Un Blues

Un Blues
Del material conque están hechos los sueños

30 may. 2012

Non Plus Ultra

NON PLUS ULTRA
Un poquito de Gibraltar, que Alfonso Merlos, en La Razón, dice que por fin se ha mostrado una diplomacia “rocosa” – ¿captan el chiste de Merlos?- con la visita del ministro de Exteriores español a Londres, del bracete del brillante embajador Federico Trillo. Dejemos que le conteste El Mundo: "Margallo reconoció tras el encuentro que solo consensuaron una resolución por la que ‘los gobiernos de Reino Unido y España animan a las partes -Ejecutivo gibraltareño y pescadores de La Línea y Algeciras- a encontrar un acuerdo satisfactorio que permita a nuestros barcos faenar donde lo han hecho toda la vida’. 
Para este viaje no hacían falta estas alforjas, o lo que es lo mismo, no tiene sentido que nuestro ministro se desplazara a Londres si William Hague no tenía voluntad de hablar en serio del conflicto”.  Ellos mismos.
¿Y ya nos hemos cansado del IBI y la Iglesia? Pues no. (Bueno. Más exactamente, yo sí. Pero ellos, no) Algunas muestras. Pablo Molina, Libertad Digital:
 “A los socialistas no les basta con haber arruinado a varias generaciones de españoles, condenando al hambre a muchos de miles de ellos. No es suficiente. 
Quieren también machacar a los que les dan de comer, en un gesto de crueldad excesivo incluso para el partido socialista, que no se ha caracterizado precisamente en ningún momento de su historia por la compasión hacia los más pobres.
 Su exigencia de que la Iglesia pague los impuestos que se perdonan a las organizaciones ‘de mucho progreso’ es puro ensañamiento, un agravante tipificado como tal en cualquier legislación”.
 Y luego dice eso de que “las sedes de los partidos políticos no pagan el IBI”. Da igual los recibos que se les muestren. Con no mirarlos…
Y en La Gaceta algo escribe el inefable Josep Maria Francàs: “A estas alturas del debate miserable, en el profundo sentido de mezquino, propuesto por algunos miembros -destacados, sin duda-, del PSOE acerca del pago del IBI por parte de la Iglesia Católica (esa entidad que mantiene Cáritas, Manos Unidas, Hospitales, Ambulatorios, Centros de reeducación y orfanatos, ahorrando al Estado unos 30.000 millones de euros anualmente), no hace falta abundar en muchos datos para entender lo demagógico y ruin de la propuesta”. Pues eso. En Abc Antonio Burgos nos deja el chascarrillo: “Mucho meterse con la Iglesia, pero no hay co… ranes para cobrar el IBI a las mezquitas”.
Y solo por animar nuestra galería de frikis, repetimos con Javier Montilla, de La Gaceta, que nos informa de la falta de libertad en la prensa catalana, tal que si allí estuvieran prohibidos Abc, La Razón, El Mundo o, mismamente, La Gaceta. En fin…  
“La función del periodismo en Cataluña no se limita a controlar al poder, sino todo lo contrario. Se somete a él y se convierte en un juguete roto del nacionalismo.
 Eso sí, un juguete costosísimo para el bolsillo de los contribuyentes.
 Porque la Generalitat de Cataluña subvenciona con cuantiosos millones de euros a nuestros medios para que editorialice, satirice, desautorice y ponga en la picota a todo aquel que sea molesto para la oligarquía nacionalista. 
Es el silencio infecto de unos medios que respaldan por acción u omisión a una casta política que se vanagloria de ser insumisa con las leyes y trazar líneas rojas, comprando el silencio chequera en mano (…) En definitiva, es la penosa realidad de una Cataluña en la que el clientelismo ha enterrado a la libertad y al sentido común para beneficiar a las oligarquías mientras se pisotean los derechos individuales de los ciudadanos”.

No hay comentarios: