papel de herederas
. El ranking de los 100 principales billonarios del mundo posee sólo 12 mujeres y, casi todas ellas, lo son por haber heredado la fortuna de sus maridos o abuelos.
Finalmente, es importante destacar que la invisibilidad de las mujeres no es sólo una empresa ejercida por hombres sin corazón.
 Hay mujeres a las que, en general, parece seducirlas la idea de que las enormes desigualdades de género son justas e inevitables.
Mientras preparaba esta nota, me deparé con un video producido por el holding CNN Expansión. Su tema eran “Las mujeres más poderosas de México”. La grabación reúne testimonios de algunas de las empresarias más exitosas de ese país y las organiza alrededor de tres preguntas básicas. Seleccioné tres respuestas, una en cada una de ellas, ya que creo que sintetizan buena parte de los prejuicios que existen al respecto, lo que no es poca cosa cuando son enunciados por mujeres que han triunfado en el mundo de los negocios.
“¿Cómo busca la igualdad salarial entre hombres y mujeres en su empresa?”
Mayela Rincón, Directora de Finanzas de Bio Rapel, responde que la equidad depende de una mayor capacitación,la cual puede contribuir a que académicamente las mujeres tengan las mismas habilidades que los hombres
. Prejuicio: pensar que las diferentes oportunidades que hombres y mujeres enfrentan en el mercado de trabajo, salariales o no, se deben a la falta de formación de estas últimas, lo que ocasiona su baja productividad o su escasa competitividad.
 Dato que lo refuta: mujeres con mejor formación y experiencia laboral que otros hombres, suelen ganar salarios menores en las empresas donde trabajan. En suma: en el caso de las mujeres, la diferencia salarial no es una variable dependiente de la formación.
“¿Cómo se debe afrontar la doble jornada que viven las mujeres?”
Maite de Alba, Directora de Asuntos Jurídicos de Microsoft, aventurándose a cuantificar la injusticia, considera que la doble jornada es “ligeramente injusta”, aunque ayuda a desarrollar la multifuncionalidad. Prejuicio: justificar que el espíritu de sacrificio de las mujeres siempre tiene como contrapartida un aprendizaje o una ventaja; de cierta forma, se sufre, pero se aprende, por lo que el sufrimiento vale la pena. Dato que lo refuta: existe una enorme disparidad en la legislación que protege a hombres y mujeres en los empleos, especialmente, en el ejercicio de la maternidad.
 No pocas veces, la maternidad es una opción que frustra la carrera laboral femenina o, viceversa, la carrera laboral frustra los deseos de maternidad y reproducción familiar de las mujeres.  
En suma: licencias, permisos y beneficios deben ser cuidadosamente pensados en la legislación social y deben estar fundados en una amplia consulta pública a las principales involucradas, las mujeres. De la misma forma, las carreras laborales deben incluir el reconocimiento de la maternidad como un valor ético y profesional, no como un desperdicio de tiempo o un castigo a las oportunidades de promoción de las mujeres en sus puestos de trabajo.
“¿Cómo puede una mujer romper el “techo de cristal” y pasar de la gerencia a la dirección?”
Nicole Reich, Presidente de Scotiabank México y una de las mujeres más poderosas del país, responde: “hay que tener confianza en tí misma y aventarte (lanzarte) a la piscina, que lo peor que puede pasar no es tan grave. Es una cuestión de echarle ganas”.  
Prejuicio: las mujeres no progresan por falta de ganas y de confianza en sí mismas. Dato que lo refuta: la Sra. Nicole debería frecuentar más las filas en los cajeros de su banco y, cada tanto, salir a la calle y conversar con cualquiera de las mujeres que se crucen en su camino, contrastando la experiencia de vida de cada una de ellas con su particular opinión acerca de las piscinas y el éxito en el mundo de los negocios.
Que se eche pues "un aventón” la Sra Nicole en las delicias de la economía informal, en las peripecias del trabajo doméstico o en el frenesí de una maquila trituradora de sueños y esperanzas... que lo peor que puede pasar no es tan grave.
 En suma: una ideología de la privatización del fracaso femenino en el mercado de trabajo sirve para culpabilizar a las mujeres de sus propias dificultades para romper ese techo que no es de “cristal”, sino de acero.
Sin embargo, el acero no es indestructible. Se funde. Y lo hace cuando hombres y mujeres luchan juntos por aquello que les pertenece: el derecho a vivir en una sociedad de iguales.